martes, 24 de junio de 2014

Corte Suprema de Honduras falla declarar no ha lugar el recurso de inconstitucionalidad de las ZEDEs.

Por Adriana Peralta | PanAm Post

Según un fallo firmado el 26 de mayo, la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Honduras decidió no hacer lugar al recurso de inconstitucionalidad presentado el 8 de febrero por la abogada Marta Adelina Ávila Sarmiento en contra del establecimiento de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) en el país.

En el documento al que PanAm Post tuvo acceso, Ávila Sarmiento hizo 16 consideraciones en su recurso de inconstitucionalidad. Alegó que las ZEDEs vulnerarían el territorio de Honduras, su forma de gobierno y el interés público en general, así como el interés directo, personal y legítimo de las personas, que tienen derecho a una nacionalidad. Por lo tanto la abogada aduce que las formas constitucionales que permiten la construcción de las ZEDEs son un peligro para la vida pública y privada al menoscabar sus derechos.

Entre otras consideraciones de la abogada, se encuentran los beneficios tributarios de las ZEDEs. Ávila alegó que son inconstitucionales debido a que sólo al Congreso de Honduras le corresponde establecer impuestos y contribuciones, así como cargas monetarias públicas. Aduce también que las ZEDEs pueden ser construidas en cualquier parte del territorio hondureño y hasta en zonas limítrofes con los estados vecinos y que esto podría llevar a que el Estado pierda dominio del territorio de Honduras.

La Sala de lo Constitucional responde

Los magistrados de la Sala Constitucional de Honduras por unanimidad de votos fallaron en no hacer lugar al recurso de inconstitucionalidad. Se ampararon en los artículos 1, 4, 18, 59, 60, 80, 102, 128, 184, 185 No 2, 205, 294, 304, 313 No 5, 316 No 1, 321, 328 y 329 de la Constitución de la República de Honduras; en artículos del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en la Ley Orgánica de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico.

Guillermo Peña Panting, director ejecutivo de Fundación Eleútera declaró a PanAm Post: “La resolución de la Corte Suprema le da el puntalazo final al proceso de formalización legal y política de la Ley Orgánica de las ZEDEs, y de la misma manera a las reformas a la Constitución de la República que aprobó el Congreso Nacional de Honduras con más de 100 votos a favor, de un total de 128 diputados.”

Largo proceso legal


Luego de un primer proyecto fallido, el 23 de enero del 2013 el Congreso Nacional de Honduras aprobó la Ley Orgánica de las Zonas de Empleo y Desrrollo Económico. En contraparte a esta aprobación, el 8 de febrero de 2014 la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Honduras admitió estudiar el recurso de Ávila Sarmiento contra el decreto legislativo que permitía crear las ZEDEs y le solicitó al Ministerio Público de Honduras sus consideraciones.

El argumento de la abogada era que por medio de la implementación de las ZEDEs se violentaban los artículos 294, 303 y 329 de la Constitución de Honduras. Otro argumento utilizado en ese momento era que estas zonas afectaban disposiciones constitucionales irreformables relativas al territorio hondureño.

Junto a Ávila Sarmiento, más de 50 ONG también interpusieron un recurso de inconstitucionalidad ante la misma Sala contra las ZEDEs. En esta ocasión el apoderado legal fue Óscar Cruz, quien manifestó su inconformidad, considerando que lo efectuado por el Congreso hondureño solo fue un “cambio de nombre al proyecto y no al propósito que tienen de ceder el territorio nacional y a la inversión extranjera a las propias, normativas propias, tribunales propios y con su propio sistema fiscal”.

Cruz sostuvo que “estas ciudades no deberían estar en discusión, de hecho no existe ninguna prohibición, pero la misma sentencia que declaró la inconstitucionalidad del primer proyecto de las ciudades modelo, establece que es un proyecto que no debe retomarse, sin embargo tres meses después de dicha sentencia el Congreso con menos aprecio a la constitucionalidad del país al equilibrio institucional, procedió a aprobar el segundo proyecto de ciudades modelo”.

ZEDEs, viento en popa

La última resolución de la Sala Constitucional aporta para que el proyecto de las ZEDEs camine más rápido. Al respecto, Peña Panting de Fundación Eleútera añadió a PanAm Post: “Con ésta decisión, ahora los inversionistas y desarrolladores nacionales y extranjeros interesados en entrar al régimen de las ZEDEs, tienen el respaldo legal necesario para que seguir adelante con la implementación de sus proyectos. Los argumentos en contra que hasta ahora se utilizaban para descalificar el proyecto, han sido desvirtuados por votación unánime por el interprete último y definitivo de la Constitución de la República.”

La delegación hondureña de las ZEDES se encuentra en Corea del Sur y desarrolla una agenda de reuniones del 11 al 26 de junio que tiene programada con representantes del sector público y privado de aquel país, interesados en desarrollar la primera “ciudad modelo”. Así lo informó el diputado nacionalista por Valle, Marcos Velásquez, quien es parte de la misión integrada por representantes del Poder Ejecutivo y del Congreso Nacional de Honduras, así como por los alcaldes de Amapala, Alianza y Nacaome.

Uno de los puntos más importantes que abordará la misión de Honduras será el referente a los resultados del estudio de prefactibilidad realizado por la firma coreana Posco Plantec, en donde se determina qué zona es la mejor para la construcción de una ZEDE.

Amapala, Alianza, Nacaome y San Lorenzo fueron los preseleccionados para realizar el estudio por los expertos de la firma coreana; sin embargo, se conoció que los tres primeros fueron los elegidos para albergar el proyecto por ser parte del corredor del Golfo de Fonseca.

El puerto que contempla la primera “ciudad modelo” se construirá en Amapala, que por contar con una bahía natural reúne las condiciones de profundidad para la navegación de barcos de cualquier tamaño. El centro logístico estaría ubicado en Nacaome, mientras que Alianza está por definirse el rol que jugará.

Otros de los aspectos más importantes es conocer el interés de grupos de inversionistas coreanos por invertir en Honduras, específicamente en las “ciudades modelos” que promueve el Gobierno.