lunes, 1 de septiembre de 2014

Movimiento campesino centroamericano fija posición ante crisis alimentaria

Foto Vía Campesina Honduras
Por CLOC - Vía Campesina

Organizaciones miembros de la Cloc | Vía Campesina Centroamérica se reunieron en Tegucigalpa, Honduras, los días 31 de agosto y 1 de septiembre, para realizar un profundo análisis sobre la grave situación que vive el campo centroamericano y el movimiento campesino de la región.

Ante esta situación, las organizaciones dieron a conocer a la comunidad centroamericana, a los gobiernos de la región y a la comunidad internacional, el siguiente comunicado:

1. El efecto del cambio climático y la falta de prevención de los gobiernos neoliberales en los últimos 20 años ha venido a agravar la crisis alimentaria y el cambio climático en toda la región centroamericana, al grado de que hoy tenemos pérdidas de toda la cosecha de primera, más de 3 millones de familias productoras que están en quiebra y desabastecidas cuyos efectos inmediatos son incremento de la pobreza y la desnutrición, migración acelerada, deserción escolar masiva, incremento del costo de la vida por los altos precios de los productos alimentarios, el acaparamiento y la especulación, aumento de las importaciones y acumulación de las ganancias de las compañías importadoras, la pérdida de semillas nativas por la imposición de las semillas transgénicas. La ausencia de estrategias para la soberanía alimentaria tiene en abandono la producción campesina, los créditos, la asistencia técnica y la diversificación productiva y en el caso del café el abandono de los pequeños productores ante la plaga de la rolla que multiplica el desempleo y la desnutrición de las y los trabajadores rurales.

2. La Vía Campesina Centroamérica afirma que esta crisis climática no es de orden coyuntural, sino estructural que amenaza a la región con profundizar su vulnerabilidad alimentaria y climática con efectos negativos permanentes.

3. La crisis actual alimentaria y climática no tiene solución si continúan las políticas agresivas de semillas contaminadas, invasión de megaproyectos mineros e hídricos, y la concesión de los recursos naturales al capital transnacional, imposición de monocultivos desplazando y despojando a las familias de sus tierras y territorios.

4. Repudiamos y condenamos la represión y criminalización de las luchas campesinas que incluye, asesinatos, desalojos violentos, decenas de capturados y perseguidos. En este marco nos solidarizamos con los países de Honduras y Guatemala que sufren con mayor intensidad la represión de sus luchas.

5. Reiteramos nuestro llamamiento a los gobiernos, a los organismos internacionales, especialmente al SICA, la FAO, el FIDA de convocar a una cumbre centroamericana para tratar el asunto alimentario y climático de manera urgente con participación de los sectores campesinos, pequeños productores y productoras y pueblos originarios.

6. Es indispensable avanzar sobre los proyectos de reforma agraria integral y aprobar sin demora las leyes de Desarrollo Rural en Guatemala, Ley de Seguridad y Soberanía Alimentaria y nutricional en El Salvador, la ley de reforma Agraria Integral de Honduras.

“Reforma agraria, desarrollo rural, Agroecología para los Soberanía Alimentaria de los pueblos” Globalicemos la Lucha, Globalicemos la Esperanza

Tegucigalpa Honduras 1 de septiembre del 2014