domingo, 24 de agosto de 2014

El Salvador: Sánchez Cerén da plazo de 90 días a deudores del fisco

Contrapunto
Por Contrapunto

Deuda con el Estado asciende a $513 millones, revela el mandatario, quien advierte con publicar nombres de quienes no paguen capital en plazo establecido.

El presidente Salvador Sánchez Cerén anunció este sábado que dará un plazo de 90 días a todos los empresarios y proveedores que adeudan al Estado, para que puedan cumplir sus obligaciones, sin tener que pagar multas e intereses.

El anuncio lo dio en el marco de su programa sabatino “Gobernando con la gente”, en el que aprovechó a decir que la deuda acumulada por los morosos equivale a 513 millones de dólares.

El mandatario señaló que, como gesto de “buena voluntad”, envió la iniciativa de modalidad de pagos a la Asamblea Legislativa, en la que exonerará de multas e intereses a quienes tengan pagos pendientes, dependiendo en qué mes paguen estos su deuda al capital.

Explicó que al aprobarse esta ley transitoria, que espera pueda entrar en vigencia el próximo mes, la condonación de las multas e intereses se realizará de la siguiente manera: 100 por ciento a los que paguen el primer mes de vigencia de la ley, 90 por ciento a quienes paguen en el segundo mes y 80 por ciento a los contribuyentes que realicen el pago en el tercer mes.

Sin embargo, Sánchez Cerén advirtió que una vez cumplidos los 90 días efectivos para el pago dentro de esta ley transitoria se publicará en los periódicos la lista de todos los que deben impuestos al Estado.

Esta estipulación es una de las reformas tributarias aprobadas recientemente por la Asamblea Legislativa y sería la primera ocasión en que se accede a publicar los deudores con el gobierno.

El gobernante resaltó que si al gobierno le pagaran ese dinero “pudiéramos resolver rápidamente los problemas de salud, los temas de educación, los temas de infraestructura, los temas de seguridad, etc”.

La cuarta edición de “Gobernando con la gente” se realizó en la comunidad La Chacra, parte del distrito 6 de la ciudad de San Salvador. Ahí, el presidente aprovechó a responder cuestionamientos del alcalde capitalino Norman Quijano, quien durante la semana ironizó sobre el por qué el jefe de Estado solo visita comunidades de San Salvador y deja descuidadas otras zonas en el interior del país.

Sánchez Cerén respondió que las comunidades tienen el “legítimo derecho” de recibir los servicios del gobierno y sostuvo que, a lo largo de su gestión de cinco años, tendrá tiempo para visitar más comunidades fuera de San Salvador.