viernes, 15 de agosto de 2014

Nicaragua: Posible venganza político-familiar detrás de masacre de simpatizantes sandinistas

elnuevodiario.com.ni
Se desmorona hipótesis de grupos rearmados sostenida por sectores de la iglesia católica y de la oposición al gobierno

Por Informe Pastrán

El prófugo Pablo Manuel Martínez Ruiz, alias “Yalí”, uno de los acusados como autor intelectual y material de la masacre contra simpatizantes sandinistas el pasado 19 de julio, habría muerto en un combate en Jalapa, Nueva Segovia, cerca de la frontera con Honduras.

La Directora de la Policía Nacional, Primera Comisionada Aminta Granera declaró a medios nacionales que, por el momento, no pueden dar informaciones. "Estamos trabajando, no podemos dar información hasta que nosotros tengamos finalizada la investigación", dijo la jefa policial.

Martínez Ruiz estaba huyendo desde el mismo día de la masacre y era buscado por tropas combinadas del Ejército y la Policía Nacional. Martínez fue Teniente del Ejército Popular Sandinista. 

Acerca de las críticas de organismos de derechos humanos que tratan de presentar a los acusados como víctimas y no victimarios, Granera dijo que ella fue clara en su comparecencia de hace ocho días. "Yo creo que fui clara. Si no entendieron, el que no quiere entender no entiende. Nosotros dijimos lo que teníamos que decir en la conferencia de prensa. Ya en este momento el expediente está en manos de la Fiscalía, fue puesto a la orden judicial, ya nosotros no podemos referirnos al caso, ya le corresponderá a las otras autoridades", expresó Granera. Sin embargo, resaltó que "un caso nunca queda cerrado, siempre queda abierto".

Mientras, tanto el Cenidh (Centro Nicaragüense e Derechos Humanos) denunció hoy en el 152° periodo de audiencias de la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos), una supuesta violación a la garantía del debido proceso de todos los acusados por la masacre del 19 de Julio. 

Según Mauro Ampié, Director Ejecutivo del Cenidh, sus derechos humanos y su detención prolongada y la no información a su familia fueron violentados, como haberlos trasladado a Managua y no procesarlos en Matagalpa. En tanto, la Presidenta de la CSJ, Alba Luz Ramos dijo que el juez que llevará la causa se declaró competente porque toda la planificación del crimen se realizó en el departamento de Managua, y porque aquí hay mejores condiciones de infraestructura para llevar el juicio.

¿Venganza política y familiar?

Poco a poco se va conociendo el parentesco entre algunos de los acusados como autores de la masacre del 19 de Julio y Vidal Obando Lira, el simpatizante del PLI (Partido Liberal Independiente) que murió en Ciudad Darío por los disturbios después de las elecciones del 2012, y cuyos familiares habían jurado que vengarían su muerte.
Hace ocho días, Aminta Granera dijo que se trataba de una banda con vínculos familiares, pero lo que no dijo la Policía Nacional es que, al parecer, tenían intencionalidades políticas.

Jairo Alberto Obando Delgadillo, uno de los acusados, es sobrino de Vidal Obando Lira. A su vez es primo de Eddy Antonio Gutiérrez Delgadillo. El nuevo acusado, Marvin Sequeira Centeno, es cuñado de Gutiérrez. Tanto Eddy Antonio como Jairo Alberto son sobrinos políticos de la viuda de Obando, Celsa Rosa Cruz Matamoros

Esto sugiere que lo que hicieron el 19 de Julio fue un acto de venganza, odio y fanatismo político.

El obispo de Estelí, Monseñor Juan Abelardo Mata, se está reuniendo con los familiares de los acusados del crimen del 19 de Julio para darles asistencia legal, reveló este mediodía el Magistrado de Apelaciones de Estelí, Roberto Petray.

El funcionario reveló que el religioso recibió ayer a los familiares de todos los detenidos que se quejaron de ilegalidad de los procesados y de otros que andan huyendo. "Yo le exponía a él los mecanismos que hay, los recursos que hay para estas personas", dijo.

Petray dijo que los familiares de los procesados le dijeron al obispo Mata que uno de los detenidos, Ricardo Cortez, alias El Cobra, era un ex contra rearmado. "Pero eso se lo expusieron al señor obispo que es el Presidente de la ANPDH. Nosotros como institución del poder judicial le recomendamos al señor obispo que estas personas que están siendo perseguidas por un delito y que van a ser procesadas, que se le escuchase y él los escuchó y los documentó”, agregó. Petray aseguró que los que andan huyendo se han comunicado con el religioso y se han quejado de persecución por parte del Ejército y la Policía Nacional.