miércoles, 7 de mayo de 2014

Honduras: Familias campesinas del Bajo Aguán se oponen a que Miguel Facussé las despoje de sus tierras

MUCA
Por MUCA

Al menos 200 familias del Movimiento Campesino Refundación Gregorio Chávez (MCRGC), articuladas en la Plataforma Regional del Valle del Aguán, iniciaron ayer  (lunes) el proceso de recuperación de la tierra de la Finca Paso Aguán, ubicada en la comunidad Panamá, en el  municipio de Trujillo.

Mientras el Gobierno de Juan Orlando Hernández anunciaba públicamente la firma de un pacto agrario con un sector que no representa las necesidades del sector campesino, las bases campesinas tomaron acciones por recuperar las tierras que les pertenece.

La nota publicada en el diario la Prensa el lunes 05 de mayo, hace mención en que el Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA) está pidiendo el cese al baño de sangre, pero lo que las familias campesinas estamos exigiendo es el cese a la persecución y  criminalización de las/os  campesinos. Asimismo, el cumplimiento de los acuerdos firmados el 13 de abril del 2010 con el Gobierno de Porfirio Lobo Sosa.

Las familias campesinas se encuentran en posesión de las tierras, pero cercados por los guardias de seguridad de Corporación Dinant y miembros de la operación Xatruch, bajo el mando del coronel René Jovel Martínez y el coronel German Alfaro Escalante. Este último fue asignado como comandante de la Policía Militar de Orden Público (PMOP) de la región Noroccidental del país, pero en las últimas semanas ha estado en la región del Valle del Aguán, persiguiendo a pequeños productores y frecuentando algunas comunidades campesinas con el objetivo de profundizar la división y la crisis en las organizaciones campesinas.

Las familias campesinas de la comunidad de Panamá cuentan con el respaldo, la solidaridad y el apoyo de todas las organizaciones de la región del Aguán. 

La finca Paso Aguán ha sido utilizada como cementerio clandestino por la  guardia de seguridad de Corporación Dinant, donde en los últimos años han sido asesinados y enterrados dos campesinos. Tal es el caso de Gregorio Chávez, secuestrado el 2 de julio de 2012 y encontrado enterrado el 7 del mismo mes, y José Antonio López Lara, vecino de la comunidad de Rigores, quien  despareció el 29 de abril de 2012 y cuyo cuerpo fue exhumado el 25 de abril del 2013, por integrantes de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala y Médicos Forenses del país. En este sector también hay campesinos desparecidos desde hace varios años y aun sus familiares no han podido encontrarlos.

Llamamos a los organismos nacionales e internacionales defensores de derechos humanos  a estar vigilantes ante cualquier represión por parte de la operación Xatruch y la guardia privada de Corporación Dinant, en contra de las familias campesinas que se encuentran en posesión de la finca antes mencionada.