jueves, 24 de julio de 2014

Panamá: Negociación colectiva con Chiquita sigue estancada

Foto Gerardo Iglesias | Rel-UITA
Sindicato cuestiona implementación de nuevas formas de trabajo

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

Quince meses después de su inicio, la negociación del nuevo Convenio Colectivo entre el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Banano y Agropecuaria y Empresas Afines (SITRAIBANA) y Chiquita sigue estancada. El Sindicato acusa a la transnacional frutera norteamericana de querer implementar formas de trabajo que denigran la dignidad humana.

Desde 2005, Bocas Fruit Company (Chiquita) ha venido impulsando la idea de que los trabajadores bananeros de Bocas del Toro tengan que remplazar a los motores aéreos, que acarrean la fruta desde las plantaciones hasta las plantas empacadoras.

Esta nueva modalidad de trabajo implicaría recorrer hasta unos dos kilómetros acarreando entre 20 y 25 racimos, que pueden pesar entre 120 y 150 libras (55 a 70 kilogramos) cada uno.

Después de haber firmado casi la mitad de las cláusulas del Pliego de Peticiones, la transnacional se ha empecinado en condicionar la negociación del resto de cláusulas a la aceptación de estas nuevas prácticas de trabajo.

“La empresa insiste en querer llevar a los representantes sindicales a otros países, como por ejemplo a Costa Rica, para que vean cómo se han aplicado estas formas de trabajo en las plantaciones bananeras de Chiquita.

Sin embargo, nosotros no necesitamos recorrer tantos kilómetros para saber las consecuencias que trae eso”, dijo a La Rel Abel Becker, secretario general del SITRAIBANA.

Según él, este nuevo intento de Chiquita denigra la dignidad humana y pone en riesgo la salud de los trabajadores.

“Sería irresponsable de nuestra parte si permitiéramos que, dentro de unos 15 o 20 años, los trabajadores sufrieran de un sinnúmero de enfermedades osteoarticulares”, explicó Becker.

Ante la actitud cerrada de la empresa, el SITRAIBANA se reunirá próximamente con todos los delegados sindicales para consensuar las medidas a tomar, al tiempo que solicitará la intervención de las autoridades laborales.

“Necesitamos que el gobierno tome cartas en el asunto e intervenga en esta situación. Ya hablamos con el nuevo ministro del Trabajo y sabemos que el presidente Juan Carlos Varela está enterado de la situación.

Esperamos que actúen para salir lo más pronto posible de un estancamiento que les hace daño a ambas partes”, concluyó el secretario general del SITRAIBANA.


Fuente: Rel-UITA