jueves, 28 de agosto de 2014

El Salvador: Exigen que Parlamento reconozca el delito de la desaparición forzada

Diario CoLatino
Por Joakin Salazar | Diario CoLatino

La Comisión de Trabajo en Derechos Humanos Pro – Memoria Histórica de El Salvador, en compañía de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), exigió esta mañana a la  Asamblea Legislativa que reconozca el delito de la desaparición forzada y ratifique los convenios internacionales sobre el tema. 

Bajo el monumento a la Memoria y la Verdad, en el Parque Cuscatlan, los familiares de las víctimas desaparecidas forzadamente y organizaciones sociales, hicieron un llamado a las autoridades del país para que investiguen y procesen a las personas responsables con el fin de brindar justicia y reparación a las víctimas.

“Este día hacemos el llamado al Estado, específicamente a la Asamblea Legislativa, que reconozca la existencia de este flagelo, que se reconozca que fue una práctica por parte de los gobiernos”, expresó Ovidio Mauricio.

Asimismo, reiteró la necesidad de que se  declare el 30 de agosto como el Día Nacional de las Víctimas de la Desaparición Forzada, lo que abone a garantizar el futuro de las nuevas generaciones, además de servir para la reivindicación de las víctimas desaparecidas durante el periodo del conflicto armado.

“Lo primero que se debe de hacer es regular el delito de la desaparición forzada en el Codigo Penal, como también se debe realizar una investigación por parte de la Fiscalía, dado que no tenemos ningún caso que se haya investigado por parte de las autoridades”, reiteró Ovidio Mauricio, representante de la Comisión de Trabajo.

La desaparición forzada fue una práctica represiva y sistemática implementada en los gobiernos militares en América Latina en el siglo pasado.

Los tratados que exigen ratificar para reconocer el delito son la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas de la Organización de las Naciones Unidas y la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Josefina Barrera, con más de 60 años de vida, aún guarda la esperanza de encontrar a su sobrina Jesús del Carmen Villalobos, quién desapareció a finales de 1979, días después de su graduación de bachiller de la Escuela Nacional del Comercio (ENCO).

Barrera, entre la voz entrecortada y la tristeza en su mirada, recuerda que su sobrina, a quien tenía a su cuidado, apoyaba el trabajo de Monseñor Romero, por lo que considera como principal causa de su desaparición.

Junta a ella, existen miles de historias en  El Salvador sobre  la desaparición forzada,  que fue uno de los mecanismos más conocidos por parte del ejército nacional, durante el periodo del conflicto armado en los años 70´s y  80´s, dejando como resultado más de diez mil personas desaparecidas, entre niños, jóvenes y adultos.

El gobierno del ex presidente Mauricio Funes, reconoció los hechos ocurridos durante el conflicto armado el 16 de enero del 2012, aceptando la responsabilidad de los hechos y el compromiso de  responder ante las víctimas.

Finalmente, las organizaciones que conforman la comisión aceptaron que existe un compromiso con el presidente Salvador Sanchez Cerén en cuanto al tema de la desaparición forzada.