miércoles, 22 de octubre de 2014

Gobierno venezolano condena declaraciones “injerencistas, falsas e infundadas” del Alto Comisionado para DDHH de la ONU

lapatilla.com
Por Prensa Misión Venezuela ONU


El Gobierno de Venezuela expresó su “profundo rechazo” ante las declaraciones emitidas por el titular de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, en torno a los casos del dirigente golpista venezolano Leopoldo López y del ex-alcalde de San Cristóbal, Daniel Ceballos, considerándolas “injerencistas, falsas e infundadas”.

La Misión Permanente de la República Bolivariana de Venezuela ante la ONU-Ginebra consignó este miércoles una Nota Verbal ante la mencionada Oficina, por instrucciones del Ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Rafael Ramírez.

“El Alto Comisionado, Zeid Ra’ad Al Hussein ha hecho señalamientos que lesionan la dignidad y el decoro, los cuales deben ser preservados en las relaciones con los Estados soberanos miembros de las Naciones Unidas”, dice la Nota Verbal.

Asimismo, recalca que la resolución que creó la Oficina del Alto Comisionado de ONU para los Derechos Humanos exige un desempeño “imparcial, objetivo, no selectivo y eficaz de las funciones de ese alto funcionario”.

La Cancillería venezolana destaca que “en cumplimiento de la vindicta pública tales ciudadanos están siendo juzgados, en el marco del Estado de Derecho, por sus actuaciones delictivas en perjuicio de la paz y la estabilidad de la República”.

Para el Gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros, estas declaraciones de Zeid Ra’ad Al Hussein “sin duda, se inscriben en la manipulación mediática internacional (…) que ha sido denunciada por la alta dirigencia del Gobierno Bolivariano”.

“Dable es mencionar que Leopoldo López, actor principalísimo del Golpe de Estado en contra del Presidente Hugo Chávez Frías, en 2002, se encontraba disfrutando de libertades plenas, gracias al Decreto de Amnistía emitido por el Presidente Bolivariano, magnánimo gesto destinado al fomento de la paz y la confraternidad entre los venezolanos y venezolanas”, reza la Nota consignada.

Indica, asimismo, que el Alto Comisionado se ha excedido en su mandato, exhibiendo un total desconocimiento a los límites de su ámbito de actuación y que “ha tenido la insensatez” de exhortar a las autoridades venezolanas a liberar inmediatamente a López y Ceballos.

“Resulta preocupante que el Alto Comisionado pretenda convertir las opiniones del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria en decisiones jurídicamente vinculantes que obliguen a los Estados a su inapelable cumplimiento”, subraya el Gobierno Bolivariano.

“Es sorprendente e insólito que el Alto Comisionado no se haya informado o solicitado información actualizada al Estado Venezolano sobre estos casos, y se haya pronunciado políticamente, desestimando la ingente documentación sustantiva proporcionada a su Oficina”, añade.

“Durante sus dos meses de desempeño no ha hecho contacto con las autoridades venezolanas. Llama la atención, por lo tanto, que su primera actuación pública sobre Venezuela haya sido precisamente para condenar al Estado venezolano, y complacer a los sectores antidemocráticos de la oposición venezolana”, sostiene el documento.

El Gobierno Nacional observa que “El Alto Comisionado y la Oficina que representa, con su proceder, lejos de actuar con ecuanimidad y sindéresis, buscan profundizar las diferencias políticas y toman partido por un sector violento de la oposición venezolana”.

“El Estado venezolano ha actuado siempre en pro de la protección de la vida, del derecho a la manifestación pacífica y de la integridad física de las personas, respetando los derechos humanos y la Constitución. Las instituciones garantizan el ejercicio pleno de los derechos civiles y políticos a todos sus ciudadanos, conforme a las libertades consagradas constitucionalmente”, añade el documento consignado en el día de hoy por embajador Jorge Valero, representante permanente de Venezuela ante la ONU-Ginebra.

La Nota Verbal da cuenta de que Venezuela ha remitido a la Oficina del Alto Comisionado para DDHH numerosas comunicaciones en las que queda demostrada “con pruebas concretas acompañadas de fotografías y videos”, la magnitud de la violencia que enfrentó el pueblo venezolano por el intento de derrocamiento del legítimo Gobierno del Presidente Nicolás Maduro Moros, bajo el plan denominado “La Salida” que promovió Leopoldo López. “En ese escenario, sectores de la oposición se deslindaron” del llamado convocado por el dirigente de Voluntad Popular, precisa el documento.

“Este plan antidemocrático trajo consigo la muerte de inocentes venezolanos; la pérdida de millones de dólares en infraestructura; privando a la población de sus derechos fundamentales; y perturbando gravemente la paz social de los venezolanos”, agrega.

La República Bolivariana de Venezuela también expresó su “estupor”, por la Nota de Prensa donde aparece una fotografía del Alto Comisionado Zeid Ra’ad Al Hussein, sosteniendo la bandera de Venezuela con la señora Lilian Tintori, esposa de López.

“Ésta es sin duda una conducta repudiable. Es un grave irrespeto a la dignidad nacional que el Alto Comisionado otorgue el carácter de representante del pueblo venezolano a una persona de la oposición golpista. De este modo, el Alto Comisionado pretende desconocer la auténtica representación del Estado venezolano”.

El documento oficial insiste en que “Tan censurable conducta intenta potenciar la intensa campaña mediática internacional promovida por poderosos intereses foráneos, en contra de la Administración de Justicia en Venezuela”.

La Nota reitera que el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela continuará ejerciendo todas las acciones que, en el marco de la Constitución sean necesarias para garantizar la estabilidad social y la paz pública, “conjurando, con estricto apego a la ley y respeto a los derechos humanos, la agenda de violencia promovida por agentes internos y foráneos”.