viernes, 13 de febrero de 2015

La Alianza Biodiversidad junto al pueblo hondureño y la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH)

Por Alianza Biodiversidad

En los primeros días del mes de setiembre del año 2014 varios integrantes de la Alianza Biodiversidad tuvieron la oportunidad de compartir en La Ceiba, Honduras un encuentro de resistencias a la plantaciones que coorganizamos junto a Amigos de la Tierra América Latina y el Movimiento Mundial por los Bosques.

Allí pudimos recibir la hospitalidad de las mujeres y hombres de la OFRANEH que defienden sus territorios a pesar de las duras condiciones que enfrentan al mismo tiempo que constatamos la violencia que cada día amenaza sus vidas.

Fruto de esta visita se editó el número 82 de la Revista Biodiversidad (http://www.grain.org/es/article/categories/521-biodiversidad-82-2014-4) dedicado en gran parte a reflejar estas luchas y resistencias. Y gracias al hermoso trabajo de Giorgio Trucchi (Rel-UITA) que nos acompañó en este encuentro pudimos incluir fotos de la comunidad y elegimos una de ellas para la portada que acompañamos aquí.

Lamentablemente el pasado 26 de enero, miembros de la comunidad garífuna recuperada de Nueva Armenia, a pocos kilómetros de la ciudad de La Ceiba, fueron atacados a balazos por desconocidos. Un día antes, la sede de la Vía Campesina en Tegucigalpa fue alcanzada por más de 15 disparos. El ataque contra un grupo de 40 miembros de Nueva Armenia, miembros de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH), dejó un saldo de una persona herida, Jesús Flores Satuye que sufrió una herida en la cabeza y una en el brazo.

En estos días a través de los compañeros y compañeras de OFRANEH supimos que fue justamente Jesús Flores Satuye el pescador retratado en esa tapa de nuestra Biodiversidad.

Sirva este coincidencia para homenajear a Jesús por su compromiso y resistencia, y para expresar nuestra indeclinable solidaridad con OFRANEH y todo el pueblo hondureño que resiste en sus territorios la violencia del agronegocio, las secuelas de un golpe de Estado y las amenazas permanentes de sicarios y mafiosos. Al mismo tiempo exigimos de esclarezcan estos hechos y se encuentren a los actores materiales e intelectuales de estas agresiones.

"Crece la zozobra continental por el creciente acaparamiento de tierras y la invasión territorial encendida por el extractivismo y la expansión agroindustrial e inmobiliaria. En este número Biodiversidad revisa el exilio garífuna y sus causas profundas, pero también revisamos los censos mundiales para indagar cuánta tierra tiene el campesinado y qué produce con ella. Insistimos en hablar del ataque a las semillas y también damos espacio para que los movimientos como YASunidos, hablen de si mismos. Pero pese a la zozobra, algo está cambiando. Una nueva ola de manifestaciones estudiantiles crece a nivel planetario. Es hora de hacerle justicia a nuestra juventud, el futuro que tenemos en las manos, el corazón y la garganta."