sábado, 5 de abril de 2014

Sánchez Cerén viaja a Honduras en medio de tensión en zona del Golfo

Por ContraPunto

El presidente electo Salvador Sánchez Cerén pondrá la guinda en el pastel a su gira por la región centroamericana, con su encuentro en Honduras este sábado con el presidente Juan Orlando Hernández, en el que el tema de los diferendos limítrofes en la zona del Golfo de Fonseca acaparará la agenda.

El anuncio fue dado a conocer luego de finalizar la reunión que Sánchez Cerén sostuvo hoy con el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, con quien abordó diferentes temas de interés regional y bilateral.

Sánchez Cerén retomó su gira por los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), con visitas previas a Panamá y República Dominicana. Según el presidente electo, la integración regional será punto prioritario en su agenda diplomática.
A principios de semana aclaró que Honduras no formaba parte en un principio de la gira, debido a “motivos de agenda”.

La visita a Honduras se da en el contexto de la disputa por la soberanía de Isla Conejo, intensificada desde el 23 de marzo cuando Honduras inauguró un helipuerto en el islote y lo proclamó como “territorio 100 por ciento hondureño”.

Entre declaraciones y contradeclaraciones de los presidentes y los cancilleres de ambos países, las tensiones sumaron un nuevo capítulo, cuando el pasado día jueves elementos de la naval hondureña agredieron a un pescador salvadoreño que realizaba su labor entre la isla Zacatillo y la Isla Meanguera, en la zona del golfo de Fonseca.

La patrulla de soldados hondureños intentaban capturar las embarcaciones,  los pescadores al verse amenazados se dispusieron a levantar las redes de pesca cuando fueron atacados con armas de fuego por los soldados. La embarcación presentó al menos tres impactos de bala, fusil m-16, utilizado por los efectivos hondureños, el nombre del pescador lesionado es Emilio Molina, residente de la zona.

Los guardacostas hondureños procedieron a detener a los cinco pescadores oriundos de la isla Zacatillo (territorio salvadoreño) y trasladaron a Emilio Molina a recibir atención médica en Honduras.

Por este hecho, la Cancillería de El Salvador mostró su preocupación por medio de un comunicado, en el que asegura a solicitado a las autoridades hondureñas hacer una investigación exhaustiva de los hechos para determinar responsabilidades. Según las autoridades, existe un protocolo de actuación en un Memorándum de Entendimiento que dicta los procesos operativos entre las Fuerzas Navales de El Salvador, Honduras y Nicaragua en el que no se contempla el uso de fuerza o armas de fuego al momento de realizar una detención.

Sánchez Cerén ha señalado que respalda las decisiones del presidente Mauricio Funes en torno al conflicto con Honduras. Funes confía en que el diferendo se resuelva en la instancia trinacional creada por El Salvador, Honduras y Nicaragua, para convertir al Golfo en “zona de paz y desarrollo”.

Por tal motivo, tanto el mandatario actual como el entrante sostienen que Honduras ha actuado unilateralmente al construir el helipuerto en Isla Conejo y pretender iniciar una ruta turística en la zona.

El secretario del SICA y próximo canciller salvadoreño, Hugo Martínez, intentó este viernes aplacar la situación al alegar que “en el 2013, Honduras pasó a ser socio comercial principal de El Salvador”, lo que según el diplomático refleja que “hay una relación muy estrecha no solo de comercio, hay raíces comunes, culturas comunes” entre ambos países. Asimismo señaló que los países centroamericanos son pueblos hermanos: “tanto Honduras como Guatemala y Nicaragua son los países vecinos y hay también un vínculo más estrecho”.