sábado, 24 de enero de 2015

El Salvador: Siguen bajando los precios

revistamyt.com
Por César Villalona | Verdad Digital


Cuando se discutían las medidas fiscales aprobadas en septiembre del año pasado, los dirigentes de ARENA, de la ANEP y de FUSADES se pasaron meses asegurando que todo se pondría caro. Lo mismo decían los medios de comunicación al servicio de ARENA. Y todo resultó al revés, pues en 2014 la inflación fue de apenas 0.5%, la más baja de América Latina y menor a la de 2013, que fue de 0.8%.

El año 2014 también cerró con una baja sustancial de los precios del frijol y los combustibles. Y como las remesas familiares aumentaron ese año en más de 300 millones y los salarios subieron 4%, o sea, más que la inflación, la capacidad de consumo del pueblo mejoró. En otras palabras, la derecha dijo una cosa y la vida impuso otra.


Los directivos de la ANEP y de FUSADES no se autocriticaron por sus malos pronósticos sobre la inflación, pero al menos no hablan del tema. En cambio, ARENA y sus medios de comunicación siguen dando una mala batalla y se inventaron que el gobierno subirá el IVA. O sea, quieren asustar al pueblo con un impuesto hijo de ARENA, que lo impuso en 1992 con una tasa de 10%, lo elevó a 13% en 1995 y lo extendió a las medicinas, los granos básicos, los lácteos y otros productos en el año 2000.



Lo que establece el Plan Quinquenal del gobierno es que se aumentarán los ingresos fiscales combatiendo la evasión de impuestos y otros mecanismos utilizados por algunos empresarios para no tributar. El plan también habla de hacer el sistema tributario más progresivo, o sea, hacer que paguen más quienes más dinero tienen. El IVA es un impuesto regresivo, que lo pagan por igual quienes tienen mucho y quienes tienen poco. Por eso el gobierno del FMLN no propondrá aumentarlo.



Como la propaganda del IVA no pegó en la gente, ARENA y sus medios de prensa se acaban de inventar que el gobierno le puso un impuesto a los combustibles. Decir eso es volver a obrar con mala fe, pues lo que hizo el gobierno fue activar un mecanismo aprobado en 2009, que consiste en cobrarle una tasa de 1% a los combustibles cuando el precio internacional del barril de petróleo baja de 50 dólares. Además, esa propaganda no tiene futuro, pues las personas con vehículos y con empresas están pagando combustibles a la mitad del precio.



La propaganda de ARENA acaba de sufrir otro revés tras el recorte de 11% en la tarifa energética. Incluso, el frijol, que algunos comerciantes subieron a principio de año, ya empezó a bajar de precio.



Los dirigentes de ARENA quieren que todo se ponga caro para que el pueblo se enoje con el gobierno y con el FMLN. O sea, le desean un mal a la población. Pero lo que el pueblo no olvida es que fue el alcalde de San Salvador, Norman Quijano, quien elevó las tarifas municipales.