jueves, 16 de octubre de 2014

Costa Rica: Organizaciones ecologistas y comunidades declaran moratoria civil y ciudadana de hidroeléctricas

Por FECON

Por más de dos décadas comunidades y organizaciones ecologistas hemos buscado el diálogo con los gobiernos sin haber obtenido respuestas positivas. Por esto es que el llamado del Gobierno a la Mesa de Diálogo Nacional sobre energía eléctrica, presentado como “un espacio de debate plural y participativo”, resulta una oportunidad sin precedente, a la que asistiremos con la mejor disposición de cooperar, proponer y analizar críticamente las condiciones actuales y el futuro del mercado eléctrico nacional.

Compartimos plenamente el espíritu y la voluntad del Presidente de la República, Don Luis Gillermo Solís, y del Ministro de Ambiente, Don Edgar Guutiérrez, de llamar a la sociedad a dialogar, pero no podemos dejar de indicar que los temas y la metodología prevista requieren cambios fundamentales para garantizar el éxito del proceso.  

Por ejemplo, los aspectos “socioambientales” simplemente no estaban presentes y ante nuestra observación se incluyeron dentro del tema tarifario, pero sin que exista garantía de que se pueda lograr la profundidad requerida para discutir sobre los impactos que causan los proyectos de generación de todo tipo en las comunidades y sobre los ecosistemas. 

Reconocemos también que se atendió nuestra solicitud incluir representantes de territorios indígenas de Pacuare y Duchí, de Savegre, Acosta, Guanacaste, el Caribe y de las zonas norte y sur.  Le ofrecimos también al Gobierno la oportunidad de realizar 2 foros regionales en el norte y sur del país. Los mismos ya se realizaron y permitieron un primer acercamiento con las comunidades que, por siempre, han sido excluidas de toda negociación y participación efectiva tanto por el Ice como por las empresas privadas.

Para que el diálogo sea exitoso se requiere garantizar un espacio de participación efectiva que supere los encuentros Gobierno-Ice y empresas privadas de electricidad.  Es urgente que se atiendan temas esenciales como:

·         explicar las verdaderas causas de los aumentos de tarifas eléctricas, lo que implica

·         revisión de las condiciones de privilegio para 27 empresas de generación privada, a cada una de las cuales se le ha pagado en los últimos años más de 5 millones diarios en promedio.

·         Retirar de la corriente legislativa el proyecto de contingencia eléctrica cuyo objetivo es debilitar al Ice y abrir más aún el mercado para los negocios privados,  y retirar también los 2 proyectos que pretenden explotar geotermia, incluida la que está dentro de parques nacionales, presentados por diputados de los partidos Acción Ciudadana y Movimiento Libertario.

·         Que el Ice entregue la información sobre el sector eléctrico que le hemos solicitado por medio de documentación entregada al Ministro de Ambiente, lo cual es indispensable para que todos los actores sociales estemos en igualdad de condiciones para dialogar, proponer y, sobre todo, consensuar en al menos aspectos fundamentales.  De lo contrario seguiremos supeditados a decisiones exclusivas del Ice, las empresas generadoras y el Gobierno.

·         En indispensable que el MINAE recupere la rectoría energética y eléctrica del país, ya que por muchos años el ICE ha sido juez y parte, cuando debe ser el ejecutor del modelo eléctrico que la sociedad costarricense defina. Estamos demandando la “civilización” de las relaciones del Ice con las comunidades, el respeto de los derechos de los pueblos y un desempeño técnico que asegure el resguardo de la naturaleza a la hora de ejecutar cualquier proyecto.

Las organizaciones ecologistas y las comunidades del país asistiremos al Diálogo Nacional a pesar de la desventaja numérica, pues según la página oficial contamos con 5 representantes de los 50 convocados, muchos de los cuales están directamente vinculados con los negocios de la electricidad. También constatamos que la documentación entregada por nosotros/as no fue debidamente incluida, lo cual también nos coloca en desventaja que esperamos superar desde el inicio del proceso.

Acudiremos al Diálogo Eléctrico Nacional con una historia de 30 años de lucha y la declaración de nuestra propia moratoria civil y ciudadana para proyectos de explotación de la naturaleza y de los ríos, ya que ni el Ice ni las empresas privadas pueden demostrar que todos las hidroeléctricas que quieren construir respondan a necesidades reales de la sociedad costarricense.

Buscaremos contribuir, construir, proponer asertivamente y consensuar con todos los demás actores sociales, pero también disponemos de capacidades y mucho talento organizativo en las comunidades, para impedir que se mantenga el modelo eléctrico actual inconsulto y excluyente que nos aleja cada vez más de una sociedad sustentable e incluyente.