lunes, 12 de enero de 2015

Guatemala debe abordar causas estructurales de la desnutrición y la inseguridad alimentaria

Foto © Bernd Eidenmüller
Por FIAN Internacional

FIAN Internacional acoge con satisfacción las observaciones finales del Comité DESC de la ONU para Guatemala, en las cuales muchas de sus recomendaciones coinciden con las conclusiones preliminares de la última misión internacional sobre el derecho a la alimentación que visitó el país.

El Comité de la ONU de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CDESC), el órgano de expertos independientes encargados de supervisar la aplicación del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) por los Estados ratificantes, revisó el informe del Estado de Guatemala en sus sesiones de noviembre de 2014.

Una delegación de organizaciones de la sociedad civil guatemalteca, incluyendo la Campaña Guatemala sin Hambre y el Colectivo Social por el Derecho a la Alimentación, contribuyó a la revisión del Estado de Guatemala a través de un informe alternativo, así como a la elaboración de declaraciones orales y escritas, con el apoyo de FIAN Internacional. Sobre la base de las observaciones del Estado y de la sociedad civil, el CDESC aprobó sus Observaciones Finales en su septuagésima reunión el 28 de noviembre de 2014.

Entre otros, el Comité recomienda al Estado de Guatemala:

 · otorgar reconocimiento a los pueblos indígenas en su Constitución e incorporar mecanismos para reconocer los derechos de los mismos sobre sus tierras tradicionales y sus recursos naturales;

·  adoptar medidas que incluyan el consentimiento y consulta previa de los pueblos indígenas fortaleciendo su capacidad de fiscalizar y garantizar que las empresas extractivas no generen impactos negativos en los derechos de los pueblos indígenas, su territorio y sus recursos naturales;

·    intensificar su labor para prevenir y combatir la desnutrición infantil, especialmente la que afecta a los niños que viven en zonas rurales y remotas, y asegurar los recursos financieros y humanos suficientes, al igual que tomar las medidas necesarias para garantizar una efectiva implementación y sostenibilidad del Plan Hambre Cero fortaleciendo los componentes que abordan las causas estructurales de la desnutrición;

·   adoptar la iniciativa de Ley de Desarrollo Rural con el fin de implementar eficazmente la Política Nacional de Desarrollo Rural Integral para luchar contra la pobreza y la extrema pobreza en el área rural, y, en el marco de dicha política, establecer mecanismos para evitar que la expansión de los monocultivos incremente la inseguridad alimentaria de las comunidades rurales.

Muchas de las recomendaciones emitidas por el CDESC son en gran parte coherentes con los resultados preliminares y recomendaciones de la Tercera Misión Internacional sobre el Derecho a la Alimentación y la Situación de los Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos en Guatemala, que se llevó a cabo del 21 de noviembre al 3 diciembre de 2014 con la participación de seis organizaciones, redes y movimientos sociales internacionales, entre ellas FIAN Internacional.