lunes, 20 de octubre de 2014

El Salvador: Banca de la mujer, otra promesa cumplida por el gobierno del FMLN

presidencia.gob.sv
Por César Villalona

En el plan de gobierno presentado durante la campaña electoral, el FMLN se comprometió a “ampliar las oportunidades económicas para las mujeres”, y una de las acciones para lograr tal propósito es “impulsar la Banca de la Mujer como una estrategia de financiamiento para actividades productivas y asistencia técnica” (página 34). 

En cumplimiento de dicha promesa, el viernes 11 de octubre el Presidente de la República inauguró la Banca de la Mujer, que arrancará con un capital de 10 millones de dólares manejados en un inicio por algunos bancos del Estado.

La Banca de la Mujer les otorgará créditos a mujeres empresarias por montos que irán de 500 a 75,000 dólares, a un plazo de pago de 6 años y un interés de 3.6%. Las mujeres también recibirán capacitaciones en liderazgo y educación financiera y apoyo técnico en gestión administrativa, imagen comercial y otros temas que faciliten la comercialización de sus bienes y

La mayoría de micro y pequeñas empresas (MYPE) pertenecen a mujeres y no reciben créditos de la banca formal, que además cobra 9% de interés por los préstamos de más de un año. Muchas MYPE, sobre todo las dedicadas al comercio, son estafadas por usureros que prestan a intereses altos y cobran el mismo día que dan el dinero. Por eso es tan importante la creación de la Banca de la Mujer, que contribuirá a mejorar las condiciones de vida de las mujeres.

Las MYPE les dan empleo a miles de personas y benefician a muchas empresas a las que les compran mercancías. También les proporcionan ingresos al gobierno, porque tanto ellas como su personal empleado pagan IVA y otros impuestos cuando compran. Pero a pesar de ser un factor importante en la dinámica económica del país, la mayoría de las MYPE no reciben créditos porque los bancos les piden garantías que no pueden cumplir. La Banca de la Mujer comenzará a llenar ese vacío.

Otra acción importante de apoyo a las MYPE fue la aprobación que hizo la Asamblea Legislativa, en abril pasado, de la “Ley de Fomento, Protección y Desarrollo de la Micro y Pequeña Empresa”, que crea un fondo de crédito de 5 millones y un fondo de garantía de 10 millones y obliga a las instituciones gubernamentales relacionadas con esas empresas a eliminar trámites innecesarios. El gobierno también acordó con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) un préstamo de 100 millones que manejará BANDESAL y servirá para financiar a las MYPE. El crédito del BID, que la derecha se niega a aprobar en la Asamblea Legislativa, se pagaría en 25 años y a un interés de apenas 1%.

Las acciones del gobierno muestran un rumbo claro en el apoyo a las mujeres empresarias y a las MYPE en general, no solo para disminuir la desigualdad entre hombres y mujeres, sino para contribuir al crecimiento económico, la generación de empleo y el mejoramiento de las condiciones de vida de un segmento importante de la población.