sábado, 31 de mayo de 2014

Guatemala: Mentiras sobre resistencia pacífica antiminera de La Puya

Prensa Comunitaria
Por Magaly Rey Sosa | Prensa Libre

Es importante aclarar cosas concretas acerca de la brutal violencia que ejerció el Gobierno de Guatemala sobre la gente de la Resistencia Pacífica de la Puya, ante la poca, y muchas veces falsa o tendenciosa, información que transmiten al respecto los medios de comunicación tradicionales. 

1. El estudio de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) que sirvió al Ministerio de Energía y Minas para otorgar la licencia de explotación Progreso VII Derivada es una verdadera porquería; a los funcionarios deshonestos o ignorantes del Ministerio de Ambiente que lo aprobaron, se les debe hacer legalmente responsables. Aprobar un EIA de minería metálica tan malo como ese puede ser criminal. La gente tiene razón de oponerse a un proyecto que pondrá en peligro su agua.

 2. Ante la corrupción del único instrumento de protección social y ambiental disponible y la evidente complicidad de (casi) todos los funcionarios del gobierno de Pérez con los mineros, los pobladores optaron por ejercer el derecho constitucional (Art. 45) que legitima la resistencia pacífica del pueblo “para la protección y defensa de derechos y garantías consignados en la Constitución”. Pacífica ha sido su resistencia, a pesar de provocaciones, amenazas y atentados en su contra. (https://www.youtube.com/watch?v=0saUqKsWw7M)

3. Jamás han obstruido camino o carretera alguna; han tapado solo la entrada a la mina que se les impone a fuerza de mentiras, engaños, sobornos —y de quién sabe qué otras conductas criminales—.

4. Se acusa a los líderes de la Resistencia de no querer dialogar, pero ellos han sostenido por lo menos 4 reuniones con funcionarios de gobierno que van desde el presidente hasta el director del sistema nacional de diálogo. Dada la tremenda desigualdad entre las partes, ponen condiciones para protegerse: la presencia de medios independientes que registren todo y no hablar con la empresa, sino con “sus” funcionarios de gobierno (http://www.ustream.tv/recorded/34299949).

5. A los ciudadanos de la Resistencia los intimidan cientos de “elementos de seguridad” fuertemente armados, protegidos con escudos , vestidos y enmascarados de negro, montados en picops negros, que —además de arrojarles gases lacrimógenos y gas pimienta— acampan y merodean por el área desde la semana pasada. (ver www.mimundo.fotorreportajes.org). El gobierno de Pérez “asigna” unas 30 patrullas y unos 200 efectivos de seguridad para cuidar los intereses mineros de manera permanente... mientras López Bonilla chilla por falta de recursos para cumplir con su obligación: cuidar a los guatemaltecos.

6. Algunos comunicadores critican la presencia de extranjeros —solidarios con el dolor de la gente— pero no dicen ni pío sobre la presencia de la extranjera compañía minera KCA

7. Hay procesos legales abiertos en contra de los activistas de La Puya, que dan risa por ridículos, pero —con el sistema de justicia como está nuevamente hoy— pueden ser peligrosos y perversos.