lunes, 9 de junio de 2014

Organizaciones protestan en El Salvador contra chantaje e injerencia norteamericana (+ Fotos)

Fotos CEAL y FESTSSABHRA
"Nuestra Patria se respeta. ¡Fuera manos de El Salvador!"

Por Varias Organizaciones

El pasado viernes 6 de junio, varias organizaciones sociales, populares y sindicales se movilizaron frente a la embajada norteamericana en San Salvador, para rechazar lo que consideran un verdadero "chantaje político" contra el nuevo gobierno.

A continuación el comunicado y varias fotos de CEAL y FESTSSABHRA

Las organizaciones integrantes del Movimiento Popular de Resistencia – 12 de Octubre (MPR-12), Federación Sindical de Trabajadores Salvadoreños del Sector Alimentos, Bebidas, Hoteles, Restaurantes y Agroindustria (FESTSSABHRA) miembro de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación (UITA) y Frente Social y Sindical Salvadoreño (FSS), condenamos la injerencia de la embajada de los Estados Unidos en los asuntos de interés nacional de nuestro país. 

(Texto continúa después de las fotos)















 














A través de la embajada, el gobierno de los Estados Unidos amenaza con no firmar el FOMILENIO 2 si el gobierno salvadoreño no acepta una serie de condiciones lesivas a la soberanía nacional, la más reciente: que el Estado no le compre la semilla de maíz a las cooperativas y productores nacionales para que ese negocio lo haga con las transnacionales.

Antecedentes

Desde principios del siglo pasado, con la complicidad de la oligarquía salvadoreña, los gobiernos de los Estados Unidos han venido pisoteando la soberanía nacional y desarrollando estrategias económicas, políticas y militares contra el pueblo salvadoreño.

Sobre esto, citamos nada más dos ejemplos: el apoyo de la Casa Blanca a las dictaduras oligárquico-militares que esclavizaron y oprimieron al pueblo durante 60 años, de 1932 a 1992; y la financiación de la guerra de 12 años contra el pueblo salvadoreño, de 1980 a 1992, cuando Estados Unidos destinaba 1 millón de dólares diarios para abastecerlas operaciones militares de la Fuerza Armada y paramilitares contra la población civil.

Después de los Acuerdos de Paz, los gobiernos de los Estados Unidos, en contubernio con los gobiernos de ARENA, impusieron las recetas neoliberales, dolarizaron la economía, firmaron TLC; utilizaron al país como plataforma de ataques terroristas contra Cuba, se enviaron tropas salvadoreñas a la guerra de Estados Unidos contra Irak, instalaron El Salvador la escuela ILEA y trazaron una política exterior de hielo contra Venezuela y los países del ALBA.

La actual fase de intervencionismo

Con el cambio de gobierno en el 2009, el papel de la embajada adquirió mayor protagonismo en la figura de la embajadora Mari Carmen Aponte. Desde el 2011 esta funcionaria sale a diario a defender a los 4 magistrados de la Sala de lo Constitucional, que mantuvieron una línea de ataque contra la Asamblea Legislativa, el Ejecutivo y contra el FMLN. A finales del 2011 obligaron al Presidente Funes a destituir completamente al gabinete de Seguridad, que andaba tras la pista de las estructuras del crimen organizado y del narcotráfico, a cambio de la firma del “Asocio para el Crecimiento”. En el 2013, obligaron a que se aprobara una “Ley de Asocios Público-Privados”, con claros propósitos privatizadores; y, por último, chantajean con los 277 millones del FOMILENIO 2 y amenazan con no firmar el convenio si no se reforma la ley del lavado de dinero y se deroga el decreto 198 que facilita la compra de semillas de maíz a cooperativas agropecuarias. El brazo largo de la injerencia en nuestro país es tal que en marzo pasado le prohibieron a la cadena “PriceSmart El Salvador” venderles productos a los funcionarios y empleados dela embajada de Cuba en El Salvador.

En base a lo anterior, las organizaciones integrantes del MPR-12 y del FSS exigimos lo siguiente:

1. Que la embajada de los Estados Unidos saque las manos de los asuntos internos de nuestro país. Para cualquier pueblo soberano es indignante la intromisión descarada de un país extranjero que actúa contra los intereses nacionales.

2. Que el gobierno del FMLN mantenga una posición firme ante las amenazas de que no habrá FOMILENIO. Es preferible que se lleven ese dinero a que nos impongan condiciones vergonzantes.3.

3. Al gobierno de los Estados Unidos le exigimos suspender el bloqueo contra el hermano pueblo y gobierno de Cuba y que libere a los patriotas cubanos que tiene presos desde 1998.

4. Nos solidarizamos con el pueblo venezolano ante la intervención del gobierno de los Estados Unidos que busca derrocar a su gobierno bolivariano y revolucionario.