sábado, 3 de mayo de 2014

Vía Campesina de Honduras exige aprobación Ley de Reforma Agraria integral

Vía Campesina
Por Vía Campesina

La Vía Campesina Honduras se movilizó este jueves, exigiendo la aprobación de La Ley de Reforma Agraria Integral con Equidad de Género para la Soberanía Alimentaria y Desarrollo Rural, presentada al seno del Congreso Nacional, a través del diputado por el Partido Libertad Y Refundación (Libre) Rafael Alegría.
Esta propuesta de Ley ha sido socializada por las diferentes organizaciones campesinas del país, articuladas en la Alianza Campesina.

Dicha propuesta de Ley está encaminada a resolver el conflicto agrario en el país, la cual permita la solución a los grupos campesinos que están en posesión de la tierra desde hace varias décadas y aún enfrentan problemas legales al no tener sus títulos, el acoso constante de destrucción de sus cultivos, desalojos, persecución y hasta asesinatos por parte de los supuestos dueños con la venia de autoridades gubernamentales.

Según lo explicado por el Diputado y Coordinador General de La Vía Campesina Honduras Rafael Alegría, la propuesta de Ley que se introdujo en el Congreso Nacional, conlleva primero una justa distribución de los recursos naturales orientada al combate contra la pobreza en el campo, plena participación e igualdad de los campesinos y el pequeño y mediano productor con otros sectores, “los campesinos y pequeños agricultores tienen el derecho de ser empresarios del campo, producir la tierra, industrializar sus productos y comercializarlos tanto nacional como internacionalmente” dijo.

El movimiento campesino se manifestó junto con los sindicatos afiliados a las Centrales Obreras, el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), diputados del Partido Libre, encabezados por el ex presidente y diputado José Manuel Zelaya, exigiendo  la "desmilitarización" de las fuerzas de seguridad del país y apoyando un proceso de unificación de las centrales obreras, que aglutinan a 1,5 millones de trabajadores.

También se pronunciaron contra el alto costo de la canasta básica, combustibles, transporte, servicios públicos, la pobreza, el desempleo, la corrupción, la injusticia y otros problemas que afectan al país.

De igual manera exigieron “la refundación del Estado a través de una Constituyente” y el fortalecimiento de la lucha contra la impunidad y la corrupción en el país. Por su parte los trabajadores exigieron el mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo que incluya la elevación de los salarios y el fortalecimiento del sector social de la economía.

El secretario de la Central General de Trabajadores (CGT), Daniel Durón, dijo que las centrales “unificadas” brindarán al movimiento social una mayor capacidad de defensa y de propuesta.

Mientras que el Coordinador General del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) Juan Barahona exhortó a la clase trabajadora a luchar junto al resto del pueblo aglutinado en el Frente Nacional de Resistencia Popular.