lunes, 20 de octubre de 2014

El Salvador: Datos “curiosos” que la ANEP debería conocer

Por César Villalona

Durante los cinco años del gobierno de Mauricio Funes y el FMLN, los directivos de la ANEP se dedicaron a decir que la economía crecía poco porque el gobierno confrontó con los empresarios y éstos se vieron obligados a disminuir sus inversiones. La misma idea plantearon (y siguen repitiendo) los directivos de FUSADES, los medios de comunicación al servicio de ARENA y los dirigentes de dicho partido.

Antes de dar algunos datos sobre el comportamiento de la inversión privada, debemos recordar que en 2009 el gobierno de Funes encontró una economía en picada, con caída de -3.1%, y en los siguiente años de su gestión la economía creció 1.8% promedio. 

Además, el ex presidente Funes no dañó a las grandes empresas y su gobierno apoyó a miles de micros y pequeños negocios del campo y de la ciudad, mediante la compra de leche, uniformes, zapatos y útiles escolares y con la donación de paquetes agrícolas. Incluso, durante el gobierno de Funes se aprobó la Ley de Fomento, Protección y Desarrollo de la Micro y Pequeña Empresa. Lo que sucede es que los directivos de la ANEP, que son de ARENA, creen que representan a todo el empresariado nacional, cuando ese gremio solo aglutina a 14,000 de las 162,000 empresas que hay en el país.

Pero hay algunos datos aparentemente curiosos que vale la pena exponer para seguir desmintiendo a los directivos de la ANEP. Resulta que la inversión privada creció más en el gobierno de Mauricio Funes que en los de Calderón Sol, Francisco Flores y Antonio Saca. 

Solo basta mirar el siguiente cuadro para constatar lo que decimos:

Inversión privada   

Gobiernos                Años          Tasa de crecimiento

Calderón Sol         1994-1998             4.4%
Francisco Flores    1999-2003              2.7%
Antonio Saca        2004-2008              3.1%
Mauricio Funes      2009-2013              6.0%
Fuente. Banco Central de Reserva. Revista trimestral de varios años

Es interesante observar que el menor crecimiento de la inversión privada se dio en el gobierno de Flores, a pesar de las promesas que éste hizo cuando dolarizó la economía y firmó los TLC con México (2001) y Chile (2002). Durante el último gobierno de ARENA, el que encabezo Antonio Saca, la inversión privada creció un poquito más que cuando Flores pero en un porcentaje muy bajo, a pesar de que el TLC con Estados Unidos inició en 2006 y sobre ese tratado se dijeron maravillas.

El crecimiento de 6% de la inversión privada en la gestión de Funes y el FMLN, mucho mayor al de los últimos tres gobiernos de ARENA, debe ser un misterio para los directivos de la ANEP y de FUSADES y para los dirigentes de ARENA, que se pasaron confrontando con el gobierno y acusándolo de tolos problemas del país. La explicación del aparente misterio podría estar en que la mayoría de empresarios, incluyendo a muchos de la ANEP, no siguen las orientaciones de quieres dirigen esa gremial y siguen ampliando sus negocios.

Tiene razón el empresario Roberto Murray Meza cuando le pide a la ANEP que deje la política y trabaje por el bien del sector privado. Don Roberto lo dijo con estas palabras en una entrevista publicada por La Prensa Gráfica del 11 de julio pasado: “Hubo cierto vacío que generó ARENA ante la falta de reacción a las políticas que estaba realizando el gobierno, ese fue el vacío que llenó ANEP. El gobierno tiene un papel que jugar, pero el partido político es el que debe atender la política gubernamental, y la Asociación Nacional de la Empresa Privada atender las políticas gremiales, no las políticas de carácter nacional. Creo que en el futuro, con los nuevos liderazgos que hay en ARENA, eso va a cambiar.”

Pero los directivos de la ANEP no siguen el consejo de don Roberto Murray y mantienen la misma actitud confrontativa, esta vez contra el gobierno que preside Salvador Sánchez Cerén. Si ARENA anda mal, la ANEP anda peor.