miércoles, 28 de enero de 2015

Ecuador insta a atacar pobreza y condena bloqueo a Cuba y guerra económica en Venezuela

Foto Celac
Por Jorge Barona | ANDES

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, enfatizó en su discurso durante la inauguración de la cumbre de la Celac en la necesidad de superar la extrema pobreza en cinco años, pero también dio un mensaje de condena al bloqueo contra Cuba, contra los especuladores financieros y de solidaridad con Venezuela, cuyo gobierno enfrenta una guerra económica, y a Colombia para que alcance la paz tras 50 años de guerra interna.

“Con una mejor forma de distribución del ingreso podríamos eliminar toda forma de pobreza. La erradicación de la pobreza es un imperativo moral porque por primera vez en la historia no es escasez de recursos, sino de inequidad y consecuencia de las perversas relaciones de poder”, señaló el jefe de Estado, que este jueves asumirá la presidencia pro témpore del bloque.

Durante el foro al que asisten jefes de Estado y representantes de gobierno de 33 países latinoamericanos, el mandatario indicó que es importante fijar metas cuantificables, como por ejemplo la eliminación de la pobreza extrema en los próximos cinco años, en una región donde existen 68 millones de personas que viven bajo ese umbral. “Es un objetivo perfectamente posible”, insistió el presidente de la nación suramericana.

En ese contexto señaló que la inversión en ciencia, tecnología, conocimiento  e innovación permitirá a la región alcanzar ese objetivo. “Inversión en talento humano no solo nos hará más prósperos sino que también nos hará más justos y nos liberará de neocolonialismos.

El mandatario también se refirió en su discurso a temas de coyuntura regional, en el que condenó al bloqueo de más de medio siglo de Estados Unidos a Cuba y a los especuladores financieros que amenazan la economía de un país soberano como Argentina.

“Basta del bloqueo criminal a Cuba que atenta contra toda la carta de la OEA, atenta contra la carta fundamental de las Naciones Unidas, atenta contra el derecho internacional y contra todos los principios que en sus discursos dicen defender”, subrayó el jefe de Estado ecuatoriano ante el aplauso de los presentes. 

Correa también se solidarizó con el gobierno de Nicolás Maduro, del que –dijo- enfrenta una guerra económica similar a la que soportó el gobierno del presidente socialista Salvador Allende, en el Chile de 1973 y que derivó en un golpe de Estado que dejó como resultado la muerte del mandatario y una dictadura militar de derecha que dejó miles de víctimas y desaparecidos.

Además, ratificó su apoyo a los diálogos de paz que lleva el gobierno colombiano con grupos insurgentes que permitirán poner fin a más de medio siglo de conflicto interno.

También dio su saludo al presidente uruguayo Pepe Mujica, a quien agradeció durante su presidencia por sus enseñanzas y a los mandatarios Dilma Rousseff, de Brasil, y Evo Morales, de Bolivia, por sus recientes triunfos electorales en sus respectivos países.