sábado, 21 de febrero de 2015

55 defensores de derechos humanos asesinados en Colombia en 2014

Por Crónica del Quindío | ANNCOL

Las agresiones contra defensores de los derechos humanos en Colombia se incrementaron en 2014, año en el cual 626 sufrieron algún tipo de coacción y 55 de ellos fueron asesinados. Así se reveló en el informe anual que desarrolla la ONG Somos Defensores, que a la vez hizo un llamado de atención al gobierno nacional y las autoridades de seguridad para que tomen medidas al respecto.

Al profundizar en los números revelados, el documento explica que de los 55 asesinados, el 90% fueron hombres, correspondiente a 49 casos, mientras que el 10% restante fueron mujeres, equivalente a 6 casos.

A Somos Defensores le preocupó especialmente que los 6 asesinatos de mujeres ocurrieron en el segundo semestre de 2014 y llamó la atención para el hecho el que las víctimas eran líderes de juntas de acción comunal o procesos comunitarios de base en territorios de explotación petrolera y minera en los departamentos de Arauca, Meta y Norte de Santander.

El mayor número de homicidios fue registrado en el Cauca, uno de los que más ha sufrido la violencia del conflicto armado colombiano, donde fueron asesinados 10 defensores. Le siguen el Chocó con 5 casos; Atlántico, Meta, Valle del Cauca y Putumayo, cada uno con 4 casos.

“Durante el año pasado, en promedio cada 7 días mataron a un defensor o defensora de Derechos Humanos en Colombia”, agregó el informe.

Asimismo, de los 55 defensores asesinados, el 60% -31 casos- había denunciado amenazas y 3 de ellos contaban con medidas de seguridad de la Unidad Nacional de Protección, UNP, o la Policía Nacional, situación que se consideró “preocupante”.

El documento, elaborado con el apoyo financiero de las embajadas de Canadá y Noruega, y de la ONG Diakonia Suecia, explicó que en cuanto a la responsabilidad en estos crímenes, “se presentó una reducción importante en la presunta participación de paramilitares” en comparación con 2013.

A los paramilitares, que oficialmente se desmovilizaron a mediados de la década pasada, fueron atribuidos 4 asesinatos contra los 15 de hace 2 vigencias.

La cifra atribuida a los grupos guerrilleros bajó levemente de 8 a 7 -3 presuntamente de las Farc y 4 del Eln- en el periodo comparado, mientras que los de autoría desconocida, pasaron de 50 a 44 y los que pueden tener como autores a la fuerza pública se redujeron de 5 a cero.