domingo, 13 de julio de 2014

Diez claves para entender el conflicto entre Israel y Palestina

Reuters
Ernesto J. Navarro | Desde La Plaza

El estado de Israel existe desde 1948, luego que la Asamblea General de las Naciones Unidas decidiera, como única solución posible al conflicto, partir a Palestina en dos estados independientes y una zona internacional en la ciudad de Jerusalén bajo control de las Naciones Unidas, con una unión económica entre las tres entidades. Con esto, ONU aspiraba -supuestamente- acabar con las diferencias árabe-judías.

El año de fundación de Israel, 1948, tiene por el contrario resonancias trágicas para el pueblo palestino que, de hecho, lo recuerda como la “Naqba” (catástrofe, en árabe). El investigador del departamento de Historia Contemporánea de la Universitat de València, y especialista en Historia Contemporánea de Palestina e Israel, Jorge Ramos Tolosa, concluye que en torno a 1948: “Palestina fue borrada del mapa, e Israel nació sobre sus ruinas”.

Desde el punto de vista religioso, unos y otros (en conflicto) se acreditan ese territorio porque les fue otorgado por Dios. En la actualidad el ejercito regular de Israel bombardea no sólo objetivos militares sino civiles (hospitales, escuelas, viviendas) causando bajas de mujeres, niñas y niños constantemente.

El conflicto en la zona no se ha resuelto por:

1.-Hace 66 años, desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retornar a sus casas ni ha recibido reparación.

2.-Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales, con total impunidad.

3.-Todas las resoluciones de Naciones Unidas que obligan a Israel a cesar la ocupación de territorio palestino no se detiene y cuenta con el respaldo de Estados Unidos.

4.-Diez años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya, que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.

5.-Los palestinos fueron arrancados de sus tierras para convertirlos en los mendigos del mundo. Sin hogar, sin tierra y con una fuerte carga de dolor e injusticia, transcurrieron con el peso de su vida estos fatídicos 64 años. En el que un Estado ajeno y un pueblo extranjero se estableció sobre una precaria legalidad internacional en su milenaria tierra.

6.-Desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz, iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000 nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3.226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a miles de personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.

7.-La partición del territorio por parte de ONU impulsó un ‘Estado árabe’. Llamado de este modo. De manera abusiva y frente a las miradas atónitas palestinas. ONU, desnaturalizó y alejó la identidad nacional palestina de su tierra y de sus raíces, cambiando ilegalmente su milenario nombre por el de ‘árabe’. Tampoco se tomó en cuenta la rica historia cananea-palestina y su presencia efectiva pre y pos árabe en Filistin, nombre arameo de Palestina, tal como figuró en los mapas de La Biblia antigua.

8.-La Declaración Universal de los Derechos Humanos, proclamada por la ONU (10/12/1948), dejó al descubierto en sus 30 Artículos, la precariedad jurídica de la Partición y la gravedad de la expulsión del pueblo palestino tras arrancarles sus casas y su país. “Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad” (Art.17.2) y “A nadie se le privará arbitrariamente de su nacionalidad” (Art. 15.2). La potencia ocupante emiten a los habitantes palestinos de Jerusalem, un ilegal carnet, que en nacionalidad, figura: ‘jordanos’.

9.-La ocupación israelí de territorio palestino mantiene a un pueblo en aislamiento, en campos de refugiados y ciudades bloqueadas con servicios deficientes, donde gran parte de los caminos y vías de acceso son israelíes y en los cuales palestinos no tienen permiso para transitar, donde salir de un poblado hacia un hospital amerita atravesar puntos de control y alcabalas con detectores de metales, cercas, muros y revisiones constantes; el suministro de agua es sometido a racionamiento. La ayuda internacional de alimentos, medicamentos, materiales de construcción son bloquedas por Israel.

10.-Es una vergüenza internacional que el heroico pueblo palestino siga siendo masacrado por uno de los ejércitos más poderosos del mundo y la Comunidad Internacional guarde silencio. El pueblo palestino NO CUENTA CON UN EJÉRCITO REGULAR.

Con información de:

-Rebelion.org
-Embajada de palestina en Venezuela