viernes, 23 de mayo de 2014

Nicaragua: Daniel Ortega sin oposición para comicios 2016

Foto CCC
Por Informe Pastrán

Con las declaraciones de los Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua anoche y la elección de cargos en el estado, efectuada el 10 de Abril pasado, pareciesen terminadas las disputas electorales de las municipales del 2008 y las generales del 2011 en Nicaragua, y el Presidente Daniel Ortega no tiene ninguna oposición para presentarse como candidato presidencial en las elecciones generales del 2016.

Sectores de oposición presionaron por varias semanas a la jerarquía católica para que le arrancara al Gobierno sandinista la reversión de las reformas constitucionales ratificadas en Enero y el compromiso de convocar a una nueva elección de altos cargos en el estado. Incluso, se propuso convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, pero nada de eso sucedió anoche. Ni se habló de Constituyente, ni de revertir las reformas que están en vigencia, ni hubo compromiso de cambiar la correlación de fuerzas en el Consejo Supremo Electoral porque todos estos son hechos consumados. Tampoco se puso en el tapate la reelección presidencial continua e indefinida. 

Muy al contrario, los religiosos pidieron garantías de transparencia electoral para el 2016 y que sea electo el que los nicaragüenses deseen. “A pesar que ya habido la elección o reelección de funcionarios, pues se apunte a unas elecciones 2016 con la mayor transparencia posible para que así el pueblo nicaragüense deje de vivir en esa inquietud de que si son honestas o no son honestas y que si hay tanta popularidad como en efecto se lo hemos hecho ver, pues de la misma manera se tenga la seguridad de que haciendo elecciones bien llevadas, que no genere dudas, pues se tenga al Presidente o la Presidenta que los nicaragüenses quieren”, destacó el Presidente de la CEN, Monseñor René Sándigo.

El Partido Liberal Independiente exigió hoy una reforma al sistema electoral y por consiguiente una nueva ley electoral que defina reglas claras para próximos comicios… Los cálculos le salieron bien al Presidente Ortega, al establecer un diálogo bilateral con la Iglesia Católica, igual al que sostiene con empresarios y sindicatos, del que hoy explicó detalles la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo. En la acera de enfrente, la oposición sigue dividida por desavenencias personales y pugnas de liderazgo, con posiciones cortoplacistas, mientras que el Frente Sandinista, con alta simpatía en las encuestas, avanzó cuantitativa y cualitativamente en su proyecto político de largo plazo, con un programa económico, de desarrollo humano y de consolidación del poder político en todas las esferas, convirtiéndose el FSLN en un partido hegemónico, sin parangón en la historia republicana…

El Presidente Daniel Ortega se reconcilió anoche con la actual jerarquía de la Iglesia Católica liderada por el Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua. Hace varios años lo hizo con el entonces Arzobispo de Managua, Cardenal Miguel Obando y Bravo y varios sacerdotes que fueron expulsados del país en los años ochenta con quienes vivió una fuerte confrontación. También se ha reconciliado con los empresarios, sobre todo con el gran capital expropiado y confiscado en los ochenta y con quienes ahora mantiene una concertación de criterios y esfuerzos para desarrollar económicamente al país junto con las centrales obreras, y que le ha dado buenos resultados macro económicos. Y con los Estados Unidos sostiene unas relaciones diplomáticas de mutuo respeto y colaboración en la lucha contra el narcotráfico, la seguridad hemisférica y el desarrollo de energías renovables. Nicaragua es el único país del ALBA que tiene embajador acreditado en Washington y que ha potenciado el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos, mientras que la Embajadora norteamericana en Managua, Phillips Powers ha sido la diplomática que mejores relaciones ha tenido con un gobierno sandinista, en toda la historia…  

Con la elección de cargos en el estado el mes pasado quedó roto el bipartidismo y se establecieron acuerdos no solo entre el FSLN y dos corrientes liberales, sino también con el sector empresarial, hecho inédito, al ser electo como Magistrado de la CSJ, Carlos Aguerri Hurtado. Con este reacomodo de fuerzas, en donde el sandinismo tuvo una apertura relativa a incorporar a representantes de otros sectores, el Presidente Daniel Ortega no tiene competencia. Los competidores liberales siguen atomizados entre sí acusándose mutuamente, mientras que el líder del FSLN goza de amplio apoyo popular, una alta valoración en la gestión de gobierno y un manejo de la economía reconocido por los organismos financieros multilaterales, empresarios e inversionistas.

Todas las tensiones políticas acumuladas por las élites desde el 2010 se redujeron a la oposición más radical y a pequeños grupos integrados en la sociedad civil. La realpolitik es que gozará el Presidente Ortega de paz social y política para los siguientes dos años, impulsando un millonario plan de inversión pública para desarrollar el país. En cambio, la oposición liberal va cuesta arriba en los intentos de unificación, en donde los líderes más visibles, Eduardo Montealegre y Arnoldo Alemán mantienen posiciones irreconciliables…

“No nos presentamos ante ustedes movidos por ideología alguna, ni como políticos de profesión, ni como voceros de ningún grupo partidista, sino como servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios”, dijeron los Obispos de la Conferencia Episcopal al Presidente Daniel Ortega. Han reiterado que fue “un acercamiento humano, respetuoso, sin prejuicios y con buena voluntad” y que el documento entregado al Ejecutivo “fue acogido con mucho interés y respeto”. Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, dijo al mediodía de hoy que con el encuentro se consolida y reafirma el modelo de diálogo que prevalece en el país con todos los sectores… “Nos permitió conocer a fondo sus preocupaciones, conocer a fondo sus posiciones sobre determinados temas de la vida nacional y al mismo tiempo presentar las preocupaciones, las reflexiones de nuestro Gobierno sobre el modelo económico mundial, sobre la cultura globalizada”, manifestó…

Luego que los obispos leyeran el documento al Presidente Daniel Ortega, éste expuso a los religiosos los avances políticos, económicos y sociales del país bajo su gobierno y cómo promueve los valores cristianos, las prácticas cristianas, la cultura de familia, el amor y la unión desde la familia, la solidaridad desde la familia y de cómo el Gobierno se ha preocupado de fomentar la comprensión de la fraternidad cristiana “para aprender a vernos como prójimos, aprender a convivir y compartir, aprender a crecer juntos, aprender a desarrollar una cultura de trabajo distinta que nos permita plantearnos un presente y un futuro común, Bien Común en nuestra Nicaragua”, dijo Murillo. Indicó que Ortega “escuchó con humildad y respeto los planteamientos de los señores Obispos”…

Rosario Murillo detalló que el jefe de estado expuso a los obispos con lujo de detalles todas las políticas, programas y acciones que el Gobierno Sandinista ha venido desarrollando a lo largo de los años en ámbitos como salud y educación, sobre todo a los esfuerzos que se realizan en el tema de la educación técnica en el campo, la instalación de escuelas vocacionales, escuelas de oficio y escuelas de computación que se están abriendo en todos los municipios. Igualmente, “cómo hemos venido trabajando para fomentar lo que nosotros llamamos fe, familia y comunidad en nuestra Nicaragua”. Adelantó que se realizarán reuniones de las instituciones de gobierno con los obispos para explicarles los avances del gobierno en la educación universitaria; el tema del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, y todas las políticas y estrategias ambientales que desarrolla el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales

“Acabamos de estar (reunidos) con todos los ministros que van a preparar las presentaciones para informar en detalle a la Conferencia Episcopal a través de sus representantes o delegados, ese fue uno de los acuerdos que se tomaron ayer, para explicar y poder escuchar también sus inquietudes y sus preocupaciones”, en temas como seguridad ciudadana, migración, sistemas penitenciarios, entre otros, indicó Rosario Murillo. También anunció que los Obispos de la Costa Caribe de Nicaragua, conformaron una mesa de trabajo, en la cual se explicará los planes que están en desarrollo y los que se ejecutarán para garantizar mejoría en la vida de las familias de esa región.

El Cardenal Miguel Obando y Bravo, Arzobispo Emérito, dijo al Canal 4 que el encuentro con los obispos fue de mucho respeto, buscando el bien de Nicaragua. “Se fueron muy contentos (los obispos), fue muy cordial la reunión. Fue con mucho respeto y gran interés, abierto el señor Presidente”, dijo para agregar que “todos estos encuentros sirven para estrechar relaciones respetuosas y amistosas”.

“Se trataron temas generales, pero realmente hubo muy buena voluntad y que cualquier problema se arregla a través del diálogo que es un cauce civilizado”, indicó. “Fue una reunión muy buena, que se llevó con mucho respecto, mucha tranquilidad, los señores obispos expresaron sus puntos de vista y el señor presidente escuchaba con mucho respeto. Creo que ellos quedaron muy contentos y abrieron una puerta para seguir dialogando cuando se crea necesario”, destacó.