viernes, 27 de febrero de 2015

El Salvador: Gobierno inicia diálogo con sindicatos

Foto Gilberto García
Pese a las protestas empresariales

Por Gilberto García | Rel-UITA


“Le guste o no le guste a la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) me voy a seguir reuniendo con los trabajadores”, dijo el presidente Salvador Sánchez Cerén en un encuentro con delegados sindicales en el que anunció la formación de una Comisión de Asuntos Laborales. La empresa privada, vinculada al principal partido de oposición derechista, respondió con amenazas.

El viernes 20 de febrero cerca de un centenar de representantes de organizaciones sindicales de todas las corrientes existentes acudieron al llamado del presidente.

La ocasión fue aprovechada por Sánchez Cerén para lanzar la Comisión de Asuntos Laborales, creada por decreto en diciembre pasado.

El organismo -integrado por los ministros de Trabajo y Hacienda y los secretarios Técnica y de Planificación, de Asuntos Legislativos y Jurídicos, de Gobernabilidad y Comunicaciones y de Participación Ciudadana, Transparencia y Anticorrupción- tiene por objeto “proponer una política de acercamiento y relaciones con la clase trabajadora y sus organizaciones, coadyuvando a su fortalecimiento y a canalizar los aportes del sector laboral para la formulación de políticas públicas”.

También dará seguimiento a las reivindicaciones de la clase trabajadora e informará periódicamente al presidente de los procesos de dialogo que se desarrollen con las organizaciones sindicales. En la reunión estuvo presente, entre otros, el representante de la OIT en El Salvador, Jesús de la Peña.

A quien no parece haber caído en gracia el anuncio fue a la ANEP, gremial empresarial vinculada al principal partido de oposición, la derechista Arena. En un comunicado del 20 de febrero, la asociación acusó al gobierno de querer excluir a los empleadores del diálogo social y amenazó con acudir a la OIT para presentar una demanda.

“El diálogo no puede ser solamente con los empresarios, debe ser también con el pueblo, con el pueblo trabajador, porque la riqueza la produce el empresario, pero también la produce el trabajador”, respondió Sánchez Cerén.

La Coordinadora de Unidad Social y Sindical (CUSS) respaldó, en cambio, la decisión del Ejecutivo.

Fuente: Rel-UITA