viernes, 2 de mayo de 2014

Manifiesto del 1° de Mayo en Honduras: una sola Central, una sola Fuerza

Fotos Luis Méndez | ALBA Movimientos
Por Centrales Obreras | FNRP

Hoy Primero de Mayo, a  60 años de la gran huelga de 1954, acontecimiento que cambió el destino social y político de Honduras colocándola en el siglo XX, venimos los trabajadores y trabajadoras, a rendir homenaje a aquellos que protagonizaron tan glorioso acontecimiento y a proclamar nuestro convencimiento de la necesidad urgente por alcanzar mayores niveles de unidad, organización y movilización para continuar la lucha, porque ni en Honduras ni en ningún otro país del mundo a los trabajadores no  pueden ni podrán derrotarnos, como lo demuestra la historia y los cambios que se operan en nuestro continente.

Es este el mejor reconocimiento  a los Mártires de Chicago en cuyo honor se estableció el PRIMERO DE MAYO; y a los Mártires de la Clase Obrera Hondureña que ofrendaron su vida por las grandes conquistas  que obtuvimos a mediados del siglo pasado, hoy en peligro.

Hoy tenemos que tener presente que la riqueza social, en el mundo, es producto del trabajo. Incluso la Constitución reconoce el trabajo como la fuente principal de la riqueza.

El capital, no produce riqueza, somos los trabajadores que con nuestra fuerza de trabajo la producimos y es esto lo que sirve de fundamento para la lucha que libramos para mejorar nuestras condiciones de vida y  trabajo, e incluso, luchar por disputar a nuestros enemigos de clase el control del poder político que les sirve de base para garantizar la explotación de que  hacen objeto a obreros, campesinos, cuentapropistas, pequeños y medianos propietarios.

La explotación, la acumulación de capital, la división de la sociedad en clases, el patriarcado y el racismo, grandes males de la humanidad, han generado, a través de la historia del capitalismo,  que unas pocas corporaciones y mafias internacionales se apoderen de las riquezas del mundo,  controlen la producción, los mercados, los recursos naturales, los servicios públicos, los medios de comunicación masivos, utilizando para sus fines, los Estados y los organismos financieros  internacionales como FMI y el Banco Mundial.

El poder acumulado por los capitalistas en muchos siglos de explotación de los pueblos, ha puesto el mundo al revés y hoy, que el sistema ha entrado en una profunda crisis, obliga a los Estados a hacerles concesiones: la privatización de las empresas estatales, la entrega de los bienes  comunes de los pueblos (territorios, aguas, bosques, minas, espectro radioeléctrico, etc.), exoneración de impuestos, y en general la desregulación del Estado y su achicamiento.

COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS:

Honduras, después del  golpe de Estado civil-militar del 2009, se ha venido deteriorando progresivamente, como sociedad y como Estado, imposibilitándolo para el cumplimiento de sus funciones  esenciales, especialmente las relacionadas con el bienestar de las grandes mayorías, porque los planes del gobierno son planes de las transnacionales y no  del pueblo.

Lo cierto es que el Estado oligárquico hondureño, concentrado y controlado por unos pocos grupos económicos, está sumido en una profunda crisis que tratan de ocultar instrumentalizando los grandes medios de comunicación, las jerarquías religiosas, las fuerzas armadas y la policía; crisis que es estructural y no mediática, agudizada por la   penetración del crimen organizado y el narcotráfico.

EL Estado estructuralmente debilitado, ha venido perdiendo soberanía y sometiéndose cada vez más a la injerencia  de la Embajada de Estados Unidos: así lo demuestran las visitas de altos funcionarios para dictar pautas  y durante las elecciones pasadas, con la presencia permanente de la Embajadora de Estados Unidos en el Tribunal Supremo Electoral. 

El régimen actual, continuador del golpe de Estado, se ha dedicado a construir una BURBUJA, dentro de la cual, según él,   vive un pueblo lleno de esperanzas,  seguridad y optimismo por sus “acertadas ejecutorias”. Se trata de crear una falsa percepción de la realidad con la complicidad de los grandes medios de comunicación. El inquilino de la casa presidencial nos vende la idea que todo lo que hace  es  correcto, que nadie lo había hecho así, que es por primera vez que se toman esas medidas, que todos los males  que padecemos se van a resolver porque él tiene el valor de enfrentarlos, etc., llegando su triunfalismo al grado de promocionar desde ya, su candidatura, para conseguir a través de una reforma constitucional, continuar en el poder  para servir a los grupos económicos que lo sostienen.

El régimen presidido por Juan Orlando Hernández,  fue apuntalado desde  antes de las elecciones generales, por los Organismos Financieros Internacionales y algunos Gobiernos de derecha,  quienes con sus préstamos han ayudado a superar algunos  problemas de déficit fiscal y han prometido más préstamos, con lo cual esos organismos y gobiernos  avalan los actos de corrupción que continúan siendo motivos de escándalo tal el caso del Instituto de Seguridad Social, Alcaldía Municipal, SOPTRAVI e INJUPEM, que no pueden quedar impunes. 

Ya se habla de que el próximo año emitirán otros mil millones de dólares en bonos soberanos para apuntalar el presupuesto. Con todos esos préstamos vamos a alcanzar niveles de deuda interna y externa nunca antes vistos, por lo que seremos presas de nuevo del chantaje de los Organismos Financieros Internacionales y más impuestos para el pueblo. Por otra parte, se sigue entregando el país, sus recursos y servicios públicos a través de COALIANZA y las Zonas Especiales de Desarrollo  que quedarían  blindadas por la Corte Suprema de Justicia, si declara sin lugar los recursos de inconstitucionalidad presentados.

Pero ese mundo de ficción se les derrumba poco a poco, porque pronto se cumplirán los cien días de gobierno y no tienen nada extraordinario que exhibir  ante la opinión pública nacional e internacional. Por el contrario, es visible la grave situación en que vive el 70% del pueblo y los diferentes sectores populares, por ejemplo:

•    La amenaza de despidos y destrucción de las organizaciones de los trabajadores del sector público como producto de las fusiones de Instituciones del Estado y el sectarismo político.

•    La precarización del trabajo al aplicar: la Ley de  Empleo Temporal por Hora que impide la sindicalización, la contratación colectiva, la estabilidad laboral  y el derecho a huelga en el  sector privado y público; y, La tercerización, temporalidad y  represión. 

•    La pérdida de las principales conquistas sociales del gremio de docentes, el control  de sus fondos de pensiones y aportaciones gremiales por la banca privada, la confrontación permanente con la dirigencia magisterial y la injerencia gubernamental en sus asuntos internos para la destrucción de sus organizaciones magisteriales.  

•    La represión permanente de los  campesinos quienes luchan por el acceso a la tierra  a costa de la persecución, encarcelamiento y pérdida de sus vidas. La falta de una autentica transformación agraria integral,  continua pesando en el atraso y dependencia del país, y afecta la soberanía alimentaria agravada con los monocultivos en perjuicio de los granos básicos, hortalizas, etc.,  para alimentar el pueblo.

•    El continuo aumento del sector informal, producto del desempleo generado por la aplicación de las políticas neoliberales, ha creado un fuerte sector de cuentapropistas sin derecho social alguno, que contribuyen a desregular el mercado laboral precarizando el trabajo, y exhibe al sistema y su modelo como generador de miseria.  

•    El incumplimiento del convenio 169 de la OIT, la criminalización y judicialización de sus luchas por la defensa de sus bienes comunes y el asesinato y encarcelamiento de varios de sus dirigentes, caracteriza la grave situación de los pueblos indígenas y negros enfrentados permanentemente al capital transnacional con sus proyectos extractivos,  turísticos y de represas que los desplazan de sus territorios ancestrales.

•    La migración forzada de miles de hondureños(as), principalmente jóvenes, continúa siendo un fenómeno social grave originado por la falta de oportunidades de empleo y educación así como las precarias condiciones de vida de sus familias. Esto es una de las tantas causas de la desintegración familiar que no le importa al régimen, porque le permite recibir las remesas en dólares que sirven de sustento a la economía del país.

•    El conjunto de estos problemas, a los que se suman los atentados contra la vida, fundamentalmente de jóvenes, mujeres, comunidad lésbico Gay,  profesionales, dirigentes y activistas populares y de organizaciones políticas desafectas al régimen, ponen en evidencia la violación permanente de los Derechos Humanos como  política de Estado.

Esta cruda realidad estamos completamente seguros que no aparecerá en el informe de los 100 días del nuevo inquilino de la casa presidencial. Este deshumanizado panorama,  nos obliga a revisar la concepción,  la estructura organizativa, la estrategia y el plan de acción del movimiento organizado de los trabajadores. 

Compañeros y Compañeras: este primero de mayo marcamos una nueva etapa en el movimiento obrero hondureño, 1954 significo el rompimiento de la opresión obrera y el inicio del Camino de Mayo, ahora, 60 años después y ante la crisis a la que nos tiene sometidos este sistema, las Centrales Obreras hemos acordado entrar en un proceso para  construir una CENTRAL ÚNICA como garantía de fuerza para enfrentar los retos, hoy más grandes y más complejos que antes del golpe de Estado pero que con seguridad, los superaremos. 

POR LAS RAZONES EXPUESTAS, ESTE 1 DE MAYO 2014 LLAMAMOS A LA CLASE TRABAJADORA A LUCHAR JUNTO AL RESTO DEL PUEBLO, AGLUTINADO EN EL FRENTE NACIONAL DE RESISTENCIA POPULAR, POR:

1. La  Refundación del Estado a través de una Constituyente como medio para   empezar a transformar la sociedad

2. La desmilitarización de la sociedad y del Estado porque la seguridad no puede reducirse sólo al resguardo de los intereses de las transnacionales, de sus socios nacionales, del sistema económico imperante y a reprimir la protesta social.

3. La autodeterminación de nuestro pueblo frente al neocolonialismo como condición para lograr la justicia, la paz, el desarrollo social, económico, político  y cultural.

4. La sustitución del modelo neoliberal por un modelo social al servicio de las mayorías. 

5. La aprobación del  proyecto de  ley de transformación agraria integral que revolucione las formas de tenencia de la tierra, la producción, la comercialización, el crédito agrícola y la obtención de insumos a los campesinos, para garantizar la soberanía alimentaria y el desarrollo del agro. 

6.  El rescate de los derechos arrebatados al magisterio y la no injerencia estatal.

7. La derogación de las leyes que atentan contra las conquistas sociales, económicas, culturales, educativas, políticas, y aquellas que atenten contra la soberanía nacional, las libertades democráticas y nos hacen más atrasados y dependientes.

8. El combate contra  toda forma de impunidad y corrupción.

9. El cumplimiento de los Convenios de la OIT referidos a la libertad sindical, contratación colectiva, derecho a huelga, seguridad social, etc.,  el Convenio 169 y el tripartismo.

10. El respeto a la vida y los Derechos Humanos.

11.  Soluciones estatales alternativas al problema energético y la implementación de medidas para regular el uso y el precio de los combustibles.

12. El mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo que incluya la elevación de los salarios y el fortalecimiento del Sector Social de la Economía.

13.  El acceso  al empleo permanente y bien remunerado y a los servicios públicos.

14.  La implementación de una política salarial, monetaria, crediticia y fiscal que  redistribuya el ingreso y la riqueza e impulse el desarrollo de las fuerzas productivas.

15.  La  unidad e integración con todos los países de la Región Latinoamericana.

16.  La  derogación,  de la ley EMPLEO POR HORA,  por inconstitucional e inhumana.
 
17. La renacionalización de los servicios públicos privatizados. El respaldo al Recurso de Inconstitucionalidad para la no municipalización ni privatización del agua.

¡RATIFICAMOS LA UNIDAD EN LA LUCHA Y LA RESISTENCIA PARA LA VICTORIA POPULAR!
¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO, EL CAMINO DE MAYO ES LA VICTORIA!
 
CONFEDERACIÓN DE TRABAJADORES DE HONDURAS, CTH
CENTRAL GENERAL DE TRABAJADORES, CGT
CONFEDERACION UNITARIA DE TRABAJADORES DE HONDURAS,   CUTH
FRENTE NACIONAL DE RESISTENCIA POPULAR, FNRP

UNA    SOLA     CENTRAL     UNA       SOLA        FUERZA