jueves, 4 de septiembre de 2014

Piden a empresa minera retirar demanda contra El Salvador

transparenciaactiva.gob.sv
Por Transparencia Activa

La Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica le pidió a la empresa internacional minera Pacific Rim, ahora Oceana Gold, retirar la demanda interpuesta contra el Estado salvadoreño ante el Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias (CIADI), por la negatoria de los permisos para extraer oro en la mina El Dorado, en Cabañas.

El próximo 15 de septiembre se realizará la tercera audiencia en el CIADI y según Fray Domingo Solís, uno de los miembros de la Mesa, irónicamente esa fecha, día en que se celebra la independencia patria, puede darse un hecho que atente económica y jurídicamente contra la misma soberanía nacional.

La multinacional minera Pacific Rim demandó al Estado salvadoreño por $315 millones por supuestas pérdidas al no haber recibido permiso para explotar la mina El Dorado. Diversas organizaciones han mostrado su rechazo ante lo que consideran una “extorsión contra el pueblo salvadoreño”.

En la fecha festiva se llevará a cabo la audiencia en el CIADI, ante lo que la Mesa Frente a la Minería exigió a la multinacional respetar la voluntad soberana de la población de El Salvador, de no querer minería metálica en el país y pidieron a la transnacional que abandone el caso en el CIADI y que se retire definitivamente del territorio salvadoreño.

Asimismo, consideraron oportuno reiterar que el país necesita urgentemente prohibir por ley la explotación minera en El Salvador y solicitaron que el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, se pronuncie al respecto en el marco de la conmemoración de la independencia patria.

Héctor Berríos, miembro de la Mesa, afirmó que se presentará por escrito y de manera formal ante el Ejecutivo, que el gobierno renuncie al tribunal internacional del CIADI, ya que este “soslaya la soberanía de nuestro pueblo”, porque las demandas de las empresas trasnacionales tienen tanto poder político y económico, como es el caso de Oceana Gold, quienes tienen la capacidad de someter la voluntad de los Estados.

Concluyeron que también es necesario que la ciudadanía se pronuncie contra la minería metálica y la jurisdicción de estos tribunales que someten y buscan sustraer el recurso económico del país.