jueves, 24 de abril de 2014

Huelga en el sector contrucción paraliza más de 400 obras en Panamá

prensa-latina.cu
Por PL | ALBA TV

El Sindicato de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) de Panamá criticó la actitud negativa de la Cámara del ramo y anunció el inicio de una huelga que, en su primer día, logró paralizar unos 400 proyectos.

El paro afectó también los trabajos de ampliación del Canal de Panamá, proyecto que registra un retraso de un año debido al conflicto entre la Autoridad del Canal y Grupo Unidos por el Canal.

El Suntracs fustiga a la Cámara de la Construcción por usar, en un comunicado oficial, un tono de quienes se sienten amparados por el Gobierno y en el cual repite los clásicos infundios con los que se ataca a la dirigencia sindical.

En una declaración que circula en los medios de prensa, el Suntracs acusa a aquel organismo de pretender, mediante la amenaza y el chantaje, infundir una especie de terrorismo mediático haciendo ver las justas aspiraciones de trabajadores como algo imposible, exorbitante y descabellado.

Denuncian que la Cámara se niega a reconocer las legítimas demandas de los obreros por mejores salarios y condiciones de trabajo en un país donde el costo de la vida ha alcanzado niveles incomparables, con un aumento de 41 por ciento desde 2006 a 2013 y de la canasta de alimentos de 64 por ciento.
 

En contraste, añade, la industria desarrolla cada vez proyectos de construcción más grandes, complejos y riesgosos para los obreros, sin que tenga un reflejo en los salarios.

El secretario general del sindicato, Saúl Méndez, indicó que la medida de presión se mantendrá hasta que firmen un acuerdo con la Cámara Panameña de la Construcción, y advirtió de que no acatarán cualquier decisión que tome el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel).

Los obreros solicitan un aumento salarial de 80% durante los cuatro años que dure la convención colectiva, mientras que los empresarios aumentaron a 21% su oferta.

Suntracs señala que su accionar no está determinado por las elecciones, ni son los culpables de que las negociaciones de la nueva Convención Colectiva coincida con el período electoral, y por consiguiente defenderán las aspiraciones obreras hayan o no comicios.

Por su parte, el Ministerio de Trabajo, que media en el conflicto, llamó a un acuerdo entre las partes por la tranquilidad de la ciudadanía.