sábado, 12 de julio de 2014

Israel prepara la ofensiva terrestre mientras sigue bombardeando Gaza

por Sal Emergui  Frontera Israel-Gaza

La frontera entre Israel y la Franja de Gaza es un 'déjà vu' de la última gran confrontación en noviembre del 2012. Aviones de combate hacia un lado, proyectiles de largo alcance hacia el otro, muertos en Gaza y miles de soldados israelíes ultimando su preparación ante una eventual operación terrestre.

En la quinta jornada de la llamada 'operación Margen Protector' lanzada con la falsa excusa de los ataques de los grupos islamista Hamas y Yihad contra el sur de Israel, la opción terrestre es más probable hoy que el inicio de una tregua.

Mientras dos brigadas del ejército se encuentran desplegadas desde hace días en las zonas fronterizas, la Fuerza Aérea israelí prosiguió esta madrugada sus ataques en la franja palestina alcanzando más de 60 objetivos y provocando 13 muertos.

Escalofriante balance de víctimas

El balance desde el inicio de la ofensiva lanzada en la madrugada del martes alcanza los 127 muertos (entre ellos más de 20 niños) y alrededor de 960 heridos. El ministerio de Sanidad del territorio controlado por Hamas desde el 2007 alerta ante la falta de medicamentos en los hospitales.

Al mismo tiempo, y tras cuatro horas de pausa, las milicias han reanudado esta mañana el lanzamiento de proyectiles contra varias ciudades del sur de Israel. A diferencia de los últimos días, los habitantes de Tel Aviv no se han despertado hoy con la sirena de los misiles procedentes de Gaza. Desde el pasado martes, 600 misiles y cohetes han sido disparados contra numerosas ciudades israelíes provocando una decena de heridos. El más grave por el impacto ayer de un proyectil en una gasolinera de Ashdod.

Turquía y Egipto, enfrentados entre ellos, y Catar (único aliado regional de Hamas) no han conseguido ningún fruto de sus tímidos intentos para conseguir una tregua. El presidente estadounidense, Barack Obama, ha prometido intervenir de forma personal ante estos países.

El gran objetivo de Obama es evitar una ofensiva terrestre que elevaría el conflicto a otra dimensión.

A nivel militar, todo está listo para actuar, dicen fuentes del ejército israelí. "Aún debemos realizar numerosos ataques contra la infraestructura armada en Gaza que, desgraciadamente, se esconde de forma cínica entre la población civil. El ejército hace todo lo posible para golpear sólo a los terroristas", ha afirmado hoy el portavoz militar, Moti Almoz. Según el ejército, la mezquita atacada en Nusseirat "servía para esconder y lanzar proyectiles".

Varios expertos militares locales consideran que la Aviación no puede "llegar" a los líderes militares y políticos de Hamas, escondidos bajo tierra, ni a todas las lanzaderas subterráneas desde donde Hamas se disparan los proyectiles de largo alcance.

Anunciada invasión de la Franja

Hamas y la Yihad creen que en los próximos días Israel invadirá la Franja. En un vídeo en árabe y hebreo, el brazo armado de Hamas ha emitido una grabación en la que, con imágenes de milicianos con todo tipo de armas y camuflados en túneles, avisan con este rótulo: "Gaza, os está esperando".

De momento, la Franja espera y entierra a sus decenas de muertos ante una operación mucho más contundente que la efectuada en el 2012. "¡Esto es una pesadilla! Nadie está a salvo en Gaza. Aunque Israel diga que ataca a Hamas, los que morimos somos los civiles", dijo un testigo desde Gaza.

Varias ONG internacionales denuncian el ataque contra más de 300 viviendas que definen como "castigo colectivo" más allá de provocar muertos entre los civiles. Israel responde que avisa antes de cada bombardeo de unas casas que pertenecen a cabecillas de los grupos armados y son usadas, dice, para "actividades terroristas".

Portavoces palestinos piden a la Liga Árabe y a la ONU que intervengan para frenar "las masivas agresiones en Gaza". En Israel, por su parte, todos los elogios se centran en el escudo defensivo 'Cúpula de Hierro' que ha evitado el impacto de decenas de misiles en zonas urbanas de sus principales ciudades, incluyendo Tel Aviv, Jerusalén y Beer Sheeba. O la zona del reactor nuclear de Dimona. El Ejército incorporará en los próximos días una nueva batería antimisiles a las siete que ya tiene en todo el territorio. El 80% de los ocho millones de israelíes están ya bajo el alcance de los proyectiles de Hamas.