viernes, 12 de diciembre de 2014

Alba rechaza pretensiones injerencistas de gobierno de EEUU contra Venezuela

AVN
Por AVN

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) emitió este jueves un comunicado en el que rechaza las nuevas intenciones intervencionistas del gobierno de Estados Unidos en los asuntos internos de Venezuela, tras la aprobación del Senado norteamericano de un anteproyecto de ley para sancionar a funcionarios venezolanos, informó el presidente de la República, Nicolás Maduro, durante una jornada de la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor.

"Los países del Alba desean enfatizar que no permitirán la utilización de viejas prácticas ya aplicadas en países de la región dirigidas a propiciar el cambio de régimen político, tal cual ha ocurrido en otras regiones del mundo. En ese sentido, expresamos nuestro más profundo respaldo y solidaridad con el pueblo y el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela", reza el texto, que fue leído este jueves por el jefe de Estado desde el Palacio de Miraflores en Caracas.

El Senado norteamericano anunció el pasado lunes la aprobación del anteproyecto de ley que busca imponer sanciones a funcionarios venezolanos por presuntas faltas a los Derechos Humanos.

"Los países del Alba reiteran firmemente su rechazo a cualquier agresión ya sea de tipo legal, económico o político contra la República Bolivariana de Venezuela, que constituye una violación del Derecho Internacional, así como contra cualquiera de los países miembro del Alba y se reserva el derecho de dar debidas respuestas a las acciones de este tipo", agrega el comunicado.

Maduro reiteró que Venezuela es un país soberano, "aquí no hay forma de que los Estados Unidos puedan presionarnos para nada, porque Venezuela es un país libre. Escúchenlo bien: ¡Libre es nuestra patria!".

Este martes, el presidente Maduro exhortó a su homólogo Barack Obama a recuperar el equilibrio con Venezuela al tiempo que reiteró que la Revolución Bolivariana no se dejará amedrentar por amenazas de sanciones promovidas por ningún imperio del mundo.

"Venezuela es sagrada, nuestra patria se respeta, esta patria venezolana es una patria sagrada y no la debe amenazar ni tocar ni con el pétalo de una rosa, por ningún gobierno del mundo. Exigimos respeto y luchamos por ese respeto", expresó el jefe de Estado durante el acto de conmemoración de los 190 años de la Batalla de Ayacucho, realizado en el Panteón Nacional, en Caracas.