lunes, 20 de octubre de 2014

Luchar contra el trabajo semiesclavo en hoteles

Gerardo Iglesias | Rel-UITA
El ritmo infernal de las camareras de piso

Por Gerardo Iglesias | Rel-UITA

Director ejecutivo de asuntos sindicales de la Federación de Trabajadores Hoteleros del Estado de São Paulo (FETRHOTEL), “Jandaia” conversó con La Rel acerca de los principales problemas que enfrenta el sector.

-¿Cuáles son los puntos en que la FETRHOTEL ha puesto el foco de atención?
-Los muy bajos salarios, una patronal bastante mezquina y la existencia de una mano de obra poco calificada. El sector hotelero y gastronómico tiene pleno empleo y una alta rotatividad de trabajadores porque la oferta laboral es diversa. Al igual que la salarial, varía mucho de un establecimiento al otro.

El piso salarial es de 1.200 reales (500 dólares), pero son pocos los trabajadores y trabajadoras que ganan eso, en general ganan el doble o más por los bonos y el porcentaje fijo que cobran por la propina. En el sector gastronómico los salarios son mejores.

-Es sabido que las camareras de piso en varias partes del mundo son obligadas a hacer más de 20 habitaciones por día. ¿Qué pasa con estas trabajadoras en Brasil?
-Lo mismo, pero el Sindicato ataca la cuestión directamente. Cada vez que somos notificados de que determinado hotel está obligando a sus camareras a realizar 20 o más habitaciones por día, algo que se considera totalmente insalubre, el Sindicato toma acciones inmediatas directamente con la administración del hotel y en todos los casos hemos logrado bajar este ritmo infernal, mejorando la calidad de vida de estas mujeres.

-Se dan muchos casos donde las camareras no son empleadas directas de los hoteles, formando parte de cooperativas que tercerizan el servicio.
-Sí, pero nosotros no las aceptamos. El Sindicato de Trabajadores Hoteleros de São Paulo (Sinthoresp), el mayor sindicato de la Federación, con unos 350.000 trabajadores afiliados, ha desarrollado una resistencia particular a estas cooperativas, a las que consideramos un reducto del trabajo esclavo y una modalidad de contratación que combatimos enérgicamente.

-¿Cómo evalúas el intercambio que vienen realizando con la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA)?

-Como algo muy positivo. Hemos participado de actividades que han ampliado nuestro horizonte y nuestras perspectivas, y todavía tenemos mucho que aprender de la experiencia y solidez sindical de la UTHGRA.