miércoles, 11 de febrero de 2015

Miles de cooperativas agrícolas y productivas están cambiando Nicaragua

Por Informe Pastrán

Miles de cooperativas agrícolas y productivas en el país están haciendo un trabajo de hormigas, cambiando la economía de Nicaragua y estableciendo un nuevo modelo económico de largo plazo - la "economía social" -, compuesta por el movimiento asociativo de los pequeños y medianos productores, de los cuales las cooperativas y las asociaciones por rubro son el sector más avanzado y más numeroso, y que se encuentra en un proceso de asociatividad en diferentes modalidades.

Orlando Núñez Soto, director del CIPRES, recordó a Informe Pastrán que en 2015 el Consejo Nacional de Cooperativas ha estado muy dinámico, representando al cooperativismo en todas las mesas de producción organizadas por el Banco Central, junto al COSEP. "Las asociaciones de pequeños productores y las cooperativas producen, comercializan y consumen la gran parte de la producción alimentaria nacional (maíz, frijol, sorgo, arroz de secano, frutas, verduras).

En Nicaragua existen registradas 5,000 cooperativas que agrupan a 389,000 socios y socias en todas las ramas de la economía, como leche, carne, granos, hortaliza, transporte, vivienda, turismo, ahorro-crédito, entre otros.

Muchas cooperativas están agrupadas en Centrales o Uniones de cooperativas (más de cinco cooperativas), las que a su vez están integradas en Federaciones (más de tres uniones y centrales forma la federación cooperativas).

Las cooperativas de café exportan el 25% del café de Nicaragua (alrededor de 500,000 quintales), son el quinto exportador del país y exportan el 90% del café orgánico para el comercio justo", señaló Núñez. 

Ahondó que las cooperativas de ajonjolí producen, procesan y exportan el 80% del ajonjolí que se produce en Nicaragua, y que las cooperativas de transporte controlan el 95% del transporte público (buses, taxis, mototaxis y caponeras).

"Las cooperativas agropecuarias acopian un millón de litros diario de leche mientras los pequeños productores, en gran parte organizados en asociaciones (UNAG y cooperativas), abastecen del 60% de la crianza de animales bovinos. Las cooperativas de ahorro y crédito, junto con las asociaciones de microcrédito, ofrecen el 60% del crédito nacional para pequeños productores y consumidores (aquí incluimos los llamados "fondos revolventes" que manejan las 200,000 mujeres de los programas del Bono Productivo Alimentario y Usura Cero)", destacó.

Moviendo el PIB

Núñez Soto subrayó que, en general, la economía social (popular y asociativa) genera el 53% del ingreso nacional bruto disponible del país, el 60% de las divisas netas en concepto de remesas familiares y el 70% de la población ocupada (2.5 millones de personas).

Recordó también que solo las cooperativas generan 450,000 ocupados (18% de la PEA nacional), incluyendo la ocupación que generan las familias del campo y la ciudad organizadas en los programas sociales del gobierno (Hambre Cero, Usura Cero, otros).

"Tomando en cuenta que el empleo generado por el sector empresarial está llegando a sus límites de crecimiento y que el sector de la economía popular, organizado y no organizado (campesinos, artesanos, pescadores, comerciantes, trabajadores por cuenta propia en general, migrantes), es un sector precario y empobrecido por estar en el sector más primario de la cadena de valor - y esto a pesar de generar la mayor parte del empleo, las divisas y la alimentación -, necesitamos mejorar sus niveles de ingreso, llevándolos a escalar los eslabones superiores de la cadena de valor y seguir priorizando las políticas públicas en su provecho", dijo Núñez Soto.

Mayor incidencia

De acuerdo con el director del CIPRES, estos sectores están incidiendo más en el  Consejo Asesor de los Acuerdos de Asociación Europa-Centroamérica (AdA) y en la Asamblea Nacional, aportando a la consulta sobre la ley tributaria y su reglamentación respecto a lo que concierne a la tributación cooperativa.

Asimismo inciden en la Asamblea Nacional para la reforma a la ley general de cooperativas, en diferentes ministerios para dirimir gestiones a favor de las cooperativas, atendiendo problemas de las diferentes federaciones, uniones y cooperativas de base, así como coordinando la propuesta para la formación del Fondo Nacional de la Ganadería de Carne y Leche y creando alianzas con la Unión de Productores Agropecuarios y Ganaderos, entre otras actividades.

Las principales actividades del CONACOOP para los próximos meses son el Encuentro de los Consejos Departamentales de Cooperativas (CODECOOP) con las instancias ministeriales, principalmente el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria y Cooperativa y Asociativa (MEFCCA), las Alcaldías y las Asociaciones de Pequeños y Medianos Productores por rubro. También en el diseño y levantamiento del Censo Cooperativo - que se espera se lleve a cabo a lo largo de este año (2015). En todas estas actividades se ha contado con el apoyo manifiesto del gobierno de Nicaragua, así como de sus diferentes ministerios.