martes, 30 de diciembre de 2014

Gran Canal: una ruta alternativa con elementos geopolíticos

Por Informe Pastrán

La semana pasada, durante un acto inaugural, el Presidente Daniel Ortega dijo que los chinos no han llegado a Nicaragua con las tropas de ocupación, sino para desarrollar económicamente el país. "El objetivo es el canal", dijo a Reuters el ex embajador de Nicaragua en Washington, Arturo Cruz,  agregando que “incluso si sólo se construye un puerto en el Caribe, este país habrá logrado algo que no ha logrado en 500 años".

El Canal de Nicaragua puede convertirse en una ruta alternativa a través de América Central para China y Rusia, así como una ruta alternativa para el potencial uso militar justo en el patio trasero de los Estados Unidos, opina el consultor internacional Adrian Salbuchi, en declaraciones a la televisión rusa RT.

Salbuchi dice que es comprensible que haya protestas en Nicaragua de gente que se siente será desplazada y que detrás pueden estarse moviendo “algunos agitadores americanos o agitadores occidentales”. Señaló que esa presión es producto de una lucha geopolítica, porque no se debe descartar que detrás de la inversión china haya factores geopolíticos que tienen un interés cada vez mayor en toda América Latina.

Adrian Salbuchi dice que las expectativas son favorables para Nicaragua porque mejorará su nivel de vida por completo. “Pero desde el punto de vista de China, será una ruta alternativa para el comercio, para el comercio e incluso para el futuro potencial uso militar justo en el patio trasero de los Estados Unidos. Cuando digo China, podríamos hablar no sólo de China, sino también acerca de los BRICS, en particular Rusia y China, que son los dos principales socios geopolíticos BRICS”, manifestó. “Creo que es muy importante para entender el problema, dejar de mirar a las proyecciones de Mercator del mapa global y empezar a buscar en el mundo real. La mejor manera de entender la geopolítica es con un globo, y si nos fijamos en lo que va a ver cómo muy importante esta ruta alternativa a través de América Central, convertirá a China, Rusia en una amenaza potencial importante para los Estados Unidos y las potencias occidentales”, comentó.

El año pasado, el entonces Canciller de Panamá, Fernando Núñez Fábrega pronosticó que era “más fácil llegar a la luna que construir un Canal en Nicaragua”. Ahora, los administradores del Canal panameño han comenzado a traslucir sus preocupaciones y admiten que tienen en el “radar” lo que está sucediendo aquí. El administrador del Canal, Jorge Luis Quijano reconoció que “si se hace el canal por Nicaragua (...) es posible que nos pueda arrebatar un 30 % de mercado, porque está en la región, pero para eso tienen que darse otras condiciones” y alegó que “no hay hoy mercado para dos canales por Centroamérica, pero si su construcción obedece a una razón geopolítica eso ya está fuera de consideración”. “Tenemos mucha información sobre lo que está pasando en Nicaragua, porque sí lo reconocemos como una amenaza si se llega a hacer el canal. Pero hacer una carretera no significa hacer un canal, eso lo hacemos aquí todos los días y no quiere decir que vamos a abrir otro canal”, dijo Quijano.

Wang Jing, el enigmático empresario chino de 42 años de edad, concesionario del Gran Canal Interoceánico por Nicaragua, se ha convertido en una leyenda en el campo de los negocios de China en los últimos cinco años, en los que su riqueza ha crecido 500 veces, según informa China Business News de Shanghai. El valor neto de Beijing Xinwei Tecnología Telecom ha aumentado a 50 mil millones de yuanes (US $ 8.05 millones de dólares), calculado en base al precio de cierre de la empresa de 49 yuanes (7,90 dólares) el 24 de diciembre recién pasado. Esa cantidad refleja un crecimiento de 500 veces a partir de los 95 millones de yuanes (15,3 millones de dólares) que Wang invirtió en la compañía en 2009, según el informe de la bolsa de Shanghai. Además, Wang Cotiza en Hong Kong la empresa Nicaragua Canal de Desarrollo de Inversiones. Wang también posee plenamente Beijing Canal Interoceánico de Gestión de Inversiones, que tiene un capital social de 500.000 yuanes (US $ 80.500) y es un importante inversor en HKND.

El anuncio de la construcción de un canal interoceánico en Nicaragua provocó una carrera entre las grandes potencias para controlar el nuevo canal, como Rusia que prometió apoyar su seguridad, informa The Beijing News. “Actualmente, Rusia ya se ha comprometido a proporcionar soporte de seguridad para el canal, mientras que se espera que Estados Unidos se una pronto a la competencia. El gobierno de Nicaragua ha elegido una empresa privada chin para manejar el proyecto”, dice The Beijing News.

Los analistas Mark Burton y Chuck Kaufman, afirman en el diario francés Liberation, que Nicaragua tomó una decisión soberana de construir su Canal Interoceánico y se encuentra bajo ataque y por eso llama a redes de solidaridad mundial para apoyar al gobierno del Presidente Daniel Ortega y el derecho soberano de los nicaragüenses por desarrollar su país como mejor les parezca.

Burton es un abogado de defensa criminal y miembro del consejo de florines neerlandeses de la Alianza para la Justicia Global y Kaufman es Co-Coordinador de la misma alianza. Ellos advierten que muchas de las críticas sobre el medio ambiente que presuntamente sería afectado por el Canal, provienen de Estados Unidos y algunos países europeos, que son de los mayores contaminantes del mundo. “También es cierto que un buen número de las personas que marchan en Nicaragua contra el proyecto son de la oposición que se opone a todo lo que el gobierno democráticamente elegido del FSLN trata de hacer. Los partidos de oposición, incluidos los de los ex sandinistas, tienen miedo a la muerte política si el FSLN continua aumentando el empleo y reduce la pobreza. Les preocupa que el desarrollo impulsado por el canal aumente la popularidad del FSLN y margine aún más sus propias ambiciones electorales”, dicen en Liberation.