lunes, 13 de octubre de 2014

Triunfa Evo Morales en Bolivia

ABI
Por ABI

El presidente indígena Evo Morales, que ganó con 60% de los votos las elecciones bolivianas del domingo, de acuerdo con resultados extraoficiales, gobernará Bolivia hasta 2020, en su tercer mandato consecutivo desde 2006.

Morales fue reelecto con casi dos tercios de los votos, más menos 5,1 millones de sufragios emitidos en Bolivia, sin contar los emitidos por 200.000 bolivianos en el extranjero.

Su Movimiento Al Socialismo (MAS) convertido en la fuerza política más importante de la historia boliviana, volverá a controlar dos tercios de la bicameral Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).


El MAS ocupará 24 de las 36 bancas en el Senado y 80 de las 130 en diputados, es decir 104 de los 156 escaños de la ALP, siempre de acuerdo con cálculos fundados en datos extraoficiales.

    El Presidente, que en 2020 se convertirá en el personaje que más tiempo gobernó su país, 14 años, ganó en 8 de los 9 departamentos de Bolivia.

    El empresario Samuel Doria Medina cosechó el 25,1% de los sufragios, ocupa el segundo lugar y su Unidad Demócrata se erguirá en la principal fuerza de oposición a Morales.

    El expresidente conservador, Jorge Quiroga, resultó tercero en la votación con 9,6%.

    En un discurso pronunciado
en la Plaza Murillo, sede de los poderes en Bolivia, el Presidente de izquierda que la subsiguiente semana cumplirá 55 años, convocó a la oposición a dejar de lado la confrontación y sumarse al trabajo conjunto por Bolivia para ejecutar proyectos y programas de desarrollo.

    Casi en el epílogo de su alocución frente a una multitud de simpatizantes, Morales envió un mensaje claro a la oposición para tirar el carro por el mismo lado y debatir cualquier asunto relacionado al desarrollo del país que en 2014 liderará el crecimiento económico en Sudamérica.

    "A nuestros opositores les decimos que vengan para que trabajemos con ellos por Bolivia. Saben, soportamos con mucha paciencia, no hay por qué recordar, por eso convocamos a ellos. Tienen derecho a discrepar, pero por encima de eso está nuestra querida Bolivia", dijo en una alocución pronunciada desde el balcón del presidencial Palacio Quemado.

     Antes había dicho que su nueva victoria electoral, casi en los mismos términos que en 2005 y 2009, representaba el triunfo del anticolonialismo y el antiimperialismo.

    Morales se ha propuesto convertir a Bolivia en el centro energético de Sudamérica, para lo que, resaltó, instrumenta un proyecto para que el país andino amazónico, que contiene la segunda reserva de gas natural de la región, 10 trillones de pies cúbicos, se dote, en el lapso 2015-2020, de energía nuclear con fines pacíficos.

     Apenas conocidos los resultados extraoficiales de conteo rápido, los presidentes de Argentina, Uruguay, Cuba, Venezuela y Nicaragua celebraron como propio su triunfo electoral, por mayoría absoluta y en primera vuelta, en sendas llamada telefónicas y por vía de una misiva.

    El presidente uruguayo, José Mújica, llamó a Morales desde Montevideo para felicitarlo y destacar el tiempo vigente de "rebelión y revolución" en Bolivia y, por extensión, en América Latina.

    La presidente de Argentina, Cristina Fernández, le extendió una felicitación a nombre propio y del pueblo argentino, mientras que el mandatario venezolano Nicolás Maduro, vivó la revolución boliviana y a los pueblos de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

   "¡Viva Bolivia, viva Tupac Katari, viva Simón Bolívar, viva Sucre, viva Hugo Chávez, viva Fidel, viva Evo!", escribió en su cuenta de Twitter.

    A su turno, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, significó el vigor del proceso de liberación de la región y el líder cubano, Raúl Castro, obsequió elogios al proceso de cambio en Bolivia.

    Por último, las misiones de observadores electorales del Mercado Común del Sur (Mercosur), de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y del Parlamento Latinoamericano destacaron, en una emisión conjunta de prensa, la transparencia y la participación de la población en las elecciones generales bolivianas.

    "Quiero felicitar al Tribunal Supremo Electoral por su buena fe en la organización de estas elecciones, y por el ejercicio de transparencia al invitar a numerosas delegaciones internacionales que, como la nuestra, han podido desarrollar su labor con total libertad e independencia", afirmó el representante del Mercosur, Iván Rabalho.