lunes, 27 de octubre de 2014

"Encuentro mundial de movimientos sociales representa una apertura histórica" Bertha Cáceres del Copinh

Por Prensa Insurrecta

El Copinh se hace presente a este Encuentro Mundial de Organizaciones Sociales, que se realiza en el Vaticano del 27 al 29 de octubre del 2014. 

Es una iniciativa de movimientos sociales hacia el ALBA, de organizaciones sociales vinculadas a la Vía Campesina, de movimientos que luchan por vivienda digna y otras luchas urbanas, y una iniciativa del Papa Francisco y de grupos progresistas de la iglesia católica actual.

¿Por qué está el Copinh en este cónclave y cuáles son las expectativas que tienen como organización?
“Creo que este espacio es una apertura histórica interesante, sin tener demasiadas expectativas creemos que hay importantes debates controversiales mundiales de los cuales es urgente participar, y que se relacionan con las grandes problemáticas del mundo como la guerra, la injusticia, los derechos humanos. Es necesario tener y tomar la palabra como movimientos sociales. 

Este evento es muy importante porque abre la posibilidad, con la iglesia como poder en el mundo, de ser escuchados con nuestra autonomía y palabras, intenta juntar esfuerzos en lo que se pueda con los sectores progresistas para que se comprometan con la vida diversa, la lucha por la justicia, los derechos de las mujeres, de todos los pueblos indígenas y negros, esto puede significar un cambio histórico en la iglesia que no cuenta con el visto bueno de autoridades eclesiales de la derecha, inconformes dentro de esta institución por estas iniciativas de acercamiento a los movimientos. 

Tenemos claro que la iglesia es la iglesia, sabemos que estructura es y que está vinculada al saqueo histórico de la tierra y ligada a las transnacionales y sus enormes inversiones, conocemos de su silencio cómplice ante la invasión de pueblos y vemos muchos sectores religiosos que respaldan con silencio a la invasión a Palestina, Kurdistán, México, Colombia, Centroamérica. Y tenemos que hacer este emplazamiento, a estos sectores del poder, de parte nuestra.”

¿Quiénes participan de esta convocatoria y desde que lugar político dialogan?

“Hay muchos movimientos de base de los cinco continentes, creo que hay mucha representación de áfrica, América latina por supuesto, es una delegación grande, y estamos haciendo este esfuerzo por ver como coincidir con los sectores progresistas y la apertura del papa Francisco. Así como nuestros movimientos que son movimientos territoriales que hacemos lucha contra las empresas transnacionales, igualmente como hacemos lucha contra los sistemas de opresión como el racismo y el patriarcado, es importante que llegue nuestra voz, nuestra realidad a esta curia de estas esferas, porque sabemos lo que pueden ser las iglesias, como en Honduras cuyo representante Oscar Andrés Rodríguez bendijo el golpe de estado. 

Estamos poniendo temas como la militarización, la ocupación, la violación a los derechos humanos, el fundamentalismo religioso, la criminalización de nuestras luchas. Estamos situando fuertemente el tema de los pueblos indígenas, mañana tendremos un espacio con el Papa Francisco, luego de estar con todos los movimientos del mundo. Y sabemos que al dar a conocer la realidad de Honduras se pone el contexto de la región con los fenómenos y planes dirigidos como el narcotráfico y la expansión trasnacional, que en nuestro país se refleja en iniciativas como las ciudades modelos que son una violación a la soberanía como nunca la conocimos en estos 522 años”.

¿Cuáles son los temas más debatidos, o los más controversiales?
Uno de ellos tiene que ver con las mujeres y sus luchas por la autonomía y soberanía de sus cuerpos. Hubo movimientos feministas que no han querido participar en este encuentro porque sabemos que hay una profunda y estructural crítica al papel de la iglesia en la opresión y subordinación a las mujeres y la iglesia sostiene al patriarcado. Es una crítica valida de los movimientos feministas, pero al mismo tiempo creo que sería bueno aprovechar para hacer el debate aquí, con el mismo Papa, para hacer algún planteamiento, para acercar la discusión sin pretender pensar en acuerdos, pero sí para tener postura pública con mucha resonancia internacional. 

Aquí estamos mujeres de movimiento sociales mixtos, de territorios, de sectores populares que estamos hablando insistentemente de los temas feministas- Pienso que que si se logra caminar juntos, en ese camino de desmontar la opresión, las feministas y las mujeres podríamos acércanos a esa discusión con la iglesia con fuerza y autonomía.

Otro tema debate es el de la tierra y territorio, porque hay grandes sectores de tierra en manos de la iglesia apropiada por ella de manera ilegal; también la represión que ejercen con su poder, incluso hacia sus propios obispos y a sacerdotes progresistas que acompañan a los movimientos, dentro de su estructura, así como a los sectores laicos que luchan por humanizar a la iglesia. Se discute sobre los conflictos étnicos religiosos que muchas veces es alentada por la iglesia. Y uno muy importante que es parte de los propósitos de esta reunión es la conformación de un consejo mundial de movimientos sociales que está promoviendo el papa Francisco como una instancia permanente de asesoría, y eso lo vemos positivo, que se aproveche ese espacio porque nunca se ha tenido, aunque sabemos que hay oposición de muchos poderes de la iglesia, sobre todo la ultraderecha”