jueves, 21 de agosto de 2014

Costa Rica instituirá el Día Nacional del Trabajador Bananero

Foto SITRAP
Un reconocimiento a la lucha histórica por la dignidad
y la justicia social

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

Costa Rica establecerá el 9 de agosto de cada año como Día Nacional de las y los Trabajadores Bananeros. El proyecto de ley fue presentado ante la Asamblea Legislativa el 7 de agosto y goza del apoyo mayoritario de las bancadas parlamentarias.

“Es un reconocimiento a los grandes aportes que, a través de sus luchas históricas, las y los trabajadores bananeros han brindado a la economía, a las garantías sociales y a los derechos laborales de nuestro país”, dijo Didier Leitón Valverde, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Plantaciones Agrícolas (SITRAP), en conversación con La Rel.


El proyecto de ley ha sido presentado por el partido Frente Amplio y por su diputado de la provincia de Limón -donde se concentra la actividad bananera- Gerardo Vargas Varela.

La iniciativa cuenta además con el apoyo decidido de varias organizaciones de trabajadores bananeros y de la Federación Nacional de Trabajadores de la Agroindustria y Afines (FENTRAG).

Pobreza y pérdida de derechos
Rescatar la memoria histórica


Durante las últimas tres décadas, las empresas bananeras han lanzado una ofensiva sistemática contra los derechos laborales y sindicales de las y los trabajadores bananeros.

“A partir de los años 80, con el impulso que se le dio al solidarismo, los trabajadores bananeros sufrieron un fuerte retroceso de las garantías laborales y sociales que se habían logrado con la negociación colectiva”, explicó Leitón.

No es casualidad que en el informe “Estado de la Nación 2013” las zonas donde surgen las bananeras aparecen entre los lugares con mayores niveles de pobreza y menores índices de desarrollo humano en Costa Rica.

“Siempre se habla de los aspectos comerciales y del aporte de la industria bananera a la economía del país, pero nunca de la historia trascendental de los trabajadores de las plantaciones.

Este proyecto es un reconocimiento a su historia. Queremos que salgan del anonimato y sirvan de inspiración para continuar la lucha”, concluyó el directivo del SITRAP.

Fuente: Rel-UITA