miércoles, 7 de mayo de 2014

SUT-INARSA y FEMSA: Fase muy delicada de la negociación colectiva

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
Embotelladora de Coca Cola alejada de realidad económica del país

 Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA


El pasado 28 de abril, el Sindicato Único de Trabajadores de Industria Nacional de Refrescos SA (SUT-INARSA) y Coca Cola FEMSA iniciaron la etapa de arreglo directo de la negociación colectiva. Después de cinco sesiones y la firma de la mitad de las cláusulas del nuevo Convenio Colectivo, la transnacional mexicana ha presentado una propuesta económica totalmente alejada de la realidad nicaragüense.

De acuerdo con datos del Banco Central, Nicaragua cerró el bienio 2012-2013 con una inflación acumulada del 12.26 por ciento, y una tasa de deslizamiento de la moneda nacional (córdoba) con respecto al dólar del 10 por ciento.

En este mismo período, el aumento promedio del salario mínimo nacional fue del 22.27 por ciento.

“La propuesta de aumento promedio en las cláusulas económicas que está presentando FEMSA está totalmente alejada de la realidad que vivimos en Nicaragua.

Parece que solamente están pensando en sus ganancias, porque ni siquiera compensa la pérdida de poder adquisitivo acumulada durante el bienio de vigencia del Convenio”, dijo a La Rel, Francisco Bravo, miembro de la comisión negociadora del SUT-INARSA.

El dirigente sindical explicó que la comisión negociadora de Coca Cola FEMSA está integrada, en casi su totalidad, por altos directivos procedentes de otros países de la región donde la empresa opera, como Costa Rica, Guatemala y México.

De los siete integrantes, solamente uno es de nacionalidad nicaragüense.

“FEMSA se ha cerrado a la discusión. Aduce que no está teniendo la ganancia esperada y que no tiene la capacidad económica para poder aceptar nuestra propuesta, porque no sería sostenible en el tiempo y podría acarrear una reducción del personal. Eso no lo podemos aceptar”, agregó Bravo.

Aguardamos que Femsa negocie en base
a la realidad nicaragüense


Ante esta situación, el SUT-INARSA seguirá impulsando su propuesta económica hasta agotar la etapa de arreglo directo, y está listo para cualquier situación que se dé durante las próximas semanas.

“La paciencia tiene sus límites. Esperamos que la empresa entre en razón y comience a negociar en base a la realidad del país, donde controla el 69 por ciento del mercado de bebidas”, concluyó Bravo.

Coca Cola FEMSA es el mayor embotellador público de productos Coca-Cola a nivel mundial. Cuenta con más de 120 mil empleados, atiende a más de 346 millones de consumidores en 10 países de Latinoamérica y del sudeste asiático, con más de 100 diferentes marcas de bebidas.

En 2013, la transnacional mexicana registró un beneficio neto de 873 millones de dólares y una utilidad bruta de 5,517 millones de dólares, es decir un 6.3 por ciento superior al año anterior.

Fuente: Rel-UITA