jueves, 20 de noviembre de 2014

Presidente de Honduras destituye a jefe de la Policía Nacional

Por El Libertador

Las contradicciones entre el jefe de Estado y la cúpula policial estallaron tras la captura de los miembros del cartel de los Valle Valle y el supuesto narcotraficante Héctor Fernández Rosa, lo que generó la felicitación del embajador de EEUU, James Nealon, al director del organismo de Seguridad, Ramón Sabillón.

El presidente de Honduras, Juan Hernández, exigió este jueves al director de la Policía Nacional, Ramón Sabillón, su renuncia al cargo y que se dé de baja del cuerpo armado sin dar más detalles.

Esta petición hecha por el gobernante, surge en el contexto de la muerte de Miss Honduras, María José Alvarado y su hermana en Santa Bárbara, y la denegación de las bancadas de oposición el elevar a rango constitucional a la denominada Policía Militar del Orden Público, que era exigida por Hernández.

Trascendió que el mandatario pidió a Sabillón –que permaneció en bajo perfil en San Pedro Sula para investigar la muerte de dos fiscales– que dimita al cargo y de inmediato pida la baja de la Policía Nacional.

Asimismo, se pidió la destitución del miembro del alto mando policial, Joaquín Alvarenga, y que solicite la baja de la institución.

Ha sido nombrado en el cargo que deja Ramón Sabillón, al comisionado Helder Madrid Guerra, vinculado a graves violaciones a derechos humanos durante la dictadura de Roberto Micheletti y juzgado por delitos de agresión contra "La Resistencia".-Sabillón se resiste a dejar el cargo de director del organismo armado hondureño.

Las contradicciones entre el jefe de Estado y la cúpula policial estallaron tras la captura de los miembros del cartel de los Valle Valle y el supuesto narcotraficante Héctor Fernández Rosa, lo que generó la felicitación del embajador de EEUU, James Nealon, al director del organismo de Seguridad, Ramón Sabillón.

Días después de las capturas, el presidente Hernández le ordenó que se quedara en la capital industrial para que diera con el paradero de los asesinos de dos fiscales ocurrido en una transitada calle de esa ciudad.

Horas antes del sorpresivo anuncio, llegó sin hacer anuncios a Honduras el jefe del Comando Sur de EEUU, John Kelly, para reunirse con el mandatario y no se dieron detalles del encuentro.

Hernández dijo en una reunión en Choluteca, que "si la Policía hubiera hecho bien su trabajo en la última década, nada de esto estaría pasando y quien no quiera estar en la Policía, que renuncie".