jueves, 22 de enero de 2015

Evo Morales es juramentado por tercera vez como Presidente de Bolivia

Agencia Boliviana de Información (ABI)
Por ABI

El presidente Evo Morales afirmó hoy que Bolivia se consolidó como un Estado digno ante la comunidad internacional, por el impacto de las políticas sociales y económicas implementadas en el país, entre ellas, el agua como un derecho humano, el respeto a la Madre Tierra y el consumo tradicional de la hoja de coca.

Información completa aquí

En su discurso, tras juramentar por tercera vez como Jefe de Estado para el período 2015-2020 en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), el mandatario indígena remarcó que ese reconocimiento y respeto internacional "no es un regalo de Evo ni de Álvaro (García Linera) sino es producto de la lucha de los movimientos sociales de Bolivia".

"En corto tiempo dejamos abandonado ese estado colonial, mendigo y limosnero, ahora tenemos un Estado Plurinacional digno, solo eso se puede conseguir con la unidad", respaldó en un encendido mensaje ante los legisladores, autoridades de Estado, 7 mandatarios y 5 vicepresidentes, además de representantes de 40 países de 4 continentes.

Después de nueve años de Gobierno y de la instauración del Estado Plurinacional, el primer mandatario subrayó que Bolivia tiene su propia política internacional y, por tanto, ya no se adhiere a las propuestas definidas por Estados Unidos.

En esa línea, dijo que el Estado boliviano logró "conquistas importantes" en las Naciones Unidas, entre ellas, la aprobación del agua como un derecho humano fundamental en el mundo.

"Las Naciones Unidas también hicieron aprobar la forma de vivencia en armonía con la Madre Tierra con la Pachamama, una nueva política y este debate continuará en las Naciones Unidas", agregó.

También resaltó que su país andino amazónico consolidó la despenalización del masticado de la hoja de coca, tras la denuncia a la Convención Única de Estupefacientes de 1961 y posterior adhesión mediante una reserva que establece el respeto a esa práctica ancestral.

"Ahora la hoja de coca y el acullico (masticado) en Bolivia esta respetado", remarcó al recomendar el consumo de esa hoja milenaria en su estado natural como un recurso natural, alimenticio y medicinal.

En otros aspectos, Morales subrayó que su Gobierno logró el incremento en la cooperación internacional, "sin condicionamientos y alineada a nuestro programa nacional".

"Ahora no mandan los gringos sino los indios", dijo al recodar que en la época de los denominados gobiernos neoliberales la cooperación era condicionada con distintas políticas, entre ellas, la privatización de los recursos naturales.

Avances económicos

El presidente Evo Morales afirmó que la inversión estatal en su Gobierno subió 795%, entre 2006 y 2014, frente al crecimiento intrascendente de 15% registrado en un lapso similar anterior, de 1997 a 2005.

"La inversión estatal de 1997 al 2005 (registró) un crecimiento de 15 por ciento, y en nuestra gestión un crecimiento de 795 por ciento, hermanas y hermanos", subrayó el Jefe de Estado, en el acto en el que también participaron organizaciones sociales e indígenas, nacionales y extranjeras.


Según Morales, la inversión estatal en 2005 se cifraba en 629 millones de dólares, 70% financiado por organismos externos, situación que cambió en 2014 alcanzando 5.628 millones de dólares y con 20% de participación extranjera.


"En corto tiempo hemos cambiado la situación social y económica del país, aunque falta profundizar y consolidar algunas políticas", sustentó.


En su discurso, el mandatario boliviano destacó también el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) nominal del país, que en 2005 era de 9.521 millones de dólares, cifra que subió en 2014 a 34.000 millones de dólares, triplicando además el PIB per cápita de 1.000 a 3.000 dólares en ese mismo periodo.

Por otra parte, dijo que en su Gobierno se incrementó el número de empresas en 628% hasta llegar a 144.000 compañías activas en el país.
Respecto a las recaudaciones tributarias, estableció que entre 1997 y 2005 registraron un crecimiento de 182%, expansión que se duplicó entre 2006 y 2014  a 303%, acumulando 64.000 millones de bolivianos.

"El pueblo boliviano confía en su Gobierno y paga sus impuestos, a eso se debe este crecimiento económico en recaudación tributaria. Es importante pagar nuestros impuestos para que siga mejorando la economía estatal", remarcó.

Asimismo, puntualizó la constante crecida de las Reservas Internacionales Netas del País, que al 31 de diciembre de 2014 se cifraron en 15.132 millones de dólares, 45% del PIB nacional y mostrando un crecimiento de 782% en la última década.


Los depósitos del público en la banca y en el Banco Central de Bolivia también subieron en su Gobierno, sustentó Morales, al precisar que en 2005 sumaban 3.826 millones de dólares, monto que subió a 19.983 millones de dólares, colocados por 70,8% de la población y con una mora mínima de 1,5%, la más baja del continente.


"Queremos decirles que Bolivia es uno de los países con muy poca mora, nos levanta la moral para seguir con créditos", añadió.


Además, el Jefe del Estado boliviano dijo que gracias a la nacionalización de los hidrocarburos, en mayo de 2006, año que inició su primer mandato, las transferencias a gobernaciones, municipios y universidades públicas se incrementaron de 6.669 millones a 29.221 millones de bolivianos.


Salarios y reducción de pobreza

El presidente Evo Morales destacó también el alza de salarios de los trabajadores bolivianos por encima del 200% durante su Gobierno. "Hermanos obreros ustedes no pueden quejarse", enfatizó en un discurso en el que recordó que los gobiernos neoliberales "nos dejaron en 2005 con 8,1 por ciento de desempleo". "Ahora tenemos 3,2 por ciento de desempleo. Un decrecimiento de 4,8 por ciento", subrayó.

El Gobierno de Morales subió el salario mínimo nacional de 440 bolivianos, en 2005, hasta 1.440 bolivianos en 2014. "Desde 1997 al 2005 apenas había crecido el incremento al salario mínimo nacional en 83 por ciento y en nuestra gestión ha crecido 227 por ciento", destacó el mandatario.


Respecto al nivel de salarios, "ya no somos el último país de de Sudamérica, menos de América Latina y el Caribe, antes éramos el último país", agregó. 


También anunció que se reducirá la pobreza a 8 ó 9%. "Hasta el 2020 nos comprometemos y estamos convencidos que vamos a reducir la extrema pobreza a un sólo digito, al 8 o 9% de extrema pobreza", afirmó en su mensaje.

"Vamos a cumplir esto", complementó al recordar que en los nueve años de su Gobierno y del proceso de cambio, "se aprendió mucho y no será problema".

Según un informe emitido en septiembre del año pasado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre América Latina y el Caribe,  Bolivia es el país de América Latina que redujo en mayor medida la incidencia de la pobreza (32,2 puntos porcentuales).
Ese documento destaca también que Bolivia se sitúa como líder en el continente en el cambio de la población vulnerable (16, 9 puntos porcentuales) y el paso de un segmento de la población a la clase media.

Mujer

El presidente Evo Morales remarcó la participación de la mujer en el proceso de transformación del país y aseguró que Bolivia tiene ahora una democracia legítima. "Ahora tenemos una democracia legitima y real y ¿a qué se expresa eso?, quiero que sepa la comunidad internacional, por primera vez las mujeres tienen en la Asamblea Legislativa el 50,9% de representación", fundamentó en su mensaje, después de juramentar para el período 2015-2020.

El Jefe de Estado precisó que ese 50,9% de mujeres en el legislativo está conformado, en su mayoría, por mujeres campesinas, afiliadas a la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas y Originarias 'Bartolina Sisa'.

A su juicio, con esa importante inclusión de la mujer en cargos jerárquicos se acabó el Estado "impostor y aparente".

Bolivia es el segundo país con mayor participación de mujeres en el Órgano Legislativo y sólo es superado por Ruanda, África, con 63,8%, según los datos del Mapa de las Mujeres en Política 2014 de la Unión Interparlamentaria y Organización de Naciones Unidas (ONU) Mujeres.

El Presidente boliviano consideró que si las mujeres no fuesen "algunas veces caprichositas y no se resentirían" mandarían  Bolivia, porque "son honestas" y muy "trabajadoras".

"Lo único que perjudica es cuando ustedes se pelean, no quiero esa pelea hermanas y hermanos, para seguir avanzando en la representación de las mujeres", respaldó.