sábado, 25 de octubre de 2014

México: Familiares de estudiantes desaparecidos y normalistas rompen con PGR

jornada.unam.mx
Por Sergio Ocampo y Rubicela Morelos | La Jornada

Padres de familia de los 43 normalistas e integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM) confirmaron que desde el pasado jueves en la tarde decidieron levantarse de la mesa de búsqueda que mantenían con la Secretaría de Gobernación, Procuraduría General de la República y la Gendarmería.

En rueda de prensa, realizada la tarde de este viernes en la escuela normal de Ayotzinapa, aseguraron que fueron policías del Estado mexicano, con integrantes del crimen organizado, los que asesinaron a tres estudiantes y desaparecieron a los otros 43.

Padres de familia y estudiantes exigieron a la Procuraduría General de la República (PGR) que "redireccione" las líneas de investigación de los hechos de Iguala, porque aseguraron que esta dependencia pretende vincular a los estudiantes con grupos de la delincuencia organizada.

Ante estas intenciones "perversas" del gobierno federal y además de que la PGR no ha dado resultados en la búsqueda de los 43 muchachos, decidieron romper el diálogo.

Además debido a la falta de resultados en las investigaciones de la PGR, tanto para dar con el paradero de los muchachos y también para detener y castigar a los responsables materiales e intelectuales de los seis asesinados la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27, demandaron una audiencia directa con el presidente, Enrique Peña Nieto, y pidieron que éste reconozca públicamente "que nuestra normal es un centro de formación y educación para la población pobre de nuestro país".

Pedro García López, alumno de Ayotzinapa, quien leyó el comunicado, aseguró que "las recientes declaraciones del Procurador General de la República basadas en los testimonios de los detenidos por las ejecuciones extrajudiciales y desaparición forzada de 43 compañeros normalistas representan una tendencia de impulsar una línea de investigación relacionada con la disputa de las bandas delincuenciales por la plaza de Iguala en la que los estudiantes habríamos sido utilizados para tal fin.

La normal de Ayotzinapa rechaza estas líneas de investigación y solicita a la Procuraduría General de la República (PGR) el redireccionamiento de la misma".

El estudiante reiteró su rechazo a "cualquier vínculo que desde las esferas del poder se quiera hacer de nuestra histórica y emblemática normal con grupos delictivos. El pueblo de Guerrero es testigo que nuestra casa de estudios ha sido formadora de profesores rurales comprometidos con la educación de las clases pobres. Además de que han forjado a lo largo y ancho del Estado la conciencia crítica que cuestiona a los poderosos y a su política económica que cada día excluye a la mayoría y enriquece a unos cuantos".

Enseguida, el alumno normalista, precisó que el único delito que cometieron sus tres compañeros asesinados y los 43 desaparecidos, igual que ellos, fue "alzar la voz contra las injusticias, pobreza, marginación y falta de libertades del pueblo trabajador, por ello el Estado nos descalifica, denosta, persigue y no mata, mientras que al crimen organizado lo cubre con el manto y uniforme que brinda el poder público y se confabula con ellos para matarnos como un intento de acallar las voces de libertad y justicia que surgen con estridencia desde Ayotzinapa", afirmó el estudiante normalista e integrante del comité estudiantil de Ayotzinapa.

Ante los hechos de Iguala, el alumno, reiteró que en México "el autoritarismo permanece intacto", igual que en 1968, cuando el gobierno del priísta del ex presidente, Gustavo Díaz Ordaz, y ahora en el gobierno del también priísta, Enrique Peña Nieto.

Felipe de Jesús, integrante del comité de padres de familia de Ayotzinapa, en esta conferencia de prensa, señaló que desde un principio no confiaron en las instituciones del Estado para llevar la investigación de los hechos de Iguala, debido que fueron policías quienes se llevaron y asesinaron a sus hijos. Pero que le dieron un voto de confianza, que terminó el pasado jueves porque no han dado con el paradero de los jóvenes y tampoco han detenido a los responsables intelectuales, comenzando por el alcalde con licencia, José Luis Abarca, y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa.

"Manifestamos en la primera reunión que no confiamos en las instituciones, que ellos están al frente, primero, porque bueno fueron policías quiénes se llevaron a nuestros muchachos y quiénes los asesinaron; pero vemos que no hay resultados definitivamente y entonces no podemos confiar en alguien que no da resultados, con todo el poder (operativos) que llevan y con todo lo que dicen que han utilizado, y por esa razón el día de ayer en la reunión de evaluación que tuvimos con los representantes de la Secretaría de Gobernación (Segob), la PGR y la Gendarmería, pues nos levantamos la de la mesa, porque vimos que no hay avances, y principalmente por la línea que está desviando la PGR, en cuestión de querer inculpar a los muchachos con nexos con el crimen organizado, que iban armados en los autobuses, y queremos decirle que nosotros desde el mismo comienzo, no habíamos confiado en ellos, y mucho menos ahora", aseguró el padre de familia.

Para éste padre de familia el gobierno federal pretende utilizar la misma estrategia de siempre, como pasó en el asesinato de dos normalistas el pasado 12 de diciembre de 2011 por policías estatales y federales, de criminalizar a la víctimas, para que ya no exijan justicia, mientras que los asesinatos de los dos normalistas en diciembre de 2011, aseguró Felipe de Jesús, siguen impunes, por eso aseguró que decidieron levantarse de la mesa que llevaban con las autoridades federales porque no hay resultados en la investigación de la PGR.

A mi hijo: "ahora ya me lo quieren convertir en narcotraficante".

César González, padre de César Manuel González uno de los muchachos desaparecidos, exigió al presidente del país que presenten con vida de manera inmediata a los 43 estudiantes, de lo contrario afirmó que sus lucha de ellos irá en aumento e incluso que están dispuestos a perder la vida.

"Estamos decididos a todo, si es necesario perder la vida en la búsqueda de nuestros hijos, bienvenida sea, estamos dispuestos ahora sí a todo, ya basta de burla, de tantas cosas que nos dicen... yo invito a las autoridades (federales) a ver a los 43 padres y madres llorando y rogándole a dios que encontremos a nuestros hijos".

"Nosotros no nos importa si se fue el gobernador, no nos importa si viene una suplente, no nos importa si el procurador no nos cree, o los quieren ahora involucrar con el crimen organizado, mi hijo tenía tres meses aquí, y no es del estado de Guerrero, mi hijo es del estado de Tlaxcala, y ahora ya me lo quieren convertir en narcotraficante. Nosotros ya estamos dispuestos a todo, sabrá dios que venga, pero si es necesario perder la vida por la vida de nuestros hijos, bienvenida sea", dijo el padre de César Manuel González uno de los 43 desaparecidos.