lunes, 21 de abril de 2014

Muere «Huracán» Carter, simbolo de la justicia racista en EEUU

antena3.com
Por Contrainjerencia

El exboxeador norteamericano Rubin «Huracán» Carter (6 de mayo de 1937) murió este domingo en Toronto, a los 76 años de edad, tras una larga pelea contra el cáncer de próstata, la última de una vida llena de lucha y sacrificio ante la adversidad y la injusticia tras pasar casi 20 años entre rejas por un triple asesinato que nunca cometió y por el que fue condenado erróneamente en 1966.

Rubin Carter era uno de los púgiles más prometedores del mundo del boxeo cuando fue detenido, con apenas 29 años, y acusado en su ciudad natal, Nueva Jersey, por un crimen con tres fallecidos en el Bar Lafayette de su localidad natal. El juez le condenó a prisión y allí estuvo 19 años, mientras su pelea contra aquella injusta condena se hacía tan famosa que llenaba las librerías de éxitos.

Bob Dylan le escribió una canción inmortal (aquella que martilleaba con el famoso estribillo «Here comes the story of the Hurricane…») y hasta Hollywood produjo una película en 1999 que le otorgó a su protagonista, Denzel Washington, un Globo de Oro y la candidatura al Oscar.

Después de ser puesto al fin en libertad, en 1985, por anulación de condena, se asentó en Toronto gracias a la ayuda de un grupo de canadienses y allí vivió hasta su muerte envuelto en una constante pelea contra casos similares al suyo, como el último que tenía entre manos, el de David McCallum, condenado a 28 años de cárcel por un asesinato que no cometió.

Mientras estaba en prisión el “Huracán” escribió un libro con su biografía que tituló “El Decimosexto Round”. Fue su forma de decirle al mundo que era inocente y de pedir ayuda a todas las personas dispuestas a escucharle fuera de los muros de prisión. Este fue leído en 1980 por un joven de 15 años que luego sería un gran abogado… su nombre es Lesra Martin y pagó por el 25 centavos. Para entonces, los recursos presentados por la defensa de Carter contra su condena ya habían sido rechazados hasta en 2 ocasiones.

   “No estoy en la cárcel por asesinato. Estoy en la cárcel porque soy un negro en los Estados Unidos de América, donde quienes ostentan poder sólo permitirían a un negro ser un bufón o ser un criminal”, Rubin Carter en una entrevista concedida en 1975

En la calle fueron numerosas las manifestaciones y protestas contra su condena, durante las décadas de los 60 y 70, en las que tomaron parte personas de la talla de Bob Dylan o Mohammed Ali. Sin embargo, fue el joven Lesra Martin quien logró involucrar a una serie de personas que trabajaron en el caso hasta que en noviembre de 1985 obtuvieron una sentencia favorable y Rubin “Huracán” Carter fue liberado. Consiguieron demostrar que las pruebas presentadas habían sido manipuladas y que el “Huracán” no estaba en la escena del crimen cuando se produjeron los asesinatos.  El juez de Nueva Jersey que lo liberó declaró en la sentencia que la condena de Carter “estaba basada más en el racismo que en la razón”.

   Rubin “Huracán” Carter: “Aquel que se queja de la falta de oportunidades olvida que a veces las puertas pequeñas dan paso a grandes habitaciones”.


Carter salió de la cárcel, con 48 años, y desde entonces dedica su vida a combatir injusticias como las que él vivió. Hasta 2005 presidió la Asociación para la Defensa de los Condenados Injustamente (ADWC, siglas en inglés) y hoy da charlas por todo el mundo. Además es un firme activista en contra de la pena de muerte. Desde que se revisó su caso, más de un centenar de condenados han podido dejar el corredor de la muerte porque eran inocentes.

* En Estados Unidos el 63% de los presos son negros o hispanos. Las personas de color tienen 17 veces más probabilidades de acabar en prisión que los blancos.