sábado, 1 de noviembre de 2014

Suecia reconoce a Palestina como Estado independiente

Josetxo Ezcurra
Por Rebelión

El gobierno de Suecia reconoció hoy a Palestina como Estado independiente, y se convirtió en el primer país de la Unión Europea (UE) en adoptar esta decisión. Un total de 135 países ya reconocen a Palestina, incluidas varias naciones de Europa oriental que lo hicieron antes de unirse al bloque comunitario europeo.


La UE dijo luego del anuncio sueco, que el objetivo del bloque es alcanzar una solución con un Estado palestino independiente al lado de Israel. El presidente palestino, Mahmoud Abbas, saludó la medida adoptada por Suecia, que Israel calificó de deplorable.
Nuestro gobierno considera que los criterios del derecho internacional para el reconocimiento del Estado de Palestina se cumplen: un territorio que, pese a no tener fronteras fijas, cuenta con una población y un gobierno, explicó la ministra del Exterior sueca, Margot Wallström.

Agregó que con esta decisión el gobierno socialdemócrata que asumió a principios de mes cumple una promesa.

Indicó que la decisión llega en un momento crítico, dado que las conversaciones de paz se estancaron durante el último año, así como la decisión sobre nuevas colonias en tierra palestina ocupada, lo que han complicado la solución a dos estados.

Abbas calificó la decisión de valiente e histórica y pidió a los gobiernos del mundo que sigan el ejemplo de Suecia”, en tanto que Israel llamó a consultas a su embajador en Estocolmo. Es una decisión lamentable que fortalece a los elementos extremistas y la política palestina de rechazo, dijo el canciller israelí, Avigdor Lieberman.

Horas antes, la muerte a manos de la policía israelí de un palestino acusado de haber agredido a un activista israelí ultranacionalista desató nuevos episodios de violencia en Jerusalén, que obligaron a las autoridades a cerrar por unas horas lo que para los musulmanes es la Explanada de las Mezquitas, o el Monte del Templo para los judíos, con la finalidad de evitar disturbios.

El palestino, Mutaz Hijari, identificado por el ala armada de Yihad Islámica, las Brigadas de Al Quds, como uno de sus miembros, era acusado de haber disparado y dejar herido al activista Jeduha Glick, quien encabeza una campaña para que se permita a los judíos rezar y celebrar oficios en el complejo de la mezquita y no sólo en la zona del Muro de los Lamentos.

El primer ministro iraelí, Benjamin Netanyahu, ordenó el despliegue de refuerzos de la policía en la ciudad vieja de Jerusalén, donde se ubica la Explanada de las Mezquitas. Abbas señaló que las acciones de Israel en Jerusalén equivalen a una declaración de guerra contra el pueblo palestino y sus lugares sagrados, así como contra las naciones árabes e islámicas.