martes, 9 de septiembre de 2014

Miles conmemoraron los 41 años del golpe de estado bajo fuerte represión policial

Clarin de Chile
Por Clarin de Chile 

Miles de personas marcharon este domingo en conmemoración de los 41 años del golpe militar contra el presidente Salvador Allende, en una jornada que se inició de manera pacífica, pero que al finalizar registró incidentes violentos aislados. Manifestantes protestaron por el excesivo uso de la violencia por parte de Carabineros y por la decisión de la Intendencia de no autorizar la marcha por la calle Morandé.

Grupos de encapuchados lanzaron objetos contundentes y bombas molotov a los Carabineros, desplegados en distintos puntos de la movilización, y que repelieron las acciones con tanques de agua y bombas lacrimógenas.

La situación terminó con los Carabineros ingresando al Cementerio General a tomar detenidos y con un periodista herido, luego de que se le lanzara bencina.

La convocatoria tenía negada la autorización de llegar hasta el Cementerio General, donde se encuentra el Memorial del Detenido Desaparecido y Ejecutado Político, que recuerda a las víctimas de la dictadura, y donde se realizó un acto cultural para rendirles homenaje.

La manifestación, que contó con tres mil asistentes según cifras de la policía, es convocada anualmente por la Asamblea Nacional por los Derechos Humanos y en ella participaron familiares de las víctimas de la dictadura, representantes de asociaciones de derechos humanos, parlamentarios, políticos y la Juventud Socialista de Chile (JS).

Las personas llevaban pancartas con los retratos y los nombres de sus familiares detenidos durante la dictadura y que nunca más supieron de ellos, y portando banderas de distintos sectores políticos, en las que destacan por su mayoría las del partido comunista y socialista y de grupos como el Frente Patriótico Manuel Rodríguez.

Nada más comenzar la manifestación, la Asamblea Nacional por los Derechos Humanos, que organiza la marcha reclamó de inmediato el hecho de que las autoridades no le hayan permitido pasar por Morandé 80, uno de los costados del Palacio de La Moneda, la puerta que habitualmente utilizaba el presidente Salvador Allende (1973-1990).

Organizaciones que participaron en la marcha reclamaron por la fuerte represión realizada por la policía. Al respecto, dijeron que “hoy en la marcha que en recuerdo de Salvador Allende y de nuestras y nuestros mártires y caídos en el golpe militar del 11 de septiembre participamos convocados por la Asamblea de Derechos Humanos se vivieron momento de extrema tensión por la represión que fuimos objeto por parte de carabineros, los que desplegaron un numero inusual y excesivo de efectivos,motos y carros lanza agua, lanza gases y de anti disturbios”.

El Movimiento del Socialismo Allendista en una declaración dijo que “el carácter represivo, anti popular y anti izquierda de las fuerzas especiales de carabineros no se ha modificado, al contrario se profundiza cada vez mas como lo hemos podido constatar hoy”

“La decisión del Intendente Claudio Orrego, representante del ejecutivo y del gobierno de la Nueva Mayoría de no autorizar el permiso para que las organizaciones sociales, de derechos humanos y de izquierda marcháramos por la calle Morandè bordeando el palacio de la Moneda donde fue bombardeado por tierra y aire el Presidente Salvador Allende y el exagerado y desproporcionado despliegue de Fuerzas especiales de carabineros y su represión contra los que marchábamos son una prueba clara de que el carácter represivo del Estado y de sus instituciones no ha cambiado por el hecho de que se hayan incorporado al gobierno de la Concertación hoy Nueva Mayoría de fuerzas como el Partido Comunista”, finaliza.