lunes, 15 de septiembre de 2014

La demanda de PacificRim/Oceana Gold contra la soberanía de El Salvador

yesmagazine.org
Por La Tribuna Hispana

En el Centro Internacional de Arreglos Relativos a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial, con sede en Washington D.C., entró a su etapa final el juicio en que la empresa minera multinacional Pacific Rim Mining/Oceana Gold demandó a El Salvador por la suma de $301 millones de dólares, porque el gobierno salvadoreño no le permitió la explotación de la mina El Dorado, en Cabañas, donde calcula que hay millones de onzas de oro y plata de alto quilate en seis depósitos de metales preciosos.

Los equipos legales de la defensa de El Salvador, a cargo del bufete Foley Hoag, y de la parte demandante, representada por Crowell & Morring, están listos para iniciar el 15 de septiembre los alegatos ante los tres árbitros que forman el tribunal.

La audiencia durará seis días continuos para concluir la tarde del sábado 20 de septiembre, según el calendario previsto por el CIADI.

La empresa minera alega que hubo razones políticas en El Salvador para no permitírsele la explotación de la mina de El Dorado, así como en otros yacimientos en los que proyectaba obtener permisos para extracción.


La defensa de El Salvador mantiene su postura de que la empresa canadiense no cumplió con los requisitos legales establecidos en la Ley de Minería de El Salvador —aprobada en 1995 y con algunas reformas hechas en 2001— para tener derecho a extraer metales preciosos del país. Tampoco tuvo aprobación de su Estudio de Impacto Ambiental presentado en el 2007, el que correspondía darle visto bueno al Ministerio de Medio Ambiente y de Recursos Naturales.

La compañía Pacific Rim, de origen canadiense, fue comprada a finales de 2013 por la transnacional Oceana Gold, de Australia, luego que entrara en quiebra y vendiera sus acciones y la marca a la gigante australiana por 12.5 millones de dólares.

En el día de la independencia
Diversas organizaciones han mostrado su rechazo ante lo que consideran una “extorsión contra el pueblo salvadoreño”. Entre ellas la Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica, que le pidió a la empresa internacional minera Pacific Rim, ahora Oceana Glod, retirar la demanda interpuesta contra el Estado salvadoreño.

Según Fray Domingo Solís, uno de los miembros de la Mesa, es irónico que el día que se inicia el juicio —el 15 de septiembre— es, irónicamente, el día en que se celebra la independencia patria, “puede darse un hecho que atente económica y jurídicamente contra la misma soberanía nacional”.

Asimismo, consideraron oportuno reiterar que el país necesita urgentemente prohibir por ley la explotación minera en El Salvador y solicitaron que el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, se pronuncie al respecto en el marco de la conmemoración de la independencia patria.

Héctor Berríos, miembro de la Mesa, afirmó que se presentará por escrito y de manera formal ante el Ejecutivo, que el gobierno renuncie al tribunal internacional del CIADI, ya que este “soslaya la soberanía de nuestro pueblo”, porque las demandas de las empresas trasnacionales tienen tanto poder político y económico, como es el caso de Oceana Gold, quienes tienen la capacidad de someter la voluntad de los Estados.


Concluyeron que también es necesario que la ciudadanía se pronuncie contra la minería metálica y la jurisdicción de estos tribunales que someten y buscan sustraer el recurso económico del país.

Evidencias y argumentos

El abogado Luis Parada, uno de los expertos contratados por la Fiscalía General de El Salvador para defender al Estado en este caso, sostiene que el equipo tiene suficientes evidencias y argumentos para demostrar ante los tres jueces V. Vender, británico que funge como presidente, Brigitte Stern, de Francia, y Guido Santiago Tawil, de Argentina, que la empresa minera no cumplió los requisitos para tener derecho a la concesión y que “no había un derecho ganado” con el previo permiso de exploración.

“Hay una carga importante de evidencias que demuestran que Pacific Rim no cumplió los requisitos de ley para tener derecho a la concesión de El Dorado, y en esta audiencia se expondrán con amplitud y testigos todos estos aspectos”, explica Parada.

Las Ocho Mentiras de Pacific Rim Mining / Oceana Gold

De cara al juicio que enfrenta El Salvador ante la empresa minera multinacional Pacific Rim Mining / Oceana Gold, un nuevo estudio denuncia ocho falsedades que la compañía ha utilizado para tratar de justificar la minería en El Salvador y socavar el debate y la toma de decisiones. Los hechos son:

1. Pacific Rim no cumplió con los requisitos legales necesarios para obtener un permiso de minería en El Salvador, apoyándose, en cambio, en cabildeo político.

2. Pacific Rim nunca realizó estudios adecuados para comprender, y mucho menos mitigar, los impactos adversos provenientes del proyecto El Dorado, especialmente en los mantos acuíferos.

3. En El Salvador hay una amplia oposición a la minería que alcanza los más altos niveles jerárquicos de la Iglesia Católica.

4. Las actividades de Pacific Rim en Cabañas, han generado conflictos, agravado las divisiones, y han aumentado las dudas sobre los beneficios económicos de la minería. Esto solo pudo haber contribuido a las amenazas y a la violencia, que todavía falta investigar.

5. La disposición de Pacific Rim de optar por cabildeo político y patrocinio local, en vez de cumplir con los requisitos legales y respetar a las comunidades, pudo haber estimulado la corrupción.

6. Las utilidades del proyecto El Dorado serían otorgadas principalmente a la compañía y a sus accionistas.
7. La compañía está utilizando reglas de inversionista-estado para subvertir un debate democrático nacional sobre la minería en El Salvador, un asunto que no debe ser decidido por un tribunal del Banco Mundial.

8. OceanaGold opera un proyecto de minería de oro y cobre en Filipinas que ilustra los costos de la minería que los salvadoreños no quieren soportar.

Estos hechos han sido cuidadosamente denunciadas en un reporte nuevo publicado por Blue Planet Project, the Council of Canadians, the Institute for Policy Studies, MiningWatch Canada, and Oxfam International: Debunking Eight Falsehoods by Pacific Rim Mining/OceanaGold in El Salvador.