miércoles, 16 de julio de 2014

Presidente Sánchez Cerén se reúne con Asociación Pro-Búsqueda

Foto VD
Por Verdad Digital

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, abrió las puertas de su despacho presidencial a representantes de la Asociación Pro-Búsqueda de Niños y Niñas desaparecidos, con quienes sostuvo una reunión marcada por el estilo de gobernar del mandatario: abierto a las solicitudes y demandas de toda la población.

Más que un encuentro, se trató de un reencuentro entre el Presidente -impulsdor en su historia política y de lucha- de esta asociación: las víctimas durante el conflicto armado, uno de las más grandes violaciones a los derechos humanos, las desapariciones de menores de edad.

Así lo hizo ver José Antonio Mejía, presidente de la junta directiva de Pro-Búsqueda, quien agradeció al mandatario haber abierto las puertas de su despacho y recibir a la comitiva de cinco personas, miembros todos de la organización.

“Es un honor estar con usted. Nos conocimos hace rato, en los ochentas, allá en Chalatenango”, dijo el representante de Pro-Búsqueda, en alusión a la lucha social que -como en ese norteño departamento- se desarrollaba en aquel entonces por todo el país y de la cual el ahora gobernante formó parte.

“Ustedes me pusieron aquí”, respondió el Presidente, atento a tomar nota de las solicitudes llevadas por los miembros de la organización.

Los representantes de Pro-Búsqueda entregaron un documento donde expusieron algunas necesidades que precisan ser atendidas en el tema de la búsqueda de niños y niñas desaparecidas durante el conflicto armado, principalmente en el área de investigación.

Este encuentro se suma a otras iniciativas con las que el Presidente de la República ha mostrado su voluntad por reparar los daños provocados a las víctimas de violaciones a sus derechos humanos durante el pasado conflicto.

El pasado 7 de julio, el Presidente Sánchez Cerén presentó al Consejo Directivo del Programa de Reparación de Víctimas de Graves Violaciones a los Derechos Humanos Ocurridas en el Contexto del Conflicto Armado Interno, en un evento en el que reiteró la importancia que tiene la memoria histórica y la reparación de los daños en la búsqueda de la reconciliación en El Salvador.

“El país tiene una deuda moral con los desaparecidos y sus familias que debe ser solventada. Mi gobierno se compromete a reivindicar la memoria histórica.Impulsaremos iniciativas de manera conjunta, que acompañen y ayuden a que las familias conozcan la verdad”, aseguró el mandatario en su discurso de toma de posesión el pasado 1 de junio.