lunes, 20 de octubre de 2014

ALBA define plan de prevención contra el ébola

Por Radio La Primerísima | Agencias

La Cumbre Extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) concluyó este lunes que la prevención es la mejor arma para afrontar el virus del ébola.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, hizo lectura de la declaración final arrojada en el encuentro por unanimidad. "Este documento ha sido trabajado por las autoridades y expertos. Es un documentos que constituye un plan de acción del ALBA".

El texto dice que "Profundamente preocupados por el ébola en África Occidental que ha sido considerada por la Organización Mundial de la Salud como una epidemia (...) concientes de la urgencia de la comunidad internacional (...) y constatando con preocupación que los recursos para enfrentar la epidemia son insuficientes" se toman en cuenta acciones coordinadas por los miembros del ALBA.

Los países acordaron "coordinar nuestros esfuerzos para evitar la propagación del ébola. Atender con prioridad los hermanos del Caribe que podrían beneficiarse de la cooperación para prevenir el ébola".

También establecieron "poner en marcha la alerta epidemiológica" así como ofrecer apoyo a los médicos especializados del continente "que laboran en países del África".

Se prevé, igualmente, "aislar y diagnosticar los posibles casos según los protocolos y "compartir y generar capacidades para el diagnóstico de enfermedades" así como diseñar "campañas públicas" en torno al virus a la par de "las medidas preventivas" y proporcionar "tratamiento médico" a las personas afectadas".

El bloque también contribuirá en el "mejoramiento profesional de los expertos en la lucha contra el ébola" y "asegurar grupos médicos de reserva e insumos médicos para el manejo de la enfermedad".

El documento plantea "Facilitar los mecanismos de información entre nuestros países para diseminar con mayor facilidad las experiencias adquiridas" así como "apoyar iniciativas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)".

Durante su alocución precisó que se debe "realizar una reunión técnica de especialistas para concertar estrategias de prevención".

El bloque regional también instará a crear "un esfuerzo conjunto para crear capacidades para el diagnóstico" así como un entrenamiento de especialistas "que se conviertan en asesores y facilitadores" que puedan "extender a los países del ALBA y del Caribe el programa de capacitación".

Entre sus propuestas también está perfeccionar el sistema de información "entre nuestros países para mantener una actualización de la situación epidemiológica".

Declaración del ALBA

Los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), reunidos en La Habana, el 20 de octubre de 2014, en ocasión de la Cumbre Extraordinaria para enfrentar la epidemia del ébola.

Profundamente preocupados por la catástrofe humanitaria en África Occidental causada por el Ebola, que ha sido considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “emergencia de salud pública” de preocupación internacional en relación con la amenaza que representa la propagación a otros países y regiones del mundo,

Conscientes de la urgencia de que la comunidad internacional en su conjunto, en plena cooperación con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Misión de las Naciones Unidas para el Enfrentamiento de Emergencia al Ébola (UNMEER), acometan acciones para enfrentar este flagelo con todos los recursos necesarios,

Constatando con preocupación que los recursos internacionales requeridos para acometer acciones rápidas y eficaces para enfrentar la epidemia del ébola continúan siendo insuficientes para enfrentar lo que puede convertirse en una de las pandemias más graves en la historia de la humanidad,

Reafirmando que el ALBA-TCP se sustenta en principios de solidaridad, cooperación genuina y complementariedad entre nuestros países, y el compromiso con los pueblos más vulnerables y con la preservación de la vida en el planeta,

Convencidos de que es imprescindible la adopción de medidas de cooperación eficaces y urgentes que, a través de acciones coordinadas del sector de la salud y otros sectores, contribuyan a impedir que la epidemia del ébola se extienda a los países de nuestro hemisferio, Recordando lo establecido en el Reglamento Sanitario Internacional (2005) y la Hoja de Ruta de Respuesta al Ébola de la OMS, del 28 de agosto de 2014, que tiene por objeto detener la transmisión de la enfermedad del Ébola a escala global, y encarar las consecuencias de cualquier nueva propagación internacional,

Tomando nota de los protocolos de la OMS para prevenir la transmisión de la enfermedad del ébola entre personas, organizaciones y grupos de población, Subrayando que es posible contener el brote del Ébola, en particular mediante la aplicación de las acciones establecidas en materia de seguridad y salud, y otras medidas preventivas que han demostrado su eficacia,

Acordamos:

1. Coordinar nuestros esfuerzos para prevenir y enfrentar la epidemia del Ébola, incluida la rápida prestación y utilización de la asistencia entre nuestros países, con trabajadores sanitarios y los suministros y materiales pertinentes,

2. Atender con prioridad las necesidades especiales de los hermanos países del Caribe, que les permitiría beneficiarse de la cooperación para prevenir y enfrentar el Ébola que acuerden los países del ALBA-TCP,

3. Activar la Red de Vigilancia epidemiológica del ALBA-TCP cuya creación fue acordada en la I Reunión de Ministros de Salud de la Alianza, que tuvo lugar el pasado 25 de febrero de 2014, en Caracas,

4. Apoyar decididamente a las brigadas médicas voluntarias especializadas en el enfrentamiento a desastres y grandes epidemias, del Contingente “Henry Reeve” de la República de Cuba, que laboran en países de África. En este sentido, expresamos nuestra disposición como Alianza Bolivariana a contribuir con personal de salud altamente calificado para que se sumen a los esfuerzos de este Contingente en tareas que sean requeridas en la región latinoamericana y caribeña,

5. Establecer mecanismos nacionales para diagnosticar y aislar rápidamente los presuntos casos de infección, teniendo en cuenta las manifestaciones clínicas iniciales de la enfermedad, la historia de viaje y/o la historia de exposición reportada por el paciente u obtenida en la investigación epidemiológica,

6. Compartir y generar capacidades para el diagnóstico de enfermedades que requieran laboratorios con un nivel adecuado de bioseguridad,

7. Diseñar y ejecutar campañas de educación pública sobre la prevención y la respuesta al Ébola, dirigidas a aumentar la preparación de la población y fomentar su confianza,

8. Proporcionar y reforzar las medidas preventivas para la detección y mitigación de la exposición a la infección del Ébola y proporcionar tratamiento y servicios médicos eficaces para el personal de respuesta,

9. Reforzar las medidas de vigilancia y control epidemiológico en las fronteras, en particular en puertos y aeropuertos,

10. Contribuir a la formación de personal de salud especializado en la prevención y enfrentamiento al ébola en los países del ALBA-TCP y del Caribe, a partir de la experiencia acumulada,

11. Crear un grupo de profesionales de diferentes especialidades para la capacitación del personal de salud en los temas de bioseguridad, incluido el uso de equipos de protección personal ante casos sospechosos o confirmados de ébola, la atención a las enfermedades hemorrágicas y al paciente en estado crítico, que puedan convertirse en facilitadores y asesores en sus respectivos países,

12. Asegurar, en la mayor cantidad posible de instalaciones del sistema de salud, equipos médicos de reserva e insumos vitales para el manejo de la enfermedad,

13. Fomentar las investigaciones científicas, epidemiológicas y biológicas sobre el ébola en el marco del ALBA-TCP, y propiciar la cooperación en esta esfera con otros países, como contribución a los esfuerzos internacionales dirigidos a enfrentar la epidemia y con el objetivo de consolidar la independencia científica, médica y sanitaria de los países de la Alianza,

14. Perfeccionar los mecanismos de información entre nuestros países, de tal forma que se mantenga actualizada la situación epidemiológica en los países del ALBA-TCP y se diseminen con mayor facilidad las experiencias adquiridas,

15. Apoyar decididamente las iniciativas de las Naciones Unidas, en particular de la OMS/OPS y de la UNMEER, encaminadas a implementar las recomendaciones del Comité Internacional de Emergencia del Reglamento Sanitario,

16. Fomentar la cooperación en la esfera del enfrentamiento y prevención del ébola con otros países del Hemisferio y emprender aquellos programas conjuntos que contribuyan a lograr ese fin,

17. Convocar los días 29 y 30 de octubre, en La Habana, Cuba, una reunión técnica de especialistas y directivos de los países del ALBA-TCP para intercambiar experiencias y conocimientos, así como concertar estrategias de prevención y enfrentamiento a la amenaza de la epidemia del ébola,

18. Encargar a los Ministros de Salud de los países del ALBA-TCP la elaboración de un Plan de Acción a la luz de las propuestas de la reunión técnica de especialistas y directivos, y su aplicación inmediata, en coordinación con la OPS/OMS. Dicho Plan deberá ser presentado a la consideración de los Jefes de Estado y Gobierno del ALBA-TCP, a más tardar el día 5 de noviembre de 2014,

19. Utilizar todos los recursos a disposición de la Secretaría Ejecutiva del ALBA-TCP para apoyar las iniciativas acordadas,

20. Felicitar a la República Bolivariana de Venezuela por la donación de cinco millones de dólares para combatir el Ébola, y que fueron entregados al Secretario General de la ONU Ban Ki Moon el pasado 16 de octubre de 2014,

21. Felicitar a la República de Cuba y su pueblo por la demostración de solidaridad con los hermanos países de África Occidental a través del envío de personal médico cubano.

22. Proponer que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) promueva esfuerzos regionales encaminados a prevenir y enfrentar la amenaza de la epidemia del Ébola,

23. Continuar colaborando con los países de África afectados por la epidemia, mantener la cooperación existente con los no afectados e incorporar las experiencias de las brigadas especializadas en el enfrentamiento a desastres y grandes epidemias, que allí laboran.

La Habana, 20 de octubre de 2014

Ortega pide formar frente común

El presidente Daniel Ortega, sostuvo este lunes que combatiendo el virus del ébola en África estamos siendo consecuentes con nuestra solidaridad pero también se lleva a cabo la batalla para que no avance a otros países.

Durante su participación en la cumbre extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) que se realiza en la Cuba, Ortega reconoció el trabajo de los médicos que se encuentran en África para combatir el brote.

"Quiero expresar nuestro reconocimiento y nuestra solidaridad a la batalla que están dando los médicos de África y los cooperantes que han llegado allá para luchar contra el ébola", indicó durante su alocución.

Mensaje integro de presidente Daniel Ortega

Gracias, Compañero General de Ejército Raúl Castro, Presidente de la Hermana República de Cuba.

Bueno, aquí nos ha convocado Chávez a través de Nicolás, e inmediatamente Raúl elevó la Propuesta a Nivel de Jefes de Estado, Jefes de Gobierno de lo que hace una Reunión Ministerial, y nosotros valoramos que esta es una Iniciativa que estaba haciendo falta en nuestra Región.

Desde la Región Centroamericana hacíamos esfuerzos nosotros allá con los Países Centroamericanos, intercambiando, igual con México, pero todavía digamos que no se habían creado las condiciones para una Convocatoria de esta naturaleza... Y había que empezar y creo que se ha empezado, y estamos totalmente de acuerdo que esta Iniciativa pueda culminar con este Encuentro Ministerial y luego un Encuentro incluso de la Cumbre de Presidentes, que el tema central se instale allí en la Cumbre de Presidentes en Enero allá en Costa Rica, en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Estamos aquí convocados, les decía, al llamado de Chávez, al llamado de Fidel, que son los que centraron las bases de esta Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestramérica.

En nombre del Pueblo de Nicaragua quiero agradecer la Solidaridad que Cuba ha brindado a partir del Triunfo de la Revolución. Ha brindado una Solidaridad en todos los Campos, y en este caso particular en lo que es la Salud en todo nuestro Planeta. Y ahí tenemos este Contingente de Médicos Cubanos que, como bien lo reconocen estos Organismos Internacionales, está a la vanguardia en esta noble Batalla en favor de la Humanidad.

Porque combatiendo al Ébola en África estamos siendo consecuentes en nuestra Solidaridad con los Hermanos de África; pero también estamos dando la Batalla para que esta epidemia no avance a los Países en vías de desarrollo, y que no avance tampoco a los Países desarrollados.

Y ahí Cuba está siempre a la cabeza, e igualmente incorporando, como lo explicaba muy bien el Ministro de Salud, incorporando también a los Médicos que ya se encuentran allá en África, lo que hace ya un Contingente de varios miles entre Médicos y Trabajadores de la Salud. Y dispuestos, como decía Raúl, a incorporar también a los Médicos que tienen en estos momentos en nuestra Región.

Allá en Nicaragua tenemos Médicos cubanos, y actualmente tenemos ya una Delegación de Especialistas cubanos... Ustedes nos respondieron inmediatamente, Raúl respondió inmediatamente a nuestra solicitud, nos envió a los cuatro Especialistas cubanos que están formando, están capacitando a los Especialistas nicaragüenses, y en 15 días estarán capacitando a 120 Compañeros Especialistas nicaragüenses, y estos van a convertirse a la vez en multiplicadores capacitando a más Médicos. Y luego sobre todo hay que llegar a la población, como bien se ha dicho hay que dejar que se posesione la población, que se empodere la población de lo que es esta Batalla en contra del Ébola que es una Batalla por la Salud de las Familias en nuestro Planeta.

Quiero expresar, y estoy seguro que esto lo compartimos tod@s, nuestro Reconocimiento y nuestra Solidaridad a la Batalla Heroica que están librando ya desde que se inició esta epidemia los Médicos de África, y Cooperantes que han llegado allá, de los cuales muchos han sido infectados, y de los cuales algunos han fallecido, están entre estos 200 fallecidos de más de 400 infectados... Médicos, Personal de Apoyo de la Salud que ha  estado laborando de una manera heroica, de una manera que deja ver que en la Humanidad existe el Principio de la Solidaridad, y que se practica el Principio de la Solidaridad.

Igualmente, nuestra Solidaridad y el acompañamiento en el dolor para los Hermanos Pueblos africanos donde han fallecido ya miles de Hombres, miles de Mujeres, Niñ@s, víctimas de esta terrible enfermedad, y a los que han fallecido también en Países desarrollados.

Y como bien decía Fidel en su último Mensaje, expresa con toda claridad que esta es una Batalla por la Humanidad, por la Paz en el Mundo, y va más allá de cualquier diferencia Política y de cualquier diferencia Ideológica; va más allá de cualquier confrontación. Y es claro el Mensaje para aquellos Países que, estoy seguro sabrán trascender y deberán trascender en estas circunstancias a no querer condicionar lo que es un llamado a la Unidad, a unir esfuerzos, a unir recursos y a multiplicar recursos en esta Gran Batalla.

Y sí creo que hay que señalar, que todavía, que todavía pesa la insensibilidad, la dureza de corazón en los Países desarrollados, en las cúpulas de los Países desarrollados, que destinan rápidamente sumas multimillonarias para la guerra, que forman alianzas militares para la guerra, y que no los escuchamos formando alianzas globales para lanzar esta Batalla en contra del Ébola.

¿Dónde están? Es cierto hablan en contra del Ébola, pero no se siente todavía una decisión donde se conforme un gran Frente Mundial de Lucha contra el Ébola en el que participen los Países desarrollados, y en donde pongan recursos los Países desarrollados; que pongan algo, que resten algo a lo que gastan en las guerras y los coloquen en beneficio de la Salud de los Pueblos del Mundo.

Esa es nuestra Esperanza, y sabemos que en esta Lucha contamos también con la Solidaridad de los Pueblos de los Países desarrollados, que ellos sí están convencidos que el Camino es la Unidad y que el Camino es la Defensa de la Humanidad frente a esta tragedia. Gracias, Compañer@s.