domingo, 16 de noviembre de 2014

Familiares de los 43 normalistas se reúnen con comandancia zapatista

facebook.com/Desinformemonos

Por Elio Henríquez, Rubicela Morales y Miroslava Breach | La Jornada

Padres de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos y alumnos de esa institución se reunieron este sábado con la comandancia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), la cual les expresó su "disposición total" a apoyarlos, informó uno de los alumnos que acudió a la reunión de cuatro horas efectuada en el Caracol de Oventic, a unos 40 kilómetros de San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

En rueda de prensa efectuada en la sede del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, el estudiante dijo que durante el encuentro, en el cual se concentraron más de 5 mil zapatistas que se preparan para celebrar el 31 aniversario de la fundación del EZLN el 17 de noviembre, los dirigentes rebeldes los escucharon "con la mayor de las atenciones y abrazaron nuestra indignación y rabia".

Añadió que los líderes del EZLN "escucharon nuestra voz, nuestra palabra y testimonio de rabia, de dolor y de dignidad; entablamos un diálogo con ellos y los padres tuvieron un espacio para verter sus comentarios y peticiones de solidaridad de los zapatistas hacia nosotros".

Aclaró que los zapatistas nos sugirieron "acudir a quienes al igual que nosotros han padecido la desaparición forzada y asesinatos extrajudiciales, que no son pocos en el país, porque son ellos los que pueden entendernos y acompañarnos en nuestro dolor y lucha y son ellos con los cuales podemos articular un movimiento, un núcleo más grande y poderoso con todas la organizaciones sociales que quieran solidarizarse".

Entre los miembros de la comandancia general del EZLN que asistieron al encuentro estuvieron el subcomandante Moisés y el comandante Tacho.

Los padres de los 43 estudiantes de la Escuela Rural Normal de Ayotzinapa llegaron el viernes a Chiapas en la caravana denominada Brigada Daniel Solís Gallardo para recorrer estados del sur del país y reunirse con organizaciones y personas de la sociedad civil.

Uno de los objetivos era "visitar un movimiento que para nosotros representa una alternativa, porque las autoridades federales se muestran incompetentes y han ido perdiendo nuestra confianza y definitivamente tenemos que buscar alguna otra alternativa de empezar una lucha desde abajo".

La caravana tiene previsto concluir sus actividades en Chiapas con una marcha este domingo en Tuxtla Gutiérrez.

En Chilapa, Guerrero, la noche del viernes el cantautor español Luis Eduardo Aute ofreció un concierto que dedicó a los 43 estudiantes desaparecidos y a sus familias.

A las seis de la mañana de este sábado, desde Chilpancingo partió en dos camiones la tercera brigada nacional que visitará los municipios de Tlapa, San Luis Acatlán, Ayutla, Tecoanapa, Zihuatanejo, Atoyac y Acapulco.

Alrededor de las 10:30 horas los contingentes llegaron a Tlapa, en la Montaña Alta, y las muestras de solidaridad y respaldo no se hicieron esperar, algunos ciudadanos apoyaron con dinero o con víveres, y les gritaban: "no vayan a desfallecer en su lucha".

Más tarde unas 5 mil personas marcharon junto a la caravana, en la que participaron alumnos y maestros de la preparatoria 11 de la Universidad Autónoma de Guerrero, alumnos y maestros del Tecnológico de Tlapa, normalistas, integrantes del Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres, miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, colonos y campesinos, en lo que se consideró un acto inédito, según dijeron los organizadores, incluidos sacerdotes de la diócesis de Tlapa.

La marcha estuvo encabezada por 10 padres de los desaparecidos, que caminaron a paso lento bajo el intenso sol y en los que ya se refleja el cansancio en sus rostros, luego de 50 días en la búsqueda de sus hijos.

Los comercios de Tlapa no cerraron, por el contrario muchos ciudadanos salieron a sus banquetas a ofrecer agua y naranjas a los manifestantes.

La manifestación concluyó en el zócalo, donde los sacerdotes celebraron una misa en honor de los tres estudiantes asesinados y de los 43 desaparecidos.

En la homilía dieron lectura al posicionamiento de los obispos de México respecto a la desparecieron de los normalistas, denominado "Ya basta".

Al término de la misa, los padres reiteraron su rechazo a la versión de la Procuraduría General de la República sobre el paradero de sus hijos: "Nos está engañando, dicen que ya los quemaron. Yo digo que son unos chismosos, vamos a seguir adelante", dijo.

En Tixtla, por la tarde, unos 600 habitantes del barrio de Santiago acompañaron a los familiares del estudiante Cristian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los desaparecidos. Los contingentes marcharon hasta el zócalo de Tixtla y encendieron 46 velas sobre 43 butacas que representaban a los desaparecidos, y otras tres por los alumnos asesinados en Iguala.

Otra caravana procedente de Guerrero llegó ayer a la capital de Chihuahua y junto con unas mil 500 personas, entre ellas estudiantes de la Normal de Saucillo, donde pernoctaron, y de la Universidad Autónoma del estado, pasaron frente a palacio de gobierno y por último realizaron un plantón en la plaza de armas, donde se escucharon testimonios de sobrevivientes a la balacera ocurrida en Iguala el 26 y 27 de septiembre.

Las tres brigadas que recorren el país se concentrarán el 20 de noviembre en el Zócalo de la ciudad de México para exigir la presentación de los jóvenes desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre en Iguala.