viernes, 10 de octubre de 2014

El Salvador: Préstamos para mejorar producción y empleo

prensalibre.com
Por César Villalona | Verdad Digital

En la Asamblea Legislativa se discute la posible aprobación de 10 préstamos que ayudarían a mejorar la producción y el empleo nacional. Los diputados y diputadas de ARENA, que dicen que el gobierno ahuyenta la inversión, se rehúsan a apoyar préstamos que aumentarán la inversión pública y privada.

ARENA dice que la deuda del gobierno es muy elevada, pero la misma solo representa el 39% del PIB, o sea, está por debajo del 50% recomendable. Además, ese indicador mejoró con respecto a 2009, cuando era de 42%. A eso se debe que los gobiernos y los organismos internacionales le aprueben préstamos al gobierno. Y por eso empresarios nacionales e internacionales le compraron bonos al gobierno por 800 millones de dólares y a una tasa de interés baja, de 6.3%. Y querían comprar por más de 4,600 millones. Ningún empresario compromete su dinero con un gobierno que no puede pagar.

En el programa de gobierno que apoyó la candidatura presidencial del FMLN se establece que “el financiamiento externo deberá dirigirse primordialmente a programas y proyectos de inversión”. Eso significa que el FMLN respalda la contratación de nuevos préstamos pero para usarlos con fines productivos, no para financiar con ellos proyectos de poco impacto, mucho menos para fomentar la corrupción, como hizo ARENA cuando gobernaba y mal usó cientos de millones de dólares provenientes de préstamos y donaciones. 

Basta mencionar los casos del hospital de Zacatecoluca, por el que fue procesado un ex ministro de salud, y el del ex presidente Flores, que utilizó una millonaria donación de Taiwán para enriquecerse y lucrar a su partido.

El programa de gobierno el FMLN también dice que el financiamiento se debe originar “primordialmente en la propia estructura presupuestaria y, complementariamente en el apalancamiento externo”. Y eso es lo que hace el gobierno, que presentó un proyecto de presupuesto para 2015 de 4,823 millones y solicita la aprobación de 10 préstamos por 607 millones para acciones complementarias, como la inversión en infraestructura, formación de jóvenes, apoyo a la seguridad, financiamiento a las micros y pequeñas empresas, desarrollo turístico, entre otras. Los 10 préstamos son:

a)    20 millones para el desarrollo productivo. Se capacitará a 6,000 jóvenes y se financiará a quienes presenten planes de negocios.

b)    30 millones para programa de innovación para competitividad, que beneficia a jóvenes, microempresas e instituciones del Estado en materia de innovación.

c)   45 millones para programa de apoyo a la estrategia de seguridad ciudadana: capacitación e inserción social y laboral de jóvenes y atención socioeducativa de reclusos.

d)    25 millones para programa de desarrollo turístico en zona costera. Beneficiará a operadores turísticos, cooperativas de pescadores y pescadoras y el emprendedurismo local.

e)    115 millones para mejoramiento del corredor del pacífico. Mejorará las condiciones de transporte de personas y mercancías.

f)    40 millones programa de corredores productivos. Beneficiará las cadenas de pesca y acuicultura, el turismo, la agroindustria, actores locales de la zona y gobiernos municipales.

g)    100 millones para financiar a micro y pequeñas empresas. Fortalecerá la banca pública (BANDESAL) y fomentará la producción y el empleo.

h)    122.9 millones para baipás de San Miguel, que beneficiaría a esa ciudad y a todo el oriente del país.

i)    100 millones para inversión social y productiva: salud, educación, obras públicas y portuarias.

j)     9.1 millones para apoyar a jóvenes de comunidades marginales, mediante infraestructura para el fomento del empleo, fortalecer habilidades de trabajo, crear espacios seguros, planes municipales de inversión, entre otras acciones.

Todos los préstamos son blandos, o sea, a bajos intereses y largos plazos de pago. Y todos impactarán positivamente en la economía y las principales variables sociales, como el empleo, la educación, la salud, la seguridad y otras.