viernes, 4 de julio de 2014

El Salvador: Diputada arenera Ana Vilma de Escobar será procesada por “calumnia” y “difamación”

Por Diario CoLatino

La diputada de la derechista ARENA, Ana Vilma de Escobar, será procesada judicialmente por los supuestos delitos de “calumnia y difamación con publicidad reiterada” contra el ex presidente Mauricio Funes, en un evento en el que la funcionaria estará sin el apoyo de su partido político.


De Escobar, quien ha sonado tambores de guerra, perdió la noche del jueves el fuero legislativo que la inhibía de poner sus pies, por primera vez, en el Centro Integrado de Justicia “Isidro Menéndez”, de San Salvador, luego de que 45 de sus colegas decidieran levantarle la inmunidad que la protegía de ser enjuiciada por los eventuales delitos que habría cometido contra el ex mandatario.

La parlamentaria dijo en febrero pasado, por varios medios de comunicación, cuyos vídeos y audios fueron transmitidos por la Televisión y Radio Legislativas “en vivo” durante el desarrollo de una Sesión Especial sobre su caso, que el ex presidente Funes viajaba en un lujoso Ferrari accidentado en estado de embriaguez y “bajo los efectos de otras sustancias”.

La decisión de desaforar a la funcionaria fue tomada por diputados de los partidos políticos Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), el oficialista FMLN, y los diputados Jesús Grande, Rigoberto Soto y Adelmo Rivas, del moribundo Unidos por El Salvador, pero fue rechazada por los 28 legisladores de ARENA, Rodolfo Parker, del PDC, los siete parlamentarios del PCN y Douglas Avilés, de Cambio Democrático (CD). Como en un partido de fútbol, de Escobar fue apoyada por una barra de empleados de alcaldías y dirigentes comunales de ARENA que se apostó desde temprano, la mañana del jueves, con megáfonos y pancartas frente a la sede del congreso, en el norte de la capital, así como por su colega de partido, Ernesto Muyshontd, y un séquito de trajeados.

No obstante, al recinto legislativo faltó la emblemática presencia del presidente de ARENA, Jorge Velado, y la del jefe de la fracción legislativa de esa formación política, Donato Vaquerano.

“De lo que sí se ha dado cuenta la Licenciada en este caso – comentó a Diario Co Latino una fuente cercana a de Escobar -, es que está sola, ni el jefe de fracción ha venido a apoyarla”, dijo.

El desafuero de la parlamentaria de ARENA, quien antes de la decisión del pleno legislativo había ofrecido a Funes una tímida disculpa pública, fue promovido por el propio ex mandatario, quien también mantiene en vilo al otro diputado de ARENA, Roberto d'Aubuisson, acusado por los mismos delitos.

“El FMLN buscaba que yo me disculpara”, declaró la parlamentaria, quien lamentó el “error político” que habría cometido el ex movimiento guerrillero al apoyar y promover su desafuero.

“Tuve una actitud humilde – aseguró la parlamentaria – (pero) detrás de esto hay una intención de atropellar la democracia y es hora de ser más enérgicos”, advirtió.

De Escobar es investigada también por la Fiscalía General por un presunto mal manejo de $38.5 millones de un fideicomiso oficial para la creación de nuevas fuentes de trabajo que, según lo reveló el ex presidente Funes en su momento, habrían sido distribuidos entre propietarios de empresas allegados a la parlamentaria, entonces vicepresidenta del país, quienes habrían contratado a sus parientes en las nuevas plazas.

Además, el ex presidente de la Corte de Cuentas, Rosalío Tóchez, hizo público a inicios de año un pliego de reparos hechos a de Escobar por unos $ 17 millones cuando fungió como directora del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

Al respecto, la funcionaria aseguró que “no tengo nada qué esconder” y afirmó que “vamos a continuar, porque esto (el desafuero) no puede quedar así nomás”.

La representación parlamentaria de mujeres de ARENA anunció también su retiro del Grupo de Mujeres Parlamentarias y Ex parlamentarias del congreso salvadoreño, por no haber respaldado a de Escobar en el proceso de desafuero.

“Ellas siempre tendrán un puesto (en el Grupo de Mujeres Parlamentarias y Ex Parlamentarias), porque esto no es un problema de género. No hay que confundir la libertad de expresión, con los excesos que uno pueda decir”, dijo Nidia Díaz, diputada por el FMLN.