jueves, 12 de junio de 2014

Fiscalía venezolana ordena aprehensión de tres involucrados en plan de magnicidio

AVN
Por AVN

La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, informó este miércoles que fueron libradas órdenes de captura contra los ciudadanos Pedro Burelli, Ricardo Koesling y Diego Arria, presuntos implicados en el plan de magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro.

Aclaró que la medida fue tomada ante la negativa de estos ciudadanos a las correspondientes comparecencias efectuadas por el Ministerio Público, como producto de la investigación que ante el caso desarrolla el organismo.

"Hemos solicitado que se ordene la aprehensión de estos ciudadanos, lo que fue acordado por el tribunal. Ya las boletas fueron libradas", dijo en una entrevista concedida a Venezolana de Televisión.

La fiscal detalló que la medida también se elevará ante la Dirección de Policía Internacional (Interpol).

El plan para atentar contra el Presidente de Venezuela fue denunciado el pasado 28 de mayo por Jorge Rodríguez, quien actuó entonces como vocero del Alto Mando Político de la Revolución Bolivariana. Ese día presentó algunas de las pruebas que evidencian las conversaciones que al respecto sostuvieran los referidos ciudadanos con María Corina Machado.

"Llegó la hora de acumular esfuerzos, hacer las llamadas necesarias y obtener el financiamiento para aniquilar a Maduro" le escribió en un correo electrónico Machado a Arria, éste último -como ella- pre candidato presidencial en las primarias de la oposición en el 2012.

"Lo demás caerá solo", recalcó la exdiputada en el correo. Sobre esta propuesta, Arria luego le consultó a Pedro Mario Burelli, ex directivo de Petróleos de Venezuela cuando estaba en manos de la burguesía, quien calificó como correcta la postura asumida por Machado de asesinar al Presidente. "Esa es la actitud", le contesta Burelli a Arria, a través del correo pedro@burelli.com Entre esas conversaciones también aparece el nombre del abogado Ricardo Koesling.

Los focos de violencia (guarimbas) y el intento de promover un golpe de Estado son parte de este plan de sedición, a lo cual ahora se le ha sumado un intento de magnicidio.

En ese sentido, la fiscal recordó que las investigaciones sobre los planes de la derecha iniciaron en el mes de marzo pasado, de las cuales surgieron elementos de convicción de esas pretensiones, lo que llevó el Ejecutivo a hacer pública la denuncia.

"Existen planes políticos violentos por parte de grupos desestabilizadores, por parte de grupos que están actuando al margen de la ley", reiteró la fiscal, por lo que se accedió a citar a algunas personas, entre ellas Burelli, Koesling y Arria, pero debido a su falta a las comparecencias se libró las órdenes de captura.

Por otras parte, Ortega Díaz recordó que para el próximo lunes 16 de junio está citada a comparecer María Corina Machado, y que para el martes 17 deberá presentarse, en calidad de testigo, la ciudadana Gabriela Arellano, ésta última ante el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Planes contenidos

La fiscal indicó, asimismo, que gracias a las investigaciones, que han revelado las intensiones de la derecha, se han logrado contener los planes violentos.

Desde mediados de febrero pasado, la violencia promovida por la ultraderecha venezolana ha dejado un saldo de 42 personas asesinadas y más de 800 lesionadas, entre civiles y funcionarios militares y policiales. Además de los daños materiales ocasionados a la Nación y bienes privados.

Por otro lado, el Ministerio Público (MP) ordenó el pase a juicio de Leopoldo López, por su presunta responsabilidad en los hechos violentos registrados la tarde del 12 de febrero pasado, cuando grupos de choque atacaron la sede de la Fiscalía en La Candelaria, Caracas, después de una marcha convocada por él tras las que fueron asesinadas dos personas.

"Ahora corresponde al tribunal de juicio, fijar la oportunidad para que inicie el mismo. Esa audiencia es oral y pública. Allí cualquier persona puede estar presente y puede ver cómo se evacúan las pruebas", dijo Ortega Díaz.