jueves, 3 de julio de 2014

Panamá: “No aceptaremos formas de trabajo que denigran la dignidad humana” advierten trabajadores bananeros

SITRAIBANA
SITRAIBANA advierte sobre peligroso estancamiento en negociación colectiva con Chiquita

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

En abril de 2013, el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Banano y Agropecuaria y Empresas Afines (SITRAIBANA) y Chiquita iniciaron las negociaciones de un nuevo Convenio Colectivo. Catorce meses después y tras la firma de 62 de las 129 cláusulas, el Sindicato alerta sobre la intención de la transnacional norteamericana de querer implementar prácticas de trabajo que atentan contra la salud y la dignidad de los trabajadores.

Desde 2005, Bocas Fruit Company (Chiquita) ha venido impulsando la idea de que los trabajadores bananeros de Bocas del Toro tengan que remplazar a los motores aéreos, que acarrean la fruta desde las plantaciones hasta las plantas empacadoras.

A este trabajo, que implica recorrer hasta unos dos kilómetros acarreando entre 20 y 25 racimos, que pueden pesar entre 120 y 150 libras (55 a 70 kilogramos) cada uno, le han venido dando diferentes nombres, como por ejemplo “pechera”, “caja integral”, “acarreo manual”. Ahora lo denominan “abastecimiento de racimo continuo”.

Abel Becker, secretario general del SITRAIBANA, asegura que, independientemente del nombre que se le quiera dar, sigue siendo un nuevo intento de la compañía para implementar prácticas de trabajo forzoso, que denigran la dignidad humana y ponen en riesgo la salud de los trabajadores.

“Dentro de unos 15 o 20 años tendríamos a una multitud de trabajadores sufriendo, entre otros, de lumbalgia, artrosis, varices, ciática, síndrome de pinzamiento. ¡No lo podemos permitir!”, dijo Becker.

Además, recuerda que el 95 por ciento de los trabajadores de Chiquita en Bocas del Toro pertenecen a los pueblos originarios.

“Hemos resistido todo este tiempo a las pretensiones esclavizantes de la empresa, que violentan el código laboral panameño y el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes.

Con su intransigencia -continuó el directivo sindical- la transnacional está poniendo en serio riesgo la negociación colectiva, porque no vamos a aceptar que, en pleno siglo 21, el hombre reemplace a las máquinas y volvamos a la esclavitud”, alertó Becker.

Para él, es urgente que la transnacional frutera norteamericana recapacite y deponga su actitud cerrada.

“Estamos pidiendo a la empresa que volvamos a la mesa de negociación, porque lo que menos queremos es que haya conflicto y caos. Sin embargo, si Chiquita insiste en provocar a los trabajadores, estamos listos para defender nuestros derechos”, concluyó Becker.

Para el próximo 8 de julio, fecha en que se conmemorará el cuarto aniversario de la salvaje represión del régimen de Ricardo Martinelli contra los trabajadores bananeros en Changuinola, el SITRAIBANA se movilizará hacia las instalaciones de Bocas Fruit Company (Chiquita), en Bocas del Toro, exigiendo dar continuidad al proceso negociador.