jueves, 6 de noviembre de 2014

Brasil: Trabajo insalubre

La Justicia brasileña reconoce adicional por insalubridad en grado máximo para las camareras de hoteles

Por Roberto Ruiz | Rel-UITA

El sitio de consultoría JusBrasil publicó la noticia de que el Tribunal Superior del Trabajo (TST) reconoció que las camareras de hoteles tienen derecho al pago de la prima por insalubridad según lo estipula el precedente N° 448, artículo II. El valor añadido se basa en el salario mínimo, pudiendo ser de 10% (mínimo), 20% (medio) o 40% (máximo).

En el caso de las camareras, el reconocimiento fue de grado máximo, lo que representará un importante incremento de casi 300 reales (120 dólares) en el salario mensual de cada trabajador que participe del proceso laboralista al que se refiere esta decisión judicial.

Varios sindicatos de este sector han mantenido una larga lucha para que este derecho fuese reconocido y ahora, finalmente comienzan a verse los resultados.

Las camareras de piso tienen un ritmo de trabajo extremamente desgastante, con poco tiempo para arreglar y limpiar las habitaciones, en contacto con productos químicos, sobre todo en la limpieza de los sanitarios, donde las condiciones insalubres se ven incrementadas. Ahora estas condiciones han sido reconocidas

Aunque esta es una importante victoria, es necesario aclarar que las empresas tienen también la obligación de brindar los equipos de protección individual como guantes, uniformes y carros de limpieza ergonómicos que permitan paliar la exposición de estas trabajadoras a situaciones de riesgo para su salud.

La Campaña Internacional de la UITA
Trabajo Decente para las camareras


La UITA y la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), lanzaron este año una Campaña Internacional denominada “trabajo, salud y dignidad para las camareras”, sector que, en su mayoría aplastante, está compuesta por mujeres que, al finalizar la jornada laboral se sienten agotadas física y mentalmente, debido a la fuerte presión que impone el ritmo acelerado y continuo de trabajo que las lleva a realizar un esfuerzo físico absurdo en el desarrollo de sus tareas.

Con el reconocimiento de esta situación por el Tribunal Superior del Trabajo (TST), las organizaciones sindicales podrán intensificar la tarea tanto en sus bases como con las empresas del sector, incluyendo en la negociación de convenios colectivos, el respeto a esta nueva normativa, evitando de esta forma juicios laborales y anticipando derechos a los trabajadores y trabajadoras.

Por último, a pesar que el reconocimiento de este grave problema es de por sí, un avance, lo más importante es poner un punto final a estas condiciones laborales insalubres, donde los trabajadores y trabajadoras del sector hotelero terminan dilapidando su salud.

¡La salud no se vende!